En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
14.000 mujeres ya se benefician de los partos gratuitos en Gabón
...leer más...

La alianza alrededor del presidente de Nigeria se desmorona
...leer más...

Nueva Ley de partidos políticos en Benín
...leer más...

El plan antihepatitis de Senegal
...leer más...

37 nuevos motoristas de Policía Nacional en Malí
...leer más...

El Samu gabonés obtiene una incubadora móvil para salvar a los recién nacidos
...leer más...

Representantes electos de Vgayet creen que las visitas ministeriales son negativas para la región
...leer más...

El Presidente de Benín obliga a los médicos a elegir entre el sector público o el privado
...leer más...

Crisis de los medios de información públicos en Senegal
...leer más...

1700 agentes de seguridad penitenciaria sin sueldo durante 3 años en Gabón
...leer más...

Los responsables de salud de Guinea tratan el tema de la resistencia microbiana
...leer más...

Seminario para primeras damas sobre la Lucha contra el cáncer en agosto en Uagadugú
...leer más...

Asesinado el obispo copto ortodoxo Epiphanius, abad del monasterio de San Macario en Egipto
...leer más...

El Gobierno recibe a 159 repatriados malienses provenientes de Libia
...leer más...

El presidente de Burkina Faso Kaboré se despide de la representante en el país del FMI
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Esta historia es verdadera desde que la inventé, por Literafricas
...leer más...
Karlos Zurutuza tierra adentro en Libia, por Roge Blasco
...leer más...
Ecos, por Ushindi
...leer más...
El Imán que salvó la misión Católica, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Por qué Mandela es un héroe global, por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Noticias >

Reacciones ante el informe de la ONU. Atrocidades en RDC: Kinshasa reclama justicia.
5 de octubre de 2010

Por fin el informe tan esperado se ha hecho público el 1 de octubre. Ni el chantaje de Kigali ni la amenaza de Kampala han disuadido a la ONU para silenciar las denuncias hechas por el Alto Comisariado de la ONU sobre derechos humanos. Ha llegado el momento de la justicia nacional e internacional. “Las víctimas congoleñas merecen justicia y que su voz sea oída”, ha sido la reacción del embajador congoleño en la ONU, tras la publicación del informe.

El informe de 550 páginas hace el inventario de 617 violaciones graves de los derechos humanos y del derecho internacional, cometidas por actores estatales y no estatales. Decenas de miles de personas han sido matadas, otras violadas, mutiladas o víctimas de otras violencias.

La Sra Pillay, alta Comisaria, espera que “ahora que se ha publicado el informe, sea examinado atentamente, sobre todo respecto a las medidas que propone para que los autores de los actos respondan. Las víctimas lo merecen”. Como autores de la tragedia figuran en orden de importancia las fuerzas armadas de Ruanda, Uganda, Angola, Zimbabwe, Burundi y Chad. Ejércitos que intervinieron en la RDC unos al lado de los rebeldes otros al lado del gobierno legal. Se señalan también 21 grupos armados congoleños que en una impunidad total se han ilustrado cometiendo violaciones.

DIEZ AÑOS DE ATROCIDADES

El informe pone de relieve en primer lugar las violaciones contra las poblaciones civiles y singularmente contra mujeres y niños. Por otra parte, describe “ataques aparentemente sistemáticos” dirigidos contra refugiados ruandeses hutu y poblaciones hutu congoleñas; algo que podría calificarse de genocidio, si los hechos fueran probados ante un tribunal competente.

Diez años de atrocidades son el tributo pagado por la RDC desde la invasión de los ruandeses hutu que huían del ejército de Paul Kagame tras el genocidio de 1994. El informe subraya que “dejar que perdure esta situación corre el peligro de crear una generación que no habrá conocido más que la violencia como medio de resolución de conflictos”.

Muy prudente, el informe no trata “ni de establecer responsabilidades individuales ni de lanzar reprobaciones, reproduce con toda franqueza los relatos a menudo chocantes de las tragedias vividas por víctimas y testigos”. “Quiere ser un primer paso hacia un proceso de verdad, a veces dolorosa pero necesaria. Y mira al futuro identificando varios caminos que podría tomar la sociedad congoleña para impedir que semejantes atrocidades se reproduzcan”.

El informe trata de ayudar al gobierno congoleño y a la sociedad civil congoleña para que se elaboren mecanismos de justicia y reformas institucionales que permitan sentar las bases de una paz duradera y sólida. Ello implica la identificación de las opciones judiciales para hacer justicia y poner fin a la impunidad generalizada de las personas responsables de crímenes graves.

Ruanda ha reaccionado rápidamente contra el informe, lo mismo que Uganda. Burundi opina que el informe está destinado claramente a desestabilizar la región.

Los congoleños deberían centrarse en los asuntos domésticos y seguir las indicaciones del Alto Comisariado de la ONU para los derechos humanos, ya que el informe quiere contribuir a ayudar al gobierno de la RDC a erradicar la cultura de la impunidad, que es lo que ha permitido las violencias.

(Resumen de un artículo publicado por Le Potentiel 02/10/2010)

Traducido por Ramón Arozarena.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios