En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El presidente de Zimbabue anunciará la fecha de las elecciones a finales de mayo
...leer más...

Dos pacientes con ébola recuperados y fuera de peligro
...leer más...

El Fiscal general de Etiopía demandará a la compañía holandesa HPFI por la patente del grano de teff
...leer más...

Cumbre del Congreso Nacional Africano sobre la propiedad de la tierra en Sudáfrica
...leer más...

El presidente de Ghana recibirá a la oposición de Togo
...leer más...

Aumenta a 46 el número de los casos del ébola en República Democrática del Congo
...leer más...

Las trenzas, identidad y rebeldía afro en Panamá
...leer más...

Sudán y Qatar analizan la implementación del proyecto del puerto de Suakin
...leer más...

El BMCE Bank of Africa galardonado por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo
...leer más...

El gobierno de Uganda todavía no aprueba el reclutamiento de médicos cubanos
...leer más...

Los obispos piden diálogo para solucionar la crisis humanitaria en la zona anglófona de Camerún
...leer más...

Las asociaciones LGBT de Cabo Verde lanzan una petición a favor del matrimonio homosexual
...leer más...

Una línea de crédito española financia proyectos de salud en Angola
...leer más...

Se señalan algunas irregularidades en la jornada de votación del Referendum de Burundi
...leer más...

Eritrea renueva las acusaciones a Sudán, Etiopía y Qatar de apoyar a los grupos yihadistas
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Frank Westerman “El valle asesino” y el origen de los mitos, por Roge Blasco
...leer más...
Portugal y su periplo africano, por Omer Freixa
...leer más...
El fotógrafo Mário Macilau explora nuevos lenguajes, por Wiriko
...leer más...
Extranjeros en su propia tierra, por Nestor Nongo
...leer más...
Inapropiados e inapropiables: ¿Puede el arte seguir siendo crítico?, por Literafricas
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

El debate de Accra podría hacer que a los líderes africanos les gusten más los medios
25/06/2007 -

El Presidente de Suráfrica, Thabo Mbeki, ha confirmado que habrá un debate entre cinco presidentes africanos y los periodistas durante la cumbre de la Unión Africana, en Ghana en julio.

Según el Presidente Mbeki, esto es una señal de que los líderes del continente, en su mayor parte, tienen una actitud progresiva hacia los medios. Bueno, no exactamente.

Mientras que los líderes pueden estar dispuestos a debatir con los periodistas, de vuelta en casa casi todos ellos han rechazado enfrentarse al reto de un debate durante las campañas electorales. Por ejemplo, durante las elecciones de 2001 en Uganda, se planificó un debate. Se enviaron las invitaciones y el Centro Internacional de Conferencias se equipó para la ocasión. Se dispusieron los asientos, y los invitados, entre los cuales había muchos embajadores, llegaron pronto para coger un buen sitio. El ambiente estaba cargado anticipación. Únicamente el un poco extravagante pero serio Muhammad Kibirige Mayanja ocupó su asiento en el estrado a la hora acordada. El principal opositor, Kizza Besigye, merodeaba por el vecindario. Pero el hombre que se aferraba a la corona, el Presidente Yoweri Museveni, no apareció. Se había asegurado de estar lo más lejos de Kampala que pudo. Pronto, la visión de las sillas vacías llegó a ser algo difícil de soportar, y la audiencia se fue disolviendo poco a poco en la noche.

Sus agentes dijeron, y no les faltaba razón, que el debate no era obligatorio ni por la ley electoral ni por la costumbre nacional, y era una distracción innecesaria. En privado, los estrategas de Museveni dijeron que se había mantenido lejos del debate porque los únicos que ganarían algo serían sus rivales.

Si se hubiese presentado al debate, tanto si era mejor que ellos como si no lo era, explicaron, el efecto hubiera sido elevar el estatus de los oponentes, ya que eso les hubiera permitido “parecer presidenciales”. Por otra parte, al presidente no se le habría pegado nada de valor de sus rivales.

En 2006, hubo un debate, si es que puede llamarse así. Sin embargo, los candidatos presidenciales tampoco se presentaron. Enviaron a sus subordinados y compinches.

Si el debate de Accra se celebra y resulta bien, dos cosas buenas pueden salir de él. Primero, podría abrir el apetito de algunos líderes africanos por un enfrentamiento similar, cara a cara de vuelta en casa. Segundo, podría resultar ser una buena manera de abordar asuntos de gran importancia como la Federación Política del Este de África. La comparecencia de los Presidentes Pierre Nkuruziza (Burundi), Mwai Kibaki (Kenia), Paul Kagame (Ruanda), Jakaya Kikuete (Tanzania) y Yoweri Museveni (Uganda) enfrentándose a las críticas del proyecto del Este de África en directo por la televisión, a pesar de la obvia variedad de aptitudes para el debate, podría ser justo lo que necesita la región para influenciar a la gente en favor de la integración.

El único grupo que necesita preocuparse, y mucho, por los resultados del debate de Accra son los medios de comunicación africanos. Mientras los líderes africanos tienes en su equipo a gente como Mbeki, Meles Zenawi de Etiopía, y, sí, Robert Mugabe, de Zimbabue, los medios tienen para competir con ellos una formidable mezcla de astucia intelectual, temperamento voluble y volatilidad.

El que, particularmente, la mayor parte de los lectores de periódicos no saben es que tras esas letales e incisivas historias y columnas hay gente que tiende a encogerse cuando les toca estar en primer plano. Son coherentes y tienen agudeza mental cuando están sentados ante sus ordenadores, pero cuando se suben a un gran escenario, tienden más a caer en farfullos indescifrables.

Por supuesto, podríamos ganar este debate fácilmente si las reglas permitieran a los periodistas ser agresivos e irreverentes, tanto en un debate como al hacer preguntas. Pero es muy improbable que pase esto, porque, de nuevo, uno de los más dramáticos cambios en las salas de prensa de África, en los últimos años, ha sido el aburguesamiento de los periodistas.

El redactor malhablado, bebedor y fumador empedernido, sin miedo a nada en el mundo es una especie en extinción. La mayoría de los redactores de hoy vienen a trabajar con traje y corbata, no dicen palabrotas, llevan el pelo bien cortado, y algunos incluso juegan al golf. Bastantes de ellos también son monógamos.

Charles Onyango Obbo

Charles Onyango-Obbo es un redactor jefe de Nation Media Group. Email: cobbo@nation.co.ke

East African

Fundación Sur


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios