En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
La política partidista obstaculiza la gestión ética de recursos para el Bien Común, y el sistema económico capitalista es contrario al Desarrollo Sostenible y Ecológico
...leer más...
Mujeres africanas , Mirada al futuro, por Fundación CODESPA
...leer más...
Los mandatos de la Sociedad de Naciones en África: continuación del colonialismo, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
INFORME ÁFRICA 2019 - Dinámicas transfronterizas en un contexto globalizado , por Fundación Alternativas
...leer más...
Argelia y Sudán: ¿hacia un resurgir democrático en los países árabes?, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Manifestaciones a favor de la justicia y el gobierno civil en Sudán
...leer más...

La iniciativa de Ivanka Trump para mujeres anuncia 27 millones de dólares en subvenciones
...leer más...

El Frente de Liberación del Pueblo Tigray critica al Partido Democrático Amhara de Etiopía
...leer más...

El testigo en el asesinato del caso del Comandante Mahama en Ghana, involucrado en un accidente
...leer más...

El Banco Mundial financia 4 acuerdos en Malí
...leer más...

Malí se niega a negociar con los yihadistas
...leer más...

Sudáfrica acusada de no cooperar en la detención de un sospechoso de genocidio
...leer más...

La OMS declara oficialmente el ébola como “emergencia de salud pública mundial”
...leer más...

Aumenta la violencia intercomunitaria en Malí
...leer más...

El presidente de Sudán del Sur asegura que la economía del país prosperará de nuevo
...leer más...

Ghana y Costa de Marfil levantan la suspensión de las ventas de cacao
...leer más...

Más de 17. 000 niñas reciben en Zambia la vacuna contra el virus del papiloma humano
...leer más...

Magufuli anima a las mujeres de Tanzania a tener hijos
...leer más...

Se hacen virales vídeos de blancos llamando a la policía a causa de negros inocentes (parte 2/2)
...leer más...

Proyecto de simplificación de los procedimientos administrativos en Marruecos
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Antonio de Diego González. Sufismo negro , por Roge Blasco
...leer más...
Recorriendo los populismos africanos, por Fernando Díaz
...leer más...
Bangui, capital sin brillo, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Los mejores jugadores africanos que han desfilado por el fútbol mexicano, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
CAN 2019: Argelia - Senegal Final definida, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Tráfico de armas en Costa de Marfil: Una piedra en el jardín de Blaise Compaoré
29/10/2009 -

África es un vertedero. Sigue siendo hoy un campo de experimentos y un terreno ideal para los traficantes de armas. Los ejemplos son innumerables. El más reciente, Angolagate, el nombre con que se conoce a un acuerdo de armas en los años 90 con destino a Angola. Este caso, que tuvo su desenlace en el tribunal de París el pasado martes, llamado “caso Falcone-Gaydimak Mitterrand”, por primera vez, puso de manifiesto públicamente las conexiones ocultas y casi mafiosas entre los comerciantes de armas y los políticos.

Los dos protagonistas principales de este lucrativo tráfico (unos 400 millones de nuestros francos), que son Arkadi Gaydamak y Pierre Falcone, fueron condenados a seis años de prisión cada uno y las otras personas incriminadas cargaron con penas menores y multas de varios miles de euros. Decir que África sigue siendo una bendición para los traficantes de armas de cualquier tipo, es traicionar un secreto de polichinela. El pasado martes 27 de octubre, mientras que Angolagate conocía su desenlace judicial, la ONU decidió apuntar con dedo acusador a los responsables de contrabando de armas en Costa de Marfil.

En 2005, en plena crisis político - militar, la ONU impuso un embargo de armas al país del presidente Félix Houphouët-Boigny. Para el grupo de expertos comisionado por el Consejo de Seguridad para investigar el tráfico, "este embargo es violado regularmente tanto por el grupo ex rebelde Fuerzas Nuevas como por el gobierno, con numerosas entradas de armas y municiones provenientes de Burkina Faso" y "a pesar del embargo de armas, las dos partes de Costa de Marfil, el Norte y el Sur, siguen rearmándose o equipándose con este tipo de material”.

Esto es lo que se ha dicho y que podría -si esta información es correcta- complicar enormemente la tarea del facilitador en la crisis marfileña. En efecto, si el informe se hubiera publicado hace unos años, nadie habría dudado que Burkina era un importante proveedor de armas a los rebeldes de Costa de Marfil. Pero hoy, cuando el país, Burkina, está luchando como loco para apagar el incendio de Costa de Marfil, es difícil de entender. Y se puede decir que esta polémica señalada por los expertos de la ONU podría ser una piedra lanzada al jardín de Blaise Compaoré, el mismo hombre que fue elegido como facilitador del conflicto de Costa de Marfil.

¿Cómo puede desempeñar su papel de mediador sinceramente, es decir, ser equidistante con ambas partes, sin dejar de suministrar armas a una de las partes?

Otra preocupación, que también está planteada en el informe, merece un poco de atención: se trata de la "carrera armamentística" constatada en ambos lados, tanto de la rebelión como del gobierno. ¿Cómo entender que, mientras todas las miradas se han vuelto hacia las elecciones presidenciales del próximo 29 de noviembre, las diferentes partes no se preocupen más que de dotarse de material de guerra?

Aunque el aplazamiento de las elecciones presidenciales es ya un secreto a voces, la adquisición de material de guerra por parte del poder, para equipar al ejército de la república, podría ser explicada y comprendida fácilmente (siempre que Costa de Marfil no esté sujeta a embargo), pero es menos comprensible con lo que respecta a la rebelión armada.

Entonces, ¿están jugando verdaderamente un juego limpio los diferentes protagonistas de la crisis de Costa de Marfil para salir de este atolladero? La duda está permitida, más que nunca esta situación de ni guerra ni paz es el problema de más de uno. Así que más allá de los pequeños intereses personales, habrá que sellar bien una paz de valientes!

Boureima Diallo

L’Observateur Paalga, de Burkina Faso


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios