En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
14.000 mujeres ya se benefician de los partos gratuitos en Gabón
...leer más...

La alianza alrededor del presidente de Nigeria se desmorona
...leer más...

Nueva Ley de partidos políticos en Benín
...leer más...

El plan antihepatitis de Senegal
...leer más...

37 nuevos motoristas de Policía Nacional en Malí
...leer más...

El Samu gabonés obtiene una incubadora móvil para salvar a los recién nacidos
...leer más...

Representantes electos de Vgayet creen que las visitas ministeriales son negativas para la región
...leer más...

El Presidente de Benín obliga a los médicos a elegir entre el sector público o el privado
...leer más...

Crisis de los medios de información públicos en Senegal
...leer más...

1700 agentes de seguridad penitenciaria sin sueldo durante 3 años en Gabón
...leer más...

Los responsables de salud de Guinea tratan el tema de la resistencia microbiana
...leer más...

Seminario para primeras damas sobre la Lucha contra el cáncer en agosto en Uagadugú
...leer más...

Asesinado el obispo copto ortodoxo Epiphanius, abad del monasterio de San Macario en Egipto
...leer más...

El Gobierno recibe a 159 repatriados malienses provenientes de Libia
...leer más...

El presidente de Burkina Faso Kaboré se despide de la representante en el país del FMI
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Esta historia es verdadera desde que la inventé, por Literafricas
...leer más...
Karlos Zurutuza tierra adentro en Libia, por Roge Blasco
...leer más...
Ecos, por Ushindi
...leer más...
El Imán que salvó la misión Católica, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Por qué Mandela es un héroe global, por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Cultura > Cuentos y relatos africanos >

-

Reche, Paquita

Nació en Chirivel (Almería). Estudió Magisterio en Almería, Licenciaturas de Pedagogía y de Filosofía, en la Complutense de Madrid.

Llegó por primera vez a Africa en 1958 (a Argelia): después estuvo en Ruanda, Guinea Ecuatorial y desde el 1975 en Burkina Faso.

En África trabajó como profesora en el Instituto Catequético Lumen Vitae de Butare, Profesora de enseñanza secundaria de español y filosofía; Universidad Popular (filosofia). También ha colaborado con Asociaciones de mujeres y con niños de la calle en Burkina Faso.

Está en España desde 2004, actualmente, en Logroño. Colabora con la revista de los misioneros de África "Africana", Los Comités de Solidaridad con África Negra y con Rioja Acoge.

Ver más artículos del autor

Cuento ruandés, El verdadero amigo . presentado y traducido del francés por paquita Reche, mnsda
27/09/2010 -

Los filósofos modernos han definido al hombre africano como un “ser-con los otros”. Esta misma idea la expresa de modo gráfico un proverbio de Burkina Faso: “El hombre es un árbol, los otros son las raíces”.
En efecto, el hombre aislado ni puede concebirse ni puede existir, su vida tiene y toma sentido por la relación. La vida es un tejido de relaciones que hay que crear y preservar.
La relación de amistad está en el corazón de todo hombre. Un amigo verdadero es el mayor de los tesoros que todos quieren tener y conservar. Algunos proverbios africanos muestran lo importante que es conservar la amistad. Dos proverbios bantúes recuerdan que la amistad hay que rehacerla y cultivarla cada día. También nos dicen cómo hacerlo: “La amistad es una traza que desaparece en la arena si no se la rehace sin cesar”. “El pie es la azada que cultiva la amistad”.
En Ruanda, donde pasé mis primeros años de misión, hace ya muchos años, encontré y leí la trascripción francesa, hecha por R. Ruamba, de un bello cuento de la tradición oral. Este cuento quiere responder a la pregunta que en un momento u otro de la vida, cada uno de nosotros también ha podido hacerse. Al mismo tiempo que pone en guardia contra las ilusiones que nos amenazan con respecto a la amistad verdadera.

Se cuenta que un día un hombre dio al mayor de sus hijos una vaca para que pudiera regalársela al mejor de sus amigos.

El joven dio las gracias a su padre y empezó a reflexionar para ver quién de sus amigos era digno de semejante favor. Al cabo de un tiempo volvió cerca de su padre y le dijo:

- “Padre he reflexionado mucho pues tengo dos amigos a los que quiero mucho y ni sabía por quién decidirme. Ahora mi decisión está tomada”
El padre respondió:

- “Antes de saber a quién la destinas quisiera saber que relación tienes con cada uno de tus amigos.

El hijo le respondió:

- “El primero es alguien que me pertenece, lo quiero tanto como a mi mismo, siempre está en mi pensamiento y casi siempre en mis sueños. Al segundo para decir la verdad, lo quiero menos que él me quiere a mí”.

El padre le preguntó:

- “Entonces ¿a quién ira tu regalo?

- Evidentemente al que más quiero.

Sin ningún comentario, el padre dijo a su hijo:

- “He aquí que llueve a cántaros y que se acerca la noche: coge este cuchillo, cúbrelo con sangre déjate mojar por la lluvia y ve a buscar a cada uno de tus amigos en este estado miserable. A cada uno le dirás: amigo escóndeme, acabo de matar a un hombre, me persiguen y tú sólo puedes salvarme”.

El joven hizo como su padre le había dicho: cubrió el cuchillo de sangre, se dejó mojar y se presentó en casa del amigo que más quería y le dijo:
- “Amigo escóndeme, acabo de matar a un hombre, me persiguen y tú sólo puedes salvarme”.

Pero el amigo lo echó fuera diciendo:

“! Cómo! ¿Acabas de cometer un crimen y quieres comprometerme? Corre, escápate, no vayan a encontrarnos juntos; yo soy inocente, no quiero saber nada de esa historia.”

Sin poder creer que el amigo, que tanto quería, hubiese reaccionado así, el joven fue a buscar al segundo de sus amigos y le dijo lo mismo que al anterior:

- “Amigo escóndeme, acabo de matar a un hombre, me persiguen y tú sólo puedes salvarme”

El segundo amigo después de oír el relato oyó en silencio, cogió su arma y dijo:

- “Démonos prisa, marchémonos de aquí; ya me darás más detalles cuando estemos en seguridad. No puedo verte sufrir sin participar en tu pena”

Por el camino el joven explicó la maniobra a su amigo y le invitó a ir a casa de sus padres.

Cuando llegaron, el padre dio dos vacas al amigo fiel y volviéndose a su hijo le dijo:

- “Hijo, no te engañes, el verdadero amigo no es siempre el que tu más quieres, ese puede querer a alguien más que a ti. El verdadero amigo es el que te quiere”


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios