En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...
La influencia de la globalización en la cultura sudafricana: La música sudafricana híbrida negra , por Lucía Acosta Hurtado
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Mugabe aparece en público; los líderes cristianos de Zimbabue piden un gobierno de unidad nacional
...leer más...

11 turistas muertos en accidente aéreo en Tanzania
...leer más...

El líder de la Hermandad Musulmana de Egipto pierde el recurso de cadena perpetua
...leer más...

Ruanda anuncia un régimen global sin visados ​​a partir de enero de 2018
...leer más...

Empieza la cuenta atrás para el lanzamiento del primer satélite angoleño
...leer más...

900.000 personas no han podido inscribirse en las listas electorales de Madagascar por falta de documentación
...leer más...

Según la FAO aumenta a 224 millones de personas la malnutrición en África,
...leer más...

Una impresionante marea humana contra Faure Gnassingbé en las calles de la capital de Togo, Lomé
...leer más...

Isabel dos Santos cesada como presidenta de Sonangol por el Presidente de Angola
...leer más...

La mayor plataforma de televisión de África atraviesa dificultades crecientes de libertad de expresión y censura
...leer más...

Los aliados de Grace sacados de la mansión Borrowdale de Mugabe y detenidos
...leer más...

La tradición africana de la dote impugnada en Zimbabue
...leer más...

El ministro de Defensa tunecino advierte que islamistas armados preparan una incursión en el país desde Libia
...leer más...

Tensión en Zimbabue, los militares entran a la capital
...leer más...

Elecciones en Somalilandia
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Comida, por Chema Caballero

1ro de febrero de 2010.

Esta mañana lo primero que he hecho, después de la misa y el desayuno, ha sido preparar una tarta, porque hoy teníamos invitados a comer.

Luego he estado en Kabailor poniendo los cimientos de la ampliación de la escuela primaria. Ha sido una cosa rápida porque la gente del lugar estaba muy motivada. El constructor es un chaval nuevo, que viene de Freetown y se ha quedado a vivir en Madina donde se ha casado. Parece buena persona y tiene idea de lo que hace. Lo he integrado en la cooperativa de constructores que tenemos montada, esta de prueba antes de ser aceptado definitivamente. Esta escuela es su examen, Pa Bureh lo va a supervisar y dará el informe final.

A las doce Bruno empezó a preparar su paella y a eso de las doce y media llegaron los invitados: Jorge acompañado de la comunidad de Mange: José, el cura mejicano y las tres monjas clarisas misioneras que se le han unido, Angelina, también mejicana y dos nigerianas, Veronica y Angela. Mientras Bruno continuaba cocinando yo les enseñé a los visitantes la casa y las obras que estamos haciendo.

Comimos y tuvimos una sobremesa muy agradable. A las tres tuve que dejarles porque tenía que irme a Kambia, teníamos la final del campeonato del distrito, Tonko Limba contra Rokupr. Los chavales habían salido por la mañana, montados en el poda-poda que había venido a recogerles. También habían salido de Madina dos camiones cargados de animadores. Las mujeres del mercado habían fletado uno de ellos e iban cargadas con sus cestas para no perder la ocasión y vender en Kambia mientras animaban al equipo de Tonko Limba. El otro camión estaba pagado por la gente de Madina, que contribuyó para que los jóvenes pudiesen ir a animar.

Yo también iba con el pick-up lleno de animadores, maestros y gente más seria que no había querido ir en los camiones. Por la carretera encontramos a mucha gente de las aldeas que iban a animar el partido en moto o en bicicleta.

Llegamos a Kambia en el momento en que el equipo de Tonko Limba desfilaba por la calle, camino del campo de fútbol, acompañado por todos los tambores que habían venido desde Tonko para animarles.
Una vez en el campo de fútbol nos encontramos con que alguno de los animadores ya estaba bastante animado. Los camiones habían venido cargados no sólo de personas sino también de vino de palmera. Encontré a John Papa con una cerveza en una mano y una bolsa de ginebra local en la otra gritando como un descosido, a pesar de que el partido no había empezado todavía. Mr. Kabbakeh, le quitó las bebidas y le echó una reprimenda. John Papa se fue a una esquina y se puso a bailar consigo mismo mientras Kabbakeh no perdía la ocasión y se bebía los licores decomisados.

Por fin empezó el partido y desde el primer momento se vio que el árbitro iba en contra de Tonko Limba, no pitó un penalti, no pitó faltas,… Así los de Rokupr marcaron un gol. Pero pronto Tonko Limba empató con un golazo de Pa Ali a pase de Pa Alimamy. Eso fue el final del partido, los seguidores de Rokupr invadieron el campo, empezaron a apedrear, hirieron al cuarto árbitro con un cuchillo,… yo conseguí que nuestros jugadores se quedasen en un rincón del campo, sin abandonarlo y que Mr. Kabbakeh y Mr. Mambie Bangura, con la ayuda de nuestro parlamentario, PL, y el Regente, Pa Kallie, controlasen a los animadores y también los reunieran en otra esquina del campo. Allí esperamos hasta que la pelea y la lluvia de piedras mermaron.
El árbitro, Tobbi, a la sazón sargento de policía, en cuanto vio como estaba la cosa salió corriendo. Y hablando de policía, el campo estaba lleno de estos, en uniforme y de civil, en teoría para mantener el orden, pero fueron los primeros en salir por piernas.

Cuando la cosa se calmó di orden para que los animadores se fueran a los camiones y salieran de Kambia inmediatamente. Luego fui a hablar con los organizadores del partido y les pedí que me explicaran que iba a pasar. Dijeron que no lo sabían que ya se pondrían en contacto con nosotros. Ocho de los chavales de la selección de Tonko Limba habían sido seleccionados para la selección del Distrito y tenían que quedarse en Kambia para entrenar en preparación al partido contra la selección del Distrito de Koinadugu, pero di ordenes de que ninguno se quedase, que todos se subieran al poda-poda y volviesen a Madina.

Una vez seguro de que todos estaban en camino, yo también me subí al coche y volví a Madina.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios