En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
La política partidista obstaculiza la gestión ética de recursos para el Bien Común, y el sistema económico capitalista es contrario al Desarrollo Sostenible y Ecológico
...leer más...
Mujeres africanas , Mirada al futuro, por Fundación CODESPA
...leer más...
Los mandatos de la Sociedad de Naciones en África: continuación del colonialismo, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
INFORME ÁFRICA 2019 - Dinámicas transfronterizas en un contexto globalizado , por Fundación Alternativas
...leer más...
Argelia y Sudán: ¿hacia un resurgir democrático en los países árabes?, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Padres ugandeses construyen escuelas para sus hijos en Jiro
...leer más...

Abre en Musanze un curso de formación para misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas
...leer más...

El primer ministro de Burkina Faso declara que la cooperacion antiterrorista con Francia es eficaz
...leer más...

Un miembro del escuadrón personal de Jammeh confiesa que recibió dinero del expresidente tras matar al periodista Deyda Hydra
...leer más...

Ceas-Sahara “denuncia” el silencio de España ante la grave situación en el Sahara Occidental
...leer más...

Los países de África Oriental miran a Oriente Medio para que emplee a sus jóvenes
...leer más...

La escasez de medicamentos condiciona el día a día en varias zonas de Angola
...leer más...

El expresidente de Gambia, Jammeh, acusado de matar a docenas de migrantes
...leer más...

Ruanda fomenta el consumo del café local
...leer más...

Campaña de vacunación para erradicar el sarampión en Jartum
...leer más...

EE.UU. veta la entrada al país a los manipuladores electorales de Nigeria e impone restricciones de visados
...leer más...

Nigeria será la sede de la Copa Mundial Femenina de fútbol Sub-20 de 2020
...leer más...

Drástico descenso del número de aprobados en Guinea en el examen de ingreso al 7º grado
...leer más...

Los ingenieros de Ghana piden una Junta a Akufo-Addo
...leer más...

Posible adelanto de las presidenciales en Túnez tras la muerte de su presidente
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
"Con el debido respeto... así no, monseñor Aguirre", por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Emiliano Zapata, sus raíces afros y su figura como fuente de inspiración en la lucha agraria africana, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
Para no aburrirse… muchas letras africanas , por Wiriko
...leer más...
Una universidad para el nkrumahismo, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Calmar los ánimos cuando la sed de venganza arrasa un barrio de Bangui, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Entrevistas >

Entrevista con Birtukan Mideksa, líder de la oposición en Etiopía
29/06/2010 -

A excepción de los elementos insertados para conseguir la licencia narrativa, la sintaxis y los hechos establecidos independientemente, esta “entrevista” se basa en traducciones del inglés o del amárico procedentes de comunicados públicos, testimonios orales, discursos y otras declaraciones de Birtukan Midekssa, la primera mujer líder de un partido político de la historia de Etiopía y la más famosa prisionera política. Su segundo encarcelamiento, en diciembre de 2008, por las acusaciones de rechazar un indulto fue un movimiento estratégico del dictador Meles Zenawi para incapacitar y eliminar a su único desafío serio e imponente en las elecciones de mayo de 2010. En marzo de 2010, el departamento de Estado de EE.UU. señaló que Birtukan era una prisionera política. En enero de 2010, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU la clasificó como una víctima de detención arbitraria. Amnistía Internacional nombró a Birtukan “prisionera de conciencia” en el año 2009.

Esta “entrevista” se realizó en parte en beneficio de los gobiernos occidentales y sus representantes diplomáticos en Etiopía, de cara a las “elecciones” de mayo de 2010. Parece ser que, en general, los gobiernos occidentales han hecho una promesa solemne que consiste en no decir nada, no ver nada y no oír nada sobre Birtukan. Se esconden tras el escudo diplomático de la vergüenza y alaban falsamente los ideales demócratas mientras halagan a un dictador, espero que con esta “entrevista” comiencen a apreciar a esta extraordinaria, brillante, reflexiva, inteligente, humilde, perspicaz, divertida, culta y compasiva mujer etíope líder de un partido político.

Tuve el gran honor y privilegio de conocer a Birtukan en otoño de 2007 cuando dirigía una delegación de los líderes del partido político Coalición para la Unidad y la Democracia (kinijit) a visitar EE.UU. En muchas ocasiones, he expresado públicamente el máximo respeto, gran admiración, profunda gratitud y el aprecio ilimitado que siento por los sacrificios que ha realizado Birtukan por la democracia, la libertad, los derechos humanos y el Estado de Derecho de Etiopía.

P: Empecemos hablando sobre su situación en la prisión federal Akaki durante el último año y medio. Se ha dicho que “su salud está en perfectas condiciones”, ha engordado “unos kilos” y podía hacer algo de ejercicio físico. ¿Cómo es la vida en la cárcel?

Birtukan: ¡Corrección! ¿Quiere decir cómo es la vida en el Akaki Hilton Spa y Resort? Bueno, la comida aquí es excelente y también el alojamiento. Tengo una habitación especial para mí sola. Me gusta llamarlo mi gabinete. Ellos lo llaman “confinamiento solitario”. Es cierto que he Ganado unos “kilitos” pero es porque paso todo el tiempo en mi cuarto. “C’est la vie” en el Akaki Hilton, como dicen en francés.

P: El motivo por el que ingresó de nuevo en la cárcel para cumplir cadena perpetua fue porque supuestamente se negó a recibir un indulto cuando fue puesta en libertad en julio de 2007. ¿Es cierto que se negó a recibir un indulto?

Birtukan: Nunca me he negado a firmar un documento de indulto como prisionero individual. Junto con otros presos políticos de la oposición, solicitamos un indulto a través del grupo The Elders de acuerdo con el documento redactado el 18 de junio de 2007. Este es un hecho que no puedo cambiar aunque quiera. En mi opinión, la razón por la que todas estas intimidaciones y advertencias ilegales se dirigían a mí no tiene nada que ver con el juego de palabras ni con las declaraciones inexactas que hice o cualquier violación de la ley. El mensaje está claro y, este mensaje no es sólo para mí, sino para todos aquellos que están activos en la lucha pacífica. Una lucha política pacífica y respetuosa de las leyes puede llevarse a cabo sólo dentro de los límites fijados por el partido que ocupe el gobierno y no según lo que permita la constitución del país. Pero a mí, me resulta muy complicado aceptar esto.

P: Como ya sabe, las elecciones están programadas para el 23 de mayo de 2010. ¿Qué piensa sobre eso?

Birtukan: Me resulta difícil decir mucho al estar encerrada aquí, en el Akaki Hilton. No tengo periódicos, revistas, ni libros. Tampoco tengo televisión o radio. Pero puedo deciros como fueron en el año 2005 y podréis juzgar por vosotros mismos cómo es la situación actual.

En el 2005, los intereses públicos y la participación en el proceso electoral fueron enormes. El equipo de observadores de la Unión Europea calculó que el registro de votantes no había sido inferior al 85% de todos los votantes aptos, basándose en listas que contenían hasta 25.605.851 nombres de personas registradas. El número total de candidatos para la Cámara de Representantes Populares era de 1.847. Un total de 3.762 candidatos se presentaron a los Consejos Regionales. El número total de mujeres candidatas para la Cámara de Representantes Populares fue de 253, y de 700 para los Consejos Regionales.

Hay que reconocer que el gobierno en el año 2005 permitió un acceso limitado a los medios de comunicación, estableció un Foro Conjunto de Partidos Políticos a nivel nacional y de circunscripciones, consultas periódicas con las autoridades electorales para solucionar problemas de la campaña y de la administración electoral, programas especiales de formación relacionada con las elecciones para la policía y el poder judicial, compromisos sobre la no violencia entre el partido gobernante y la oposición durante el día de las elecciones, invitó a observadores internacionales a las elecciones y otras cosas así.

Mientras se iba acercando el día de las elecciones, el gobierno comenzó a usar su poder para influir sobre los resultados de las elecciones. Hubo una intromisión general por parte de las autoridades locales en la realización de reuniones públicas y mítines de los partidos de la oposición, amenazas e intimidaciones por parte de algunos funcionarios públicos locales. En algunos casos, se recurrío a la fuerza para interrumpir reuniones públicas y detener a partidarios de la oposición por todo el país. En los días anteriores a las elecciones, hubo un alza de campañas negativas en la radio y en la televisión que utilizaban imágenes y mensajes cuyo objetivo era intimidar, relacionando el genocidio de Ruanda con políticos de la oposición.

A pesar de que la Junta Electoral estaba obligada a anunciar los resultados oficiales el 8 de junio, esta obligación se anuló cuando el Primer Ministro, Meles Zenawi, declaró estado de emergencia, declaró ilegal cualquier tipo de reunión pública, asumió el mando directo de las fuerzas de seguridad y reemplazó a la policía local de la capital por policía federal y unidades militares especiales. La Junta Electoral ordenó al mismo tiempo que se detuviera el proceso de recuento de votos y, el 27 de mayo el Consejo de Administración dio a conocer su determinación de que el partido gobernante, el Frente Revolucionario Democrático Popular de Etiopía había ganado 209 escaños y sus partidos afiliados ganaron 12 más. El informe indicaba que los partidos de la oposición habían ganado 142 escaños. Nuestro partido presentó denuncias en 139 distritos electorales, el FDEU (Frente democrático Etíope Unido) presentó 89 denuncias, mientras que el FRDPE ha expresado su preocupación sobre las irregularidades existentes con 50 escaños. Así fueron las cosas en el 2005.

P: El régimen en el poder sigue realizando acusaciones públicas acerca de como la oposición está incitando a la violencia en las actuales “elecciones” tal y como hizo en el 2005. Recientes declaraciones públicas procedentes de los niveles más altos del régimen gobernante señalan que cualquier intento por parte de los partidos de la oposición de boicotear las elecciones, denuncias de acoso e intimidaciones y revueltas de los jóvenes que cometan actos violentos, se castigará con dureza una vez finalizadas las elecciones. ¿Cómo evalúa usted esta situación?

Birtukan: Como ya vimos en las elecciones de 2005, si se da algún caso de violencia en las actuales elecciones no va a ser por parte de la oposición. La Comisión de Investigación, creada por el gobierno de 2005 para investigar los asesinatos y el excesivo uso de la fuerza contra los manifestantes, decidió que no había ni un solo manifestante que fuese armado con pistolas o granadas de mano tal y como afirmaba el gobierno. Los disparos realizados por las fuerzas gubernamentales no pretendían dispersar a la multitud de manifestantes sino matarlos, apuntándoles a la cabeza o al pecho. Los hechos históricos hablan por sí mismos. Si hay violencia relacionada con las elecciones hoy en día, no hay que buscar más allá de los sospechosos habituales.

P: Al régimen gobernante le gusta anunciar al mundo que Etiopía está gobernado de forma democrática, que los derechos humanos están completamente protegidos y que el Estado de Derecho se cumple. ¿Está de acuerdo con estas afirmaciones?

Birtukan: Las dictaduras y la democracia no son la misma cosa. Hoy en día, no existe democracia en Etiopía, pese a las afirmaciones vacías de las “recientes iniciativas democráticas y audaces que ha llevado a cabo nuestro gobierno, el gran progreso en la creación de un sistema competitivo y pluralista de gobierno así como una sociedad civil más abierta”. El problema es que no hay ni pluralismo ni compromiso con los principios y prácticas democráticas en Etiopía. La afirmación del gobierno acerca del pluralismo político no ha avanzado más allá de las consignas políticas. Si el pluralismo incluye una participación generalizada y un mayor sentimiento de compromiso por parte de los ciudadanos, entonces, este concepto no existe en Etiopía. Si el pluralismo significa una mayor y más diversa participación en los procesos políticos de toma de decisiones y dar a todos una participación en el proceso político, no existe en Etiopía. Si el pluralismo consiste en un proceso en el que se escucha a todo el mundo, se resuelven los conflictos mediante el diálogo, el compromiso y se cultiva un ambiente de tolerancia, entendimiento y respeto, tampoco existe. Pero, actualmente, la democracia no debe reflejar tan solo los valores del pluralismo en Etiopía, sino que también debe ser auténticamente participativa, transparente, responsable, equitativa y debe basarse en el Estado de Derecho.

P: ¿Cuáles cree usted que son los pilares más importantes para poder establecer la democracia en Etiopía?

Birtukan: Hay muchos. Déjame empezar hacienda alusión a la necesidad de independencia en el poder judicial. Sé un par de cosas sobre el tema tras haber sido juez y también haber sido víctima del sistema judicial que me ha encarcelado de por vida. En el 2005, Yo y otros líderes de la oposición fuimos acusados de diferentes crímenes de estado que incluían genocidio, traición, incitación a la violencia, liderar a grupos rebeldes armados, además de otros cargos. La acusación se llevo a cabo por un sistema judicial que tiene poca independencia institucional, y que está sujeta a la influencia política y a la manipulación por parte del régimen gobernante. Se trata de un poder judicial que se usa como herramienta de acoso político, intimidación y persecución. Los Jueces no se seleccionan por su profesionalidad o por sus conocimientos en materia legal sino por su lealtad hacía el gobierno.

Es universalmente aceptado que un sistema judicial independiente y profesional es un elemento clave para la institucionalización del Estado de Derecho, la promoción y la protección de los derechos humanos e incluso implantar una reforma social y económica en la sociedad. La Carta de las Naciones Unidas, la Declaración de los Derechos Humanos y otros documentos reconocen la importancia fundamental de un poder judicial independiente como los garantes de un proceso adecuado y justo. El artículo 78 de la Constitución de Etiopía garantiza la independencia judicial pero en la realidad no existe. A pesar de que se supone que los jueces son ajenos a los partidos políticos, muchos de ellos están controlados directamente por el partido gobernante, si es que no son miembros declarados. Con el poder judicial bajo control político efectivo, hay poca confianza en los poderes institucionales o en la legitimidad de sus decisiones. Si no podemos tener reformas judiciales serias, no solo seremos incapaces de proteger los derechos de nuestros ciudadanos, también viviremos siempre bajo el mandato de la fuerza de las armas y no del Derecho.

P: ¿Qué otros pilares de la democracia cree usted que no están presentes en Etiopía?

Birtukan: La libertad de prensa es otro requisito esencial y necesario para alcanzar la democracia en Etiopía. Sin libertad de prensa, no puede haber una democracia real. La gente en Etiopía, especialmente en las zonas rurales, no tiene acceso a la información política más importante debido al control exclusivo de los medios de comunicación por parte del gobierno. Los partidos políticos deben tener el mismo acceso a los medios de comunicación estatales para poder comunicarse de un modo efectivo con la población. Diferentes organizaciones internacionales de derechos humanos ha clasificado a Etiopía como uno de los países donde menos libertad de prensa hay. Los gobiernos de Estados Unidos y otros países de Occidente pueden ayudar a promover los medios electrónicos privados y pueden también apoyar la creación de periódicos privados, semanarios y revistas para ayudar a conseguir que el público esté bien informado.

P: ¿Qué opina sobre el proceso electoral? Y, ¿qué mejoras cree que necesita dicho proceso?

Birtukan: En primer lugar, todas las elecciones deben ser libres y justas para que los ciudadanos puedan participar de forma significativa en la conformación de la política y de las futuras direcciones de la política del gobierno. La gente debe ser libre tanto para votar como para presentarse a cargos públicos. Los candidatos y los partidos deben ser libres para captar a los votantes sin intimidación o acoso. Debe haber una prensa independiente y libre para proporcionar información a los votantes. La libertad de reunión para los mítines políticos y las campañas debe estar garantizada. También debe haber un sistema imparcial para dirigir las elecciones y verificar los resultados de dichas elecciones. Uno de los factores que complicaron la resolución de la controversia de las elecciones en el año 2005 fue la falta de independencia, imparcialidad y transparencia del Consejo Nacional Electoral de Etiopía. Necesitamos una Junta Electoral que represente a la totalidad de los partidos políticos y que goce de la confianza del público. La gente necesita tener confianza en que sus votos van a contarse debidamente y de que no habrá fraude en las elecciones.

P: ¿Cómo evalúa la situación de los derechos humanos en Etiopía?

Birtukan: Los derechos humanos son los derechos y libertades básicas a las que están sujetos todos los seres humanos. Muchos de estos derechos están garantizados por el derecho internacional y por la Constitución de Etiopía. El régimen en el poder ha intentado establecer una fachada de compromiso con los derechos humanos y democráticos. Pero la práctica incumple todas sus obligaciones según la Constitución etíope y el congreso de los derechos humanos que unen a Etiopía. El artículo 14 de la Constitución de Etiopía enumera todos los “derechos humanos” de los que goza la población etíope. De los Artículos 14 al 28 se enumeran estos derechos así como las protecciones básicas contra las acciones de un gobierno arbitrario y las garantías de dicho proceso. El Artículo 3, apartado 2 enuncia “los derechos y libertades fundamentales enumerados en este capítulo se interpretarán de manera coherente con la Declaración Universal de Derechos Humanos, los pactos internacionales de derechos humanos y los convenios ratificados por Etiopía”.

El hecho es que el régimen en el poder no cumple ni su propia constitución ni los requisitos establecidos en las convenciones internacionales de los derechos humanos. La propia Comisión de Investigación del régimen documentó en el 2005 un uso exhaustivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad del gobierno. Las violaciones cometidas contra los derechos humanos por el régimen gobernante son tan numerosas y graves que sería muy complicado describirlas todas aquí. Pero me gustaría citar algunos ejemplos documentados en el Informe del Departamento de Estado sobre los Derechos Humanos de EE.UU. en el año 2006.

El informe declaraba que “pese a las prohibiciones de la constitución y ley (etíope) de no emplear la tortura ni los malos tratos, había numerosos informes creíbles que afirmaban que algunos funcionarios de seguridad solían pegar o maltratar a los detenidos”. Los arrestos y detenciones multitudinarios son muy comunes, el Informe concluía “aunque la constitución y la ley (de Etiopía) prohíben los arrestos y detenciones arbitrarios, el gobierno generalmente hacía caso omiso de estas disposiciones… Las autoridades detenían a personas sin orden judicial de forma regular y les negaban el acceso a un abogado, a los miembros de su familia, especialmente en las regiones periféricas… La comisión de investigación independiente descubrió que los funcionarios de seguridad tenían detenidos a más de 30.000 civiles incomunicados durante tres meses en centros localizados en áreas remotas… Otras estimaciones colocan el número de esos detenidos en más de 50.000”.


P: ¿Cree que los gobiernos occidentales, en especial los EE.UU, pueden contribuir a la mejora de la situación general de Etiopía?

Birtukan: Como el mayor país donante, EE.UU. se encuentra en la mejor posición para promover la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho en Etiopía. En general, los gobiernos occidentales deben insistir en la liberación de todos los presos políticos y en la restauración inmediata de los derechos democráticos. Deben insistir en el respeto y en la transparencia ya que proporcionan una gran ayuda para poder mantener el gobierno a flote. Deben promover los derechos humanos mediante el apoyo a las organizaciones de la sociedad civil e implantar otros mecanismos que puedan facilitar una adecuada supervisión y presentación de las violaciones de los derechos humanos. Occidente debe insistir en el funcionamiento de una prensa libre, sin censura ni normas restrictivas y, ayudar a fortalecer los medios de comunicación privados en Etiopía. Además, Occidente puede desarrollar un papel importante en el proceso electoral asegurándose de que no haya fraude, ayudando a los partidos políticos a crear más organizaciones y campañas efectivas, a fortalecer a los grupos de la sociedad civil para que instruyan sobre el proceso democrático y la profesionalización del Consejo Nacional Electoral para que sea más justo y equilibrado. Por otro lado, queremos asegurarnos de que la asistencia de seguridad estadounidense a Etiopía se utilice para mantener la paz y las operaciones de lucha contra el terrorismo y nunca contra la población civil.

P: ¿Qué piensa del futuro de Etiopía?

Birtukan: Creo que Etiopía es el país del futuro. Etiopía tiene muchos problemas, que incluyen un legado de represión, división étnica, corrupción, mala gestión, falta de responsabilidad y de transparencia. No va a ser fácil para nosotros enfrentarnos al pasado y seguir adelante con lo que hemos aprendido. Lo más importante ahora es construir el futuro país de Etiopía abrazando completamente la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho. Sólo mediante el diálogo, la negociación y el compromiso se puede garantizar la justicia, la estabilidad y la paz en Etiopía.

Gracias por esta “entrevista”, Birtukan. ¡Sigue siendo fuerte!

Alemayehu G. Mariam

(Ethiomedia, 17 de mayo de 2010)

Traducido por Beatriz Aymat Basoa, alumna de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid Traducción /Interpretación, colaboradora en la traducción de algunos artículos.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios