En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Ruanda, creación africana del tratado de Versalles (1919), por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Adónde migran los africanos, por Pablo Moral
...leer más...
Resistencia política y creación literaria en Guinea Ecuatorial, por Joseph Desiré Otabela
...leer más...
El sincretismo religioso en la población afroamericana ¿un medio de liberación?. por Khady Diouf
...leer más...
"Ciudadanos, apátridas, exiliados y migrantes: la diáspora ecuatoguineana de la Comunidad de Madrid",
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Omar al-Bashir preso en la prisión de Jartum
...leer más...

Zimbabue trata de combatir la deforestación
...leer más...

La tasa de desempleo en jóvenes continúa siendo muy alta en Namibia
...leer más...

Nuevas consideraciones LGTBI en Botsuana
...leer más...

Cinco países africanos han recurrido a la pena de muerte en 2018
...leer más...

El aeropuerto de Sudán del Sur continúa operativo
...leer más...

Colaboración internacional con Etiopía para controlar el incendio en el Parque Nacional de Simien
...leer más...

Desconvocada la huelga de profesores en Marruecos
...leer más...

Solo Namibia y Sudáfrica producen preservativos en la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC)
...leer más...

El clero africano llora el incendio de Notre Dame de París
...leer más...

¿Quiénes son los médicos cubanos secuestrados en Kenia?
...leer más...

Muere un líder del Estado Islámico en un ataque aéreo en Somalia
...leer más...

La ONU alerta sobre el deterioro de la situación humanitaria en Mali
...leer más...

Continúan los saqueos en el Sáhara Occidental
...leer más...

Se profundizan las divisiones en el partido del presidente de Túnez
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Sudáfrica se mide en las urnas, por Omer Freixa
...leer más...
Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 14 de Abril de 2019., por José Antonio Barra Martínez
...leer más...
El tren, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Xavier Aldekoa: África indestructible, por Roge Blasco
...leer más...
III Congreso formativo en desarrollo sostenible , por Africaye
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Guinea Conakry: ¿Sabrán dejar atrás sus egoísmos?
11/11/2009 -

Sacar a Guinea Conakry del callejón sin salida en el que se encuentra tras las masacres, las violaciones y las ofensas graves a los derechos humanos perpetradas el pasado 28 de septiembre y encaminarla en la ruta de la esperanza es, sin duda alguna, el deseo que comparten todos los que han asistido a Uagadugú para encontrarse con el mediador, Blaise Compaoré. La etapa de Uagadugú parece ser crucial. Más de un mes después de los trágicos sucesos que tuvieron lugar en el estadio el 28 de septiembre, los partidos políticos, los defensores de los derechos humanos y los sindicatos, bajo el nombre “Fuerzas vivas”, se han reunido desde el día 3 de noviembre para llevar a cabo negociaciones directas con las junta militar. El capitán fogoso parece haber cambiado de estrategia de comunicación pues está actuando con sosiego, aunque sigue renunciando a dejarse conducir alegremente al matadero. Puede que las sanciones estén empezando a producir sus efectos psicológicos.

En cualquier caso, la participación de las “Fuerzas vivas” es impresionante: una delegación de 24 representantes se encuentra en la capital de Burkina Faso. Renunciar a venir a Uagadugú, llevar una política de bloqueo y encerrarse en Conakry habría sido contraproducente para las “Fuerzas vivas”. En lo que a esto se refiere, hay que alegrarse del comportamiento positivo de las “Fuerzas vivas” que, finalmente, han viajado a Burkina Faso. Han sido los primeros en pisar el suelo burkinés y hasta el mismo día 3 han estado esperando a la junta militar. Es una actitud que puede ayudar a Guinea a salir del terrible contexto político, económico, social y diplomático en el que se encuentra. Por otro lado, ¿cómo interpretar el mensaje que lanzó Dadis Camara unas horas antes del comienzo del debate de Uagadugú? El jefe de la junta parece estar haciendo una sobrepuja.

En cualquier caso, guineanos y guineanas tienen que convencerse de que salir de la crisis depende únicamente de ellos y no de los demás. El mediador-facilitador sólo podrá hacer un trabajo de acompañamiento. La comunidad internacional no puede hacer nada más que lo que se ha hecho hasta ahora en términos de amenazas, presiones y sanciones. La pelota seguirá en el tejado de los guineanos que deberán actuar correctamente para conservar el interés de los niños y las niñas de la patria. Por lo tanto, es importante dejar atrás los egoísmos, utilizar mensajes unificadores, “pensar y actuar simplemente en guineano” y no en malinke, soussou, peul, CNDD, UFG, UFR, etc.

Se prevé que las negociaciones inter-guineanas de Uagadugú duren cuatro días. Seguramente durarán más tiempo. Continuarán aquí y en otras partes sin duda, y nadie puede predecir el tiempo que durarán. La rapidez con la que el país saldrá de esta crisis dependerá de las concesiones que hagan unos y otros. En cualquier caso, le corresponde al mediador, Blaise Compaoré, tener en cuenta las reclamaciones expuestas así como dosificarlas sutilmente para que el producto final sea bueno para todos. ¿Conseguirá salir adelante? En cualquier caso, corresponde a los guineanos saber que por fin se deciden a acabar con el ciclo infernal en el que se encuentra su país desde la Independencia.

Por Boureima OUEDRAOGO SONRE

Publicado en Le Pays, de Burkina Faso, el 4 de noviembre de 2009.

Traducido por Teresa De Agustín, alumna de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid Traducción /Interpretación, colaboradora en la traducción de algunos artículos.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios