En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Austria anuncia diálogo de la UE con África del Norte para solucionar la crisis migratoria
...leer más...

El hijo del primer presidente de Guinea acusado junto a su esposa en Estados Unidos de "conspiración, esclavitud" y "mentiras al FBI"
...leer más...

Las 10 personas más ricas de Burkina Faso en 2018
...leer más...

La gobernadora de Kharas, en Namibia, pide la preservación de la cultura local
...leer más...

Suben los impuestos a la industria del cemento en Congo Brazza
...leer más...

Renamo se conforma con la exclusión de Venâncio Mondlane en las elecciones locales de Mozambique y lo sustituye por Hermínio Morais
...leer más...

Juicio al expresidente Gbagbo previo a las elecciones en Costa de Marfil
...leer más...

Kagame advierte a Victoire Ingabire que puede regresar a prisión
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2018-09-01 / 2018-09-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Sudán del Sur pagará a Jartum 1.200 millones de dólares en deuda petrolera
...leer más...

Un mozambiqueño es detenido al tratar de vender 29 colmillos de marfil de elefante
...leer más...

Marruecos propone una identificación de FAN para los hinchas fanáticos
...leer más...

La UNAMID completa la construcción de una nueva base en Jebel Marra
...leer más...

El opositor ugandés , Bobi Wine, regresa a casa después de ser curado en los Estado Unidos
...leer más...

Portugal quiere relaciones equilibradas con Angola
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, actualmente escribe en el blog "En clave de África" en el Periódico de Catalunya" y en Periodista Digital y trabaja en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Ver más artículos del autor


Los fanáticos son noticia. Los hacedores de paz, no, por José carlos Rodríguez Soto

14 de septiembre de 2010.

“Los periodistas nos pasamos la vida hablando de gente que no se merece ni dos líneas en cualquier periódico”. Esta frase se la oí a mi amigo, el periodista Ramón Lobo, durante una visita a Uganda en 2004 y desde entonces he tenido infinidad de ocasiones de reflexionar sobre ella. La última fue el pasado 11 de septiembre, cuando el pastor Terry Jones –convertido en la gran estrella mediática del aniversario este año- tras tener a todo el mundo en vilo decidió por fin no quemar copias del Corán, como había anunciado en repetidas ocasiones. Me pregunto qué méritos tiene semejante personaje para hacer que todos los medios de comunicación del mundo estén pendientes de que cumpla una amenaza tan grotesca.

Durante mis últimos diez años en el norte de Uganda, fui miembro activo del grupo interconfesional “Iniciativa de Paz de los Líderes Religiosos Acholi”. En él estábamos juntos católicos, protestantes y musulmanes en un esfuerzo común para trabajar por la paz en un lugar del mundo donde llegamos a tener dos millones de desplazados a causa de la guerra, algo más de 100.000 muertos y 40.000 niños secuestrados por la guerrilla.

Durante esos años hicimos de mediadores entre los rebeldes y el gobierno, ayudamos a cientos de jóvenes exguerrilleros a reintegrarse con sus comunidades de origen, publicamos informes sobre la situación de derechos humanos y recorrimos todas las zonas afectadas llevando a cabo programas de educación para la paz y la reconciliación. Hice grandes amistades con líderes musulmanes, con quienes trabajamos en armonía, rezamos juntos y caminamos en la misma dirección.
Éramos muy conscientes de nuestras diferencias de credo y basamos nuestra convivencia en un respeto mutuo a nuestras sensibilidades religiosas. Recuerdo muy especialmente el interés que ponía nuestro arzobispo católico en que se preparara la comida de acuerdo con las normas dietarias de los musulmanes cuando teníamos reuniones largas. En una ocasión en que le comenté, con una cierta sorna, que en los países musulmanes ellos no suelen tener tantos miramientos con los cristianos, me respondió con naturalidad: “Ya lo sé, pero nosotros los cristianos tratamos siempre bien a los demás, independientemente de si ellos nos corresponden o no”.

Creo no pecar de ingenuidad. Conozco unos cuantos países africanos y sé que no todo el monte es orégano y que hay lugares del mundo donde los musulmanes imponen y subyugan todo lo que pueden a los que no son como ellos, y también tengo la impresión de que los musulmanes se prestan más al respeto en lugares donde no son la mayoría; pero también he visto –en África y en otros continentes- infinidad de ejemplos cotidianos de cómo cristianos y musulmanes se esfuerzan por convivir de forma amigable y cordial. Hace dos años, cuando trabajaba con Cáritas Española, me impresionó una visita que hicimos con periodistas a un barrio musulmán de un pueblecito de pescadores (católicos casi todos ellos) del sur de la India que quedó arrasado durante el tsunami de 2004 y que había sido recontruido con ayuda de Cáritas. Alguno de los informadores que nos acompañaba se sorprendió de ver que casi todos los habitantes de uno de los barrios rehabilitados por la organización de la Iglesia eran musulmanes. “¿Qué tal se llevan ustedes con los cristianos?”, preguntó al sheik de aquella comunidad islámica. “Estupendamente”, respondió el buen señor. “Ellos salen a pescar y nosotros les compramos el pescado para llevarlo al mercado”.

Cristianos y musulmanes que trabajan juntos por la paz, o simplemente que conviven cordialmente y hacen negocios con el pescado no serán noticia casi nunca. Los fanáticos que buscan el enfrentamiento y actúan movidos por el odio sí llenan páginas de periódicos y pantallas de televisión. Y como me parece injusto y sin sentido, yo me rebelo y pongo mi granito de arena en este modesto blog, esperando que lo lean algunas personas que sean del mismo parecer y que otras que no lo son por lo menos reflexionen.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios