En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
¿Más allá del interés nacional y la seguridad?: Propuestas para otra política exterior española en África, por GEA-UAM
...leer más...
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La UNEAC celebró el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente
...leer más...

Una segunda prohibición amenaza la supervivencia de la industria del vino en Sudáfrica
...leer más...

La provincia del oeste de Zambia ve una reducción en los precios de las comidas
...leer más...

Tanzania incauta ocho granjas de flores abandonadas por morosidad
...leer más...

Hemetti declara que la economía de Sudán está controlada por la mafia
...leer más...

International Crisis Group aboga por el diálogo entre el Gobierno de Argelia e Hirak
...leer más...

Etiopía descontenta con el plan de Egipto para crear una base militar en Somalilandia
...leer más...

Los desplazados internos de Galkayo, en Somalia, carecen de alimentos y agua a pesar de haber recibido sus propias casas
...leer más...

Tres muertos en una explosión de gas en Nigeria
...leer más...

El presidente de Liberia asegura la igualdad religiosa
...leer más...

Ciudadanos de una localidad en Kenia hacen las paces con la policía
...leer más...

La policía de Nigeria despide a cuatro de sus agentes por extorsión y castiga a otros ocho
...leer más...

Programada sentencia judicial sobre el bloqueo de Youtube en Egipto para el 20 de septiembre
...leer más...

Sudán extiende el apoyo directo en efectivo a las zonas rurales
...leer más...

Profesores de colegios privados en Kenia son golpeados por la pandemia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La UE financia el trabajo forzado en Eritrea, por Bartolomé Burgos
...leer más...
El asesinato de Haacaaluu Hundeessa no mata las esperanzas del pueblo oromo, por Chema Caballero
...leer más...
Ken Aïcha Sy: “El mundo espera que hagas un producto “africano” cuando eso no quiere decir absolutamente nada”, Por Laura Feal
...leer más...
Beñat Arzadun con los agricultores del norte de Mozambique, por Roge Blasco
...leer más...
Fútbol africano: Un país, una historia, Madagascar, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Entrevistas >

“La Revolución Verde de África requiere apoyar a los campesinos”
29/10/2009 -

Entrevista con Akin Adesina, vicepresidente de la Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA).

Akin Adesina charló con All Africa acerca del trabajo de la joven institución y cómo sus prioridades y programas están evolucionando para implantar la seguridad alimentaria en toda África. AGRA, que se fundó en 2006 con fondos provenientes de la Fundación Rockefeller, y recientemente de la Fundación Melinda & Bill Gates, ha anunciado otros 15 millones de dólares para fortalecer su efectividad.

Pregunta: ¿Qué hay de novedoso en el trabajo de AGRA?

Vamos a dedicar el 40% de todas nuestras inversiones a cuatro países principales: Tanzania, Mozambique, Ghana y Somalia. Dentro de estos países, pretendemos centrarnos en lo que llamamos “bread basket” áreas: las áreas de alta densidad de población, con relativa buena infraestructura y acceso a los mercados y un buen ambiente agro ecológico para estimular el crecimiento de la productividad.

El porqué de todo esto es muy simple. La cantidad de inversión que se necesita para infraestructuras para una transformación agrícola en África es enorme -aproximadamente unos 11.000 millones de dólares al año-, lo que significa que estas inversiones no se pueden hacer en cualquier sitio. Donde hay carreteras, electrificación o irrigación, lo que se ha hecho hasta ahora es esparcir las inversiones por todos sitios, así que no hay una gran densidad de inversión en zonas críticas en las que sí se puede conseguir un crecimiento productivo. Lo que necesitamos es dar la vuelta a esta situación y enfocarnos hacia esas áreas de alta densidad, para incrementar rápidamente la producción y conseguir así una bajada de los precios de los alimentos.

Eso no significa, por supuesto, que no vayamos a considerar las áreas con menos potencial, pero si eres capaz de aumentar la producción y reducir el precio de los alimentos, eso beneficia tanto a consumidores rurales como urbanos. Y ese es uno de los cambios fundamentales que hemos hecho.

¿Qué nos puede contar sobre su trabajo más allá de estos países núcleo?

AGRA trabaja actualmente en 13 países a lo largo de toda África, y vamos a extendernos hasta 25 estados en los próximos años. Hay países que se encuentran en situación de post conflicto, como Liberia y Sierra Leona que son muy importantes. Agra tiene programas para proveer subsidios iniciales, especialmente en el área de la capacitación y modificación de semillas.

Además, seguimos haciendo inversiones temáticas. El acercamiento es de un “acercamiento comprehensivo de la cadena de valor”, desde semillas a la salud del suelo pasando por mercados y policía. Agra ha encontrado qué funciona en cada una de estas áreas. Luego encontramos la posibilidad de repicar lo que funciona a través de parten arriados con otras instituciones, especialmente con el gobierno, el sector privado y las instituciones multilaterales y bilaterales.

El trabajo con las semillas, por ejemplo, incluye apoyar la capacitación de los sembradores. Para ello, tenemos dos centros de excelencia, uno en KwaZulu-Natal (Suráfrica), llamado Centro Africano par la Mejora de los Cultivos, y otro en la Universidad de Ghana, en Legon. Estos dos centros están formando a unos 85 doctorados y cerca de 200 estudiantes de master en total.

Además, apoyamos el desarrollo de variedades de cultivos mejorados que se ajustan a las necesidades agroecológicas de diversas zonas en África en función de lo que nos dicen los cultivadores. Esto es muy importante, frente a la tradición de introducir variedades mejoradas pero que vienen de fuera del continente -una cosa que se ha estado haciendo desde siempre y que nunca ha funcionado-.

Este trabajo se está haciendo a través de subvenciones a instituciones de campesinos. En los últimos 18 meses, han dado a conocer 65 nuevas variedades de semillas, desde sorgo a maíz pasando por mandioca, todas ellas adaptadas a las condiciones agroecológicas.

Hemos apoyado el establecimiento de unas 25 pequeñas y medianas empresas de semillas. Estas compañías locales son críticas, porque sirven como correa de transmisión de las nuevas variedades de semillas, que pasan así de las instituciones nacionales al sistema comercial. Les apoyamos con subvenciones iniciales para crear sistemas de distribución. Este año, han vendido unas 6000 toneladas métricas de semillas, lo que es mucho.

Además, tenemos un programa para los encargados de la compraventa. Son pequeñas tiendas que venden en las áreas rurales, y éste es nuestro programa con mayor impacto. En 2008-09, estas pequeñas tiendas vendieron fertilizantes y semillas por un valor de 45 millones de dólares en Malawi, Tanzania y Kenya. Asimismo, esto hace que los granjeros tengan que viajar menos para comprar estas semillas y fertilizantes. En el oeste de Kenya, la media de los viajes ha pasado de los 17 kilómetros a unos 3. 0 4.

En cuanto a la fertilizad de la tierra, hemos implantado lo que se llama “tecnología demacro dosis" en los países del Sahel. Básicamente, consiste en poner una mínima cantidad de fertilizante –la que cabe en el tapó de una botella de Coca Cola- en la base de nuestra planta. Esto tiene muchas ventajas.

En primer lugar, es apropiada para tierras en el área más seca, donde existe un alto riesgo de que el fertilizante no sirva para nada por la falta de lluvias. Segundo, los granjeros no necesitan gastar mucho dinero en fertilizante, por la pequeña cantidad, y tercero, permite a los granjeros ajustar la aplicación a las necesidades de la planta.

El impacto en el rendimiento ha sido brutal, llegando a incrementarse hasta un 145% respecto a las plantas en las que no se usa este fertilizante. Por ello, hemos dado ayudas a unos 600.000 agricultores para que lo sigan utilizando.

(…)

Además, Agra tiene programas de desarrollo de mercado y finanzas. El mercado es nuestro programa más nuevo. Tenemos algunas becas para consolidar nuestras inversiones en el mercado, incluyendo el fortalecimiento de los intercambios de commodities en Kenya y Malawi.

En cuanto al asunto de las finanzas, menos del 1% del total del capital privado disponible en África se dirige a la agricultura Esto supone casi el 80% de la población en un sector al que no llega el capital privado. En lugar de que África tenga que depender perpetuamente en la ayuda oficial del Desarrollo, creemos que el Continente tiene que poner a trabajar en la agricultura a buen parte del capital privado que hay en los mercados.

La cuestión es por qué el dinero no va hacia la agricultura. Esto se debe a que los granjeros son en su mayoría pequeños; no tienen avales para pagar; los bancos no están bien entrenados para prestar dinero a los pequeños granjeros y hay un gran riesgo y alto coste en cada transacción para llegar hasta estos pequeños campesinos.

Lo que Agra ha hecho muy exitosamente en los últimos 18 meses es utilizar 15 millones de dólares para garantizar el riesgo de préstamos. Además, hemos utilizaron unos 150 millones de dólares en los últimos 18 meses destinados a pequeños agricultores y otras empresas que les apoyan. (…)

¿Qué va a hacer Agra con los 15 millones de dólares de la Fundación Bill & Melinda Gates?

La política que ha guiado la agricultura en África desde los 80 se ha establecido fuera de África, con el llamado ‘Consenso de Washington’ u los Programas de Ajuste Estructural que impusieron condicionantes a la agricultura África. En aquel momento, todos los sistemas de apoyo y los incentivos que las instituciones y campesinos necesitan para ser productivos y eficientes fueron retiradas.

Hoy, los campesinos africanos son los menos subvencionados en el mundo, así que o deberían sorprendernos los enormes problemas de de pobreza e inseguridad alimentaria. Por eso, nuestra política irá dirigida a tres aspectos fundamentales:

- Centrar el debate en los tipos adecuados de políticas para la agricultura africana, pasando del Consenso de Washington al Consenso Africano.

- Modernizar todas las instituciones a lo largo de toda África, tanto en términos de capacitación humana como institucional para formular políticas basadas en la evidencia que sean relevantes, impactantes y sostenibles para los pequeños agricultores.

- Apoyaremos la creación de plataformas de apoyo para los campesinos.
Los campesinos son los mejores abogados para su propia vida, pero en África son muy débiles en términos de su capacidad institucional y participación en el espacio político.

Queremos darles una voz, pero también la capacidad para entender cómo cada política les afecta –la nacional, regional o internacional-, así que vamos a fortalecer las plataformas de apoyo.

Finalmente, y esto es algo crucial para nosotros, vamos a apoyar la capacidad parlamentaria. Los parlamentos africanos tienen un papel clave que jugar. Ellos marcan las leyes y las regulaciones; votan los presupuestos para agricultura. Pero cuando miras a África- donde precisamente la mayoría de nuestros parlamentarios vienen de áreas rurales- luego resulta que los presupuestos son extremadamente bajos.

Es por eso que Agra va a trabajar mano a mano con el NEPAD (Nuevo Partenariado Económico para el Desarrollo Africano) en el Programa de Desarrollo Agrícola Africano. Ambos organismos nos vamos a coordinar para fortalecer el entendimiento entre los parlamentarios de las necesidades de la agricultura y, mejor aún, poner en marcha políticas que apoyen la creación de instituciones y mecanismos financieros para la agricultura pueda convertirse en el motor del crecimiento en la mayoría de los países africanos.

(…)

Entrevista publicada en AllAfrica, el 27 de octubre de 2009.

Traducida y editada por Aurora Moreno, para Fundación Sur.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



- - - - - - - - -
sofia comentó de “La Revolución Verde de África requiere apoyar a los campesinos”...

Bill Gates, Rockefeller y los gigantes de la biogenética saben algo que ignoramos

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=60339




Agregar un comentario