En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Transiciones posconflicto y justicia transicional en Uganda, por Lázaro Bustince
...leer más...
Visión de UNITA del estado de Angola
...leer más...
Alemania reconoce su genocidio en Namibia, por Carlos Font Gavira
...leer más...
África en la agenda externa de la administración Macri (junio 2016 - junio 2017), por Carla Morasso
...leer más...
España y la exportación de armas: “Verba, non res”, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Reunión de la Internacional Socialista en Cabo Verde
...leer más...

La empresa Saipem se adjudica un contrato de gasoducto de 100 millones de dólares en Guinea Ecuatorial
...leer más...

Incendio en el hospital de Mombasa tras la explosión de una botella de gas
...leer más...

Nueva ginebra sudafricana aromatizada con excremento de elefante
...leer más...

La sequía amenaza al ganado en la zona oeste de Zimbabue
...leer más...

La seguridad alimentaria en Sudáfrica se ve amenazada por la falta de lluvia
...leer más...

Gabón solicitará al FIDA un préstamo de 35.000 millones de francos CFA para financiar el desarrollo agrícola y rural
...leer más...

El cantante marfileño Bebi Philip insta a sus fans a protegerse contra los ciberataques
...leer más...

Strictly Silk, el festival exclusivo para mujeres en Nairobi
...leer más...

Dos ministros namibios dimiten por presunta corrupción en la industria pesquera
...leer más...

La modificación de la ley orgánica argelina crea polémica
...leer más...

Mueren seis campesinos en una emboscada en la frontera entre Tanzania y Mozambique
...leer más...

Senegal debuta con victoria frente al Congo
...leer más...

Llamamiento del Papa Francisco ante la situación en Burkina Faso
...leer más...

El reembolso de los eurobonos con valor de 400 millones de dólares pondrá a prueba los límites de la economía ruandesa
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Lucía Asué Mbomio Rubio. Hija del camino., por Roge Blasco
...leer más...
¿Habrá agua para todos y para todo?, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Publicado el libro «Pedro Páez y las Fuentes del Nilo Azul». por Mario Lozano Alonso
...leer más...
África tras la Guerra Fría, por Omer Freixa
...leer más...
La pesadilla del pueblo de Obi, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Cultura > Cuentos y relatos africanos >

-

Reche, Paquita

Nació en Chirivel (Almería). Estudió Magisterio en Almería, Licenciaturas de Pedagogía y de Filosofía, en la Complutense de Madrid.

Llegó por primera vez a Africa en 1958 (a Argelia): después estuvo en Ruanda, Guinea Ecuatorial y desde el 1975 en Burkina Faso.

En África trabajó como profesora en el Instituto Catequético Lumen Vitae de Butare, Profesora de enseñanza secundaria de español y filosofía; Universidad Popular (filosofia). También ha colaborado con Asociaciones de mujeres y con niños de la calle en Burkina Faso.

Está en España desde 2004, actualmente, en Logroño. Colabora con la revista de los misioneros de África "Africana", Los Comités de Solidaridad con África Negra y con Rioja Acoge.

Ver más artículos del autor

Sabiduría africana . La tortuga vence a la liebre : Cuento Bemba, adaptado y presentado por Paquita Reche, mnsa
12/01/2011 -

Recibí este cuento hace muchos años de una compañera que había pasado muchos años en África del Este. El fondo del cuento pertenece a la tradición bemba. Este pueblo originario de la región de Kola en RDC, se extiende por Tanzania, Zambia, Zimbabwe y Malawi.
El cuento pone en escena a dos animales muy distintos por su morfología: La liebre y la tortuga. Simbolizan respectivamente la rapidez y la lentitud. Los dos tienen en común y representan la inteligencia y la astucia, pero los vicios que encarna la primera: vanidad y precipitación hacen que pierda la apuesta de vencer en una carrera. El cuento quiere dar una lección de lo importante que es la solidaridad y la unión

“Todos sabéis que la tortuga es el animal más lento que existe y la liebre uno de los más rápidos”.
El viejo bemba carraspeó para atraer la atención de sus nietos que, como cada tarde, se reunían para escuchar las interesantes historias que contaba y de las que aprendían tantas cosas.

¿Pensáis que la tortuga puede ganar una carrera a la liebre?
Carcajadas y protestas de los mayores.
¡Imposible! ¡No! ¡No!
Los pequeños abrían los ojos como platos.
Se hizo silencio y el viejo continuó:
Pues bien, un día la tortuga ganó una carrera a la liebre.
Escuchad como sucedió.
Cada vez que la liebre encontraba a la tortuga se mofaba de ella:
- “! A ver cuando aprendes a correr!

Y así un día y otro día. Y otro y otro…La tortuga estaba hasta el mismísimo caparazón de tantas bromas y tantas burlas, pero como era muy astuta decidió dar una lección a inteligente y vanidosa liebre, que tan cruel era con ella.
Un día la esperó en el camino y le dijo:
- Liebre, siempre te estás burlando de mi diciendo que no se correr..
¡Apuesta lo que quieras a que te gano una carrera!

La liebre, torciéndose de risa aceptó la apuesta y apostó un ternero.
Segura de su triunfo, la liebre dejó que la tortuga fijara el itinerario el día y la hora de la carrera. Con mucha seriedad la tortuga dijo:
- Correremos hasta aquella palmera, luego hasta el charco; del charco a la peña del prado y volveremos aquí.

La tortuga buscó a su marido y le explicó la situación.
- ¿Cómo harás si no puedes correr?
- Llama a mis hijos y os explicaré lo que hay que hacer.
Papá tortuga y sus hijos escucharon atentamente la explicación de mamá tortuga. El día convenido al salir el sol, la liebre y la tortuga se reunieron. La liebre se lanzó con gran ímpetu y cuando llegaba cerca de la palmera, oyó con sorpresa la voz de la tortuga:
- ¿Dónde estás amiga liebre?

La liebre continuó corriendo aún más deprisa. No podía comprender cómo la tortuga estaba tan cerca de ella.

Cuando se acercaba al charco oyó de nuevo:
- ¿Dónde estás amiga liebre?
Al llegar a la piedra grande oyó otra vez:
- ¿Dónde estás amiga liebre?

Sin comprender lo que pasaba y al límite de sus fuerzas corrió aún más deprisa hasta el punto de partida, en dónde una voz burlona la interpelaba:
- ¿Qué te pasa hoy perezosa, no decías que me ganarías la carrera?

Avergonzada y muy cansada la liebre tuvo que reconocer que la tortuga había ganado la carrera y le entregó el ternero.

¿Que había pasado?

La tortuga que no puede correr había elaborado un plan con la ayuda de los suyos para vencer a la liebre.

No se había movido del punto de partida.

La liebre, con las prisas por correr, y segura del triunfo, no se había dado cuenta que quienes le habían hablado en la palmera, en el charco, en el peñón, no había sido la tortuga, habían sido su marido y sus hijos. Ellos la esperaban allí, mientras la tortuga madre estaba tranquilamente en el punto de partida.

La familia de la tortuga que se había unido para ganar a liebre se unió para festejar el triunfo comiéndose el ternero.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios