En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
España y la exportación de armas: “Verba, non res”, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...
La Segunda Guerra del Congo: evolución y consecuencias de un conflicto que sigue sin resolverse, por Álvaro García López
...leer más...
“La aplicación de las nuevas tecnologías a los ámbitos de la cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria; casos específicos: impresión 3D y el uso de drones", por Silvia Cimadevilla Sánchez
...leer más...
La política partidista obstaculiza la gestión ética de recursos para el Bien Común, y el sistema económico capitalista es contrario al Desarrollo Sostenible y Ecológico
...leer más...
Mujeres africanas , Mirada al futuro, por Fundación CODESPA
...leer más...

Blog Académico

Noticias
¿Quiénes son los dos candidatos a la presidencia de Túnez?
...leer más...

El premio Nobel de la Paz Denis Mukwege pide la creación de un tribunal internacional para la RDCongo
...leer más...

40 oficiales gaboneses capacitados en prevención y lucha contra el terrorismo
...leer más...

El Presidente Weah consuela a las familias del desastre del incendio de la escuela islámica en Liberia
...leer más...

El presidente de Eritrea y el primer ministro de Sudán discuten el fortalecimiento de las relaciones bilaterales
...leer más...

Kenya Airways reducirá los vuelos por la escasez de pilotos
...leer más...

El ruandés Sylvestre Mudacumura, líder militar de las FDLR, asesinado en Kivu del Norte
...leer más...

El número de migrantes en todo el mundo ha alcanzado los 272 millones.
...leer más...

Kais Saied y Nabil Karoui se enfrentarán en la segunda vuelta de las presidenciales de Túnez
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2019-09-01/2019-09-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Aviones de Haftar atacan posiciones militares en Sirte
...leer más...

Eritrea encabeza la lista de los peores países contra la libertad de prensa
...leer más...

Crecen las exportaciones e importaciones en Tanzania
...leer más...

Concluye en Egipto el Foro Panafricano sobre Migración
...leer más...

El jefe de los observadores de la UE para Mozambique advierte que "las elecciones democráticas no pueden ser rehenes de ninguna agenda política y partidista"
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Nairobi, un siglo de segregación legal, por Gemma Solés i Coll
...leer más...
El sueño de Mandela en entredicho, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Steve Biko, una vida por la liberación, por Omer Freixa
...leer más...
Galardonados por amor al español en Senegal, por José Naranjo
...leer más...
Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a fecha 1 de Septiembre de 2019., por José Antonio Barra Martínez
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

La arabización en Mauritania: historia de una discordia
05/05/2010 -

Negro-mauritanos y arabo-beréberes, protagonistas de una rivalidad secular

Los negro-mauritanos, portadores de un sentimiento de opresión cultural y de marginalización persistente, llevan expresando su amargura desde los discursos del primer ministro y de la ministra de cultura, que tuvieron lugar el 1 de marzo, sobre el tema de la arabización. Una mirada retrospectiva a la historia nos ayudaría a entender que estos acontecimientos son el resurgimiento de antiguas tensiones aparecidas desde el nacimiento de Mauritania.

Mauritania, en cuanto a entidad nacional, no tiene más que una existencia reciente que ha conocido a principios de los años 90 el impacto del colonialismo. Pero hay que retroceder antes de este periodo para comprender la complejidad de las relaciones entre arabo-beréberes y negro-mauritanos.

En el siglo X, el norte de Mauritania y el Sahara Occidental fueron ocupados por los beréberes que mantenían estrechos lazos comerciales con el imperio de Ghana. Desde el centro de Mauritania hasta el río Senegal al sur, vivían los sereres y los wolofs. La cohabitación se basaba entonces en un equilibrio establecido donde cada comunidad se inscribe en redes sociales muy delimitadas. Entre el siglo XI y el siglo XVII, Mauritania vio cambiar la fisonomía de su población con tres invasiones consecutivas: los beréberes, los fulani y los árabes. Fue la llegada del movimiento religioso musulmán de los almorávides lo que permitió que los beréberes se implantaran en el sur del país y que se iniciara su entrada al mundo árabe. A partir del siglo XII, los fulani que provenían de Macina, provincia de Malí, invadieron el sur de Mauritania. Continuaron con su implantación en la zona central del país hasta el siglo XVI y acabaron con los pueblos sereres y wolofs. Llegados del sur de Marruecos desde el siglo XIV, los árabes Beni Hassan iniciaron un movimiento hacia el sur y se impusieron a los beréberes desde los siglos XV y XVI, difundiendo poco a poco la lengua árabe, entonces denominada hassaniyya. Fue en el siglo XVIII cuando impulsaron su conquista hasta las orillas del río Senegal, rechazando definitivamente a los fulani y a los wolofs y asentando todo su poder. Estas diferentes invasiones, al modificar la estructura social y la composición étnica del país, comenzaron a debilitar el equilibrio establecido a través de los años entre las comunidades negras y árabes.

La presencia colonial, que fue expandiéndose desde principios de 1900 hasta finales de los años 1950, puso fin a la hegemonía árabe mediante la oposición a los Emiratos presentes en el país. Comenzó entonces una nueva era. La escolarización colonial, accesible únicamente a los sedentarios y por tanto, a las comunidades negras que vivían en la región del río Senegal, cambió por completo la tendencia. Estas comunidades, hasta entonces maltratadas, se beneficiaron de una enseñanza en francés decisiva a la hora de la independencia. “Con la independencia (1960, ndlr), algunos de los jóvenes negro-mauritanos que fueron escolarizados obtuvieron importantes puestos en la administración. Esto parecía algo normal, desde su punto de vista, dado que el poder político estaba en manos de los arabo-beréberes”, explica Alain Antil. Efectivamente, el primer presidente de esta joven república, Mokhtar Ould Daddah, descendía de la comunidad árabe.

Numerosas reformas

Fue a partir de 1965 cuando Ould Daddah puso en marcha las primeras reformas de arabización de la enseñanza. “El sistema de enseñanza esencialmente francófona desfavorecía a los que hablaban árabe”, precisa Alain Antil. Los negro-mauritanos se sintieron directamente afectados por esta reforma, destinada según ellos a marginarles y a obstaculizar el acceso a los puestos administrativos. Comienza entonces una autentica discordia entre las dos comunidades que habían instaurado una cierta armonía durante el periodo colonial.

Esta cuestión, desde entonces política, basada en una segregación lingüística y étnica, fue exasperada en los años 80 con la publicación de una reforma territorial que ponía fin a la propiedad colectiva. Esta reforma fue de nuevo interpretada por la comunidad negra como el deseo de discriminarles mediante la confiscación de sus tierras.

En 1986, este conflicto intercomunitario dio un paso más cuando el poder mauritano afirmó haber descubierto una tentativa de golpe de estado, apoyado por oficiales negro-mauritanos, contra el presidente Ould Daddah. El gobierno que estaba al frente del país emprendió una purga de la armada mauritana reemplazando a los oficiales negro-mauritanos por oficiales arabo-beréberes. Pero fue entre 1989 y 1991 cuando esta oposición alcanzó su máxima efervescencia con la expulsión de unos 100.000 africanos mauritanos y con el asesinato de una decena de personas. Hubo que esperar a que Sidi Mohamed Ould Cheikh Abdellahi saliera elegido en 2007 para que se autorizase a estos refugiados a volver a su país.

Desde los años 60, los gobiernos sucesivos han intentado introducir de forma masiva la lengua árabe en la enseñanza y esto ha provocado la cólera sistemática de los negro-mauritanos que luchan para preservar el francés como lengua de trabajo. Hoy en día, el presidente Mohamed Ould Abdel Aziz se esfuerza por completar el proyecto de arabización, provocando una vez más un violento sentimiento de marginación por parte de los negro-africanos. Un nuevo intento que perjudica gravemente a la cohesión intercomunitaria en suelo mauritano.

por Alicia Koch

Publicado en Afrik.com, el 13 de abril de 2010.

Traducido por Teresa De Agustín, alumna de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid Traducción /Interpretación, colaboradora en la traducción de algunos artículos.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios