En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
25 de Mayo Día de África algo más que un día . por Liliana A. Negrín
...leer más...
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El partido marroquí PAM no dejara entrar a la prensa a su Consejo nacional extraordinario
...leer más...

La IGAD quiere nombrar a una mujer como vicepresidenta en Sudán del Sur
...leer más...

“Nos negamos a morir”, comunicado de los obispos de Bukavu
...leer más...

Protestas por la construcción de una planta de carbón en la ciudad keniana de Lamu
...leer más...

Ministros de la Unión Africana abordan el mercado del transporte aéreo
...leer más...

El presidente de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, alerta para los importantes desafios de África
...leer más...

El líder de la protesta en el Rif en huelga de hambre en la prisión de Oukacha
...leer más...

La oposición en Zimbabue protesta por las declaraciones de los ministros sobre que el ejército no toleraría una victoria del MDC
...leer más...

Burkina Faso anuncia la ruptura de las relaciones diplomáticas con Taiwán
...leer más...

Estados Unidos y Reino Unido anuncian su apoyo en la lucha contra la epidemia de ébola
...leer más...

La Presidencia de Sudán dirige la realización del Dossier de Retorno Voluntario de Darfur
...leer más...

Escuelas del noreste de Namibia permanecen cerradas por las inundaciones
...leer más...

Un bloguero de Argelia se enfrenta a un cargo de pena de muerte por incitación contra el Estado
...leer más...

El alto costo del cibercrimen en África causa preocupación
...leer más...

Macron apoya a la ministra de esteriores de Ruanda Louise Mushikiwabo como Secretaria General de la Organización Internacional de la Francofonía
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Letras de África en las venas, por Sonia Fernández Quincoces
...leer más...
Sudáfrica y su historia más nefasta, por Omer Freixa
...leer más...
Mujeres y niños cuidan a gorilas y chimpancés, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Otro Foro Social Mundial es necesario… ¡y posible!
...leer más...
Frank Westerman “El valle asesino” y el origen de los mitos, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Darfur: Caos
17/03/2008 -

Es difícil dar otro título a la situación que se está viviendo en Darfur. El caos es total. Caos, sobre todo, político y humanitario. Más de dos millones de desplazados, 400.000 refugiados y 200.000 muertos en cinco años de conflicto. La situación en vez de mejorar empeora sin esperanzas de arreglo en un futuro inmediato. Todo ello ocurre en una región muy pobre y semidesértica tan grande como España, con fronteras muy difíciles de controlar. Al principio había apenas dos grupos rebeldes para representar las reivindicaciones de los diferentes grupos étnicos diseminados por la región: Los zagaua, los fur, los massalit y otras poblaciones de menor importancia, que suman un total 6 millones habitantes. Ahora ya son 17 los grupos rebeldes.

Se sabe cómo empezó el conflicto hace 5 años. Nadie sabe cuando será su final. Los que ahora están implicados, ya no son solamente los janjauid, o jinetes a la orden del Gobierno de Jartún, y las guerrillas de la región de Darfur. El conflicto ha arrastrado en su dinámica a países fronterizos, como el Chad y la República Centroafricana. Al cabo de los años, los desplazados internos se han convertido en exiliados y refugiados fuera de su país. A los dos países ya citados hay que añadir ahora a Camerún y Nigeria como lugares de refugio. En la pacificación intervienen o tratan de intervenir con enormes dificultades varias misiones internacionales: la AMIS de la Unión Africana, la UNAMID o misión africana de la ONU, la MINURCAT y la UNMIS, dos organismos de la ONU en Sudán, que cuentan con pocos hombres y escasos medios de disuasión. El reciente conflicto entre Sudán, que ha tratado de derrocar al gobierno de Idriss Deby del Chad, ha encontrado dos participantes más: Francia y sus tropas y Libia, con la oferta de mediación de su presidente Gadaffi. Demasiados actores e interlocutores para un conflicto que necesita, sobre todo, la voluntad política de los gobiernos implicados y la búsqueda del bien común. La crisis humanitaria de Darfur no puede esperar más. Las incursiones de los jinetes de la muerte, los crímenes, las violaciones de mujeres, los envenenamientos de pozos, las destrucciones de cosechas y los robos de ganado continúan siendo moneda corriente en Darfur…Lo dicen las ONG allí presentes. Son pocos los que los escuchan.

Las acusaciones que los gobiernos de Sudán y Chad se lanzan entre sí no pueden justificar una situación que clama al cielo. Hay hombres y mujeres que mueren y sufren diariamente en Darfur. Hay que parar esta barbarie. Puede contribuir en algo la comunidad internacional, pero, sobre todo, puede y debe hacerlo el Gobierno de Sudán. Un Gobierno que justifica por motivaciones políticas el sufrimiento y la muerte de sus poblaciones no es digno de representar a su pueblo. El objetivo de un gobierno no es mantenerse en el poder ni controlar sus riquezas, en este caso, el petróleo, sino el bien de su pueblo, su bienestar y su paz. Pero, acostumbrado a gestionar sin compasión largas y cruentas guerras civiles, el gobierno sudanés continúa sin escuchar el grito de los que mueren y sufren en Darfur.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios