En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
14.000 mujeres ya se benefician de los partos gratuitos en Gabón
...leer más...

La alianza alrededor del presidente de Nigeria se desmorona
...leer más...

Nueva Ley de partidos políticos en Benín
...leer más...

El plan antihepatitis de Senegal
...leer más...

37 nuevos motoristas de Policía Nacional en Malí
...leer más...

El Samu gabonés obtiene una incubadora móvil para salvar a los recién nacidos
...leer más...

Representantes electos de Vgayet creen que las visitas ministeriales son negativas para la región
...leer más...

El Presidente de Benín obliga a los médicos a elegir entre el sector público o el privado
...leer más...

Crisis de los medios de información públicos en Senegal
...leer más...

1700 agentes de seguridad penitenciaria sin sueldo durante 3 años en Gabón
...leer más...

Los responsables de salud de Guinea tratan el tema de la resistencia microbiana
...leer más...

Seminario para primeras damas sobre la Lucha contra el cáncer en agosto en Uagadugú
...leer más...

Asesinado el obispo copto ortodoxo Epiphanius, abad del monasterio de San Macario en Egipto
...leer más...

El Gobierno recibe a 159 repatriados malienses provenientes de Libia
...leer más...

El presidente de Burkina Faso Kaboré se despide de la representante en el país del FMI
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Esta historia es verdadera desde que la inventé, por Literafricas
...leer más...
Karlos Zurutuza tierra adentro en Libia, por Roge Blasco
...leer más...
Ecos, por Ushindi
...leer más...
El Imán que salvó la misión Católica, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Por qué Mandela es un héroe global, por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Somalia es un lugar peligroso para los periodistas
07/01/2008 -

Somalia es un país olvidado por casi todo el mundo. A pesar de ser considerada la peor crisis humanitaria de África, el país recibe una atención muy limitada en los medios de comunicación internacionales, debido a un duradero conflicto armado cuya solución parece tan lejana como las galaxias más distantes. El derrumbamiento del último gobierno nacional efectivo del país, en 1991, abrió un nuevo capítulo en la historia de Somalia, con los despiadados clanes de los señores de la guerra, firmemente aferrados al poder, y lanzando al país al abismo de la destrucción social, económica y política.

Pero la caída de una dictadura militar en 1991, que había monopolizado los medios durante 21 largos años, dio paso al nacimiento de una nueva liga de organizaciones mediáticas independientes, desde Mogadiscio en el sur hasta Hargeisa en el norte. Emisoras de radio y televisión de propietarios independientes, periódicos regionales y páginas de internet comenzaron a surgir tras décadas de silencio forzado. A lo largo de los últimos 17 años, muchos periodistas fueron acosados, torturados y arrestados en el país, y en los peores casos, asesinados por hablar claro.

La última de estas víctimas es Mohammed Muhiyadin Ali, considerado en algunos círculos, el “padre de los medios independientes” en Somalia. Este último, el señor Ali, que pasó más de dos décadas trabajando en medios de comunicación, estableció el primer periódico independiente en Mogadiscio, en la era post 1991. Fue asesinado el 29 de diciembre de 2007, con una bomba puesta en la carretera por donde pasaba. Al-Shabaab, un grupo de militantes en guerra con el Gobierno interino de Somalia, reivindicaron la autoría del brutal asesinato. El señor Ali había pasado los últimos siete años de su vida como portavoz del alcalde de Mogadiscio, Mohammed Dheere. Irónicamente, el mismo alcalde que introdujo medidas muy severas para poner freno a la información independiente, especialmente sobre la guerra en Mogadiscio y el masivo desplazamiento de civiles de la capital.

Hay muchos casos en los que los periodistas somalíes, y como muestran los acontecimientos recientes en la región de Puntland, los reporteros extranjeros, se enfrentan a abusos y amenazas a sus vidas desde varios focos, entre los que está el gobierno nacional, las autoridades regionales, los insurgentes e incluso los criminales. Los orígenes de los abusos pueden variar, pero el propósito es casi siempre el mismo: silenciar la verdad. Un periodista de una televisión francesa, que viajó a la región del norte de Puntland, fue secuestrado brevemente el pasado mes de diciembre, al intentar hacer averiguaciones sobre una historia de actividades de tráfico humano y de contrabando en la costa norte de Somalia. Fuentes locales en Puntland aseguran que el secuestro del reportero francés fue un claro aviso a cualquier periodista extranjero que intente informar sobre esta trágica historia de tráfico humano en el norte de Somalia.

Estas almas valientes que anteponen a su seguridad personal la búsqueda de la verdad deberían ser recompensadas por su esfuerzo desinteresado, no castigados por arrojar la luz sobre la historia menos contada del mundo.

Los malintencionados que mutilan a los periodistas deberían saber que, inevitablemente, la verdad sobre los actos atroces que intentan ocultar de manera brutal, siempre saldrá a la luz.

Si no es hoy puede que lo haga mañana.

Editorial de ‘Garowe Online’

editorial@garoweonline.com

Publicada el 6 de enero de 2008.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios