En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Refugio por causas medioambientales:África en el olvido - Estudio de casos
...leer más...
imforme INFANCIA MIGRANTE " Derechos Humanos en la Frontera Sur 2019:, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía-APDHA
...leer más...
Transiciones posconflicto y justicia transicional en Uganda, por Lázaro Bustince
...leer más...
Visión de UNITA del estado de Angola
...leer más...
Alemania reconoce su genocidio en Namibia, por Carlos Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El ex primer ministro Abdelmadjid Tebboune elegido Presidente de Argelia
...leer más...

Haftar advierte que la "Hora cero" ha llegado a Trípoli
...leer más...

Argelia espera los resultados de las elecciones presidenciales
...leer más...

La sudafricana Zozibini Tunzi elegida Miss Universo
...leer más...

Dos muertos por inhalación de substancias tóxicas en Angola
...leer más...

Atacado un hotel en Mogadiscio
...leer más...

El sistema sanitario ruandés se digitaliza
...leer más...

Un barco togolés naufraga en las costas de Túnez
...leer más...

Un accidente ferroviario en Botsuana acaba con la vida de dos personas
...leer más...

Ofensiva aérea en Nigeria acaba con 30 militantes de Boko Haram
...leer más...

Al menos 71 soldados muertos en un mortal ataque a un campamento militar en Níger
...leer más...

Las elecciones presidenciales en Argelia concentrarán a más de 24 millones de votantes
...leer más...

Sensibilización sobre Derechos Humanos: 600 jóvenes capacitados en Brazzaville
...leer más...

Caddy Adzuba: La maldad del ser humano en la búsqueda de la riqueza está patente en la República Democrática del Congo
...leer más...

Ghana envía al Reino Unido el tercer mayor número de estudiantes de África
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Economía azul: la alternativa para el desarrollo económico de los Estados insulares africanos, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
Dictaduras digitales en África Subsahariana , por Fernando Díaz
...leer más...
Sonia Fernández Quinconces literáfricas., por Roge Blasco
...leer más...
La odisea del cayuco, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Fútbol para fortalecer el español en Abiyán, por Chema Caballero
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

El Congo no es Bélgica
15/10/2010 -

Una vez más la RDC (República Democrática del Congo) acaba de demostrar al mundo que, en su territorio, los derechos humanos están lejos de ser una garantía. El pasado 2 de junio, Floribert Chébeya, presidente de la ONG de defensa de los derechos humanos "La voix des sans voix", fue encontrado muerto en dudosas condiciones.

A este crimen, algo oscuro hasta ahora, se añade otro sin duda demás. Armand Tungulu Mudiandambu, de treinta años, murió detenido en las celdas de la Guardia Republicana. La razón de su arresto hasta su muerte fue la de haber arrojado una piedra a un coche blindado a bordo del cual se encontraba el presidente Kabila.

Conviene sin duda señalar que el acto de arrojar piedras a una autoridad es reprensible por varias causas. Y por ello debe ser condenado conforme a la ley si es necesario. Sin embargo, tiene que ser la justicia quien decida sobre los hechos para encontrar la sanción apropiada. En el caso de Tungulu, esta norma no se ha respetado.

Si no, ¿qué hacía Mudiandambu, o más bien, qué se estaba haciendo con él en las celdas de la Guardia Republicana desde su arresto del 29 de septiembre hasta su muerte? ¿Tan despistadas son las instituciones judiciales congoleñas que hasta un asunto de sus competencias es relegado a la tarea de los soldados en cuyas funciones no está incluida la judicial?

Nos atrevemos a esperar que no. Y además, ¿quién o qué ha matado a Tunghulu? ¿Se ha suicidado realmente, como ha anunciado el poder de Kinshasa, o ha sido a consecuencia de torturas?

Esperando una posible autopsia, todo lleva a pensar que la última tesis es la más creíble ya que, como afirman numerosos testigos de la escena, en el momento de su arresto el malogrado fue duramente maltratado.

¡Pobre Mudiandambu! Ha debido confundir Bélgica, donde pasó buena parte de su vida, con su Congo natal. Sin embargo, no es ni el primero ni el único en cometer semejante acto.

Que ello no sirva de comparación alguna que dé razones a Tungulu para justificar o animar a actos de este tipo. Únicamente, un tiempo antes que él, un tal Mountazar Alzaydi, periodista iraquí, arrojó sus zapatos a Georges W. Bush, presidente de la potencia mundial más grande, Estados Unidos de América.

El 13 de septiembre de 2009, el presidente de gobierno de Italia, Silvio Berlusconi, vio sus dientes rotos y su nariz fracturada a causa de una agresión con una estatuilla.

Además, agresiones verbales entre dirigentes, encontramos a diario. Pero que se recuerde, ninguno de estos agresores ha conocido la suerte de Tungulu. El joven de 30 años olvidó sin duda que los dos continentes, Europa y África, están muy lejos el uno del otro no solamente a nivel de desarrollo, sino también en materia de derechos humanos.

Si no, ningún congoleño, incluso bajo los efectos del alcohol, habría cometido el fatal error de expresar su descontento arrojando una simple piedra al coche blindado del Presidente.

Mudiandambu, sin duda influido por la democracia occidental, no ha entendido desafortunadamente que en “las repúblicas muy, muy republicanas de Gondwana", expresión que le costó muy cara al humorista Mamane, el presidente es como un semi dios. En algunos países, ni si quiera su nombre se pronuncia en cualquier lugar, ni en cualquier momento o de cualquier modo.

Boulkindi Couldiati

Publicado en Le Pays, Burkina Faso, el 4 de octubre de 2010.

Traducido por Marina Javierre Limón, para Fundación Sur.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios