En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
¿Más allá del interés nacional y la seguridad?: Propuestas para otra política exterior española en África, por GEA-UAM
...leer más...
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La UNEAC celebró el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente
...leer más...

Una segunda prohibición amenaza la supervivencia de la industria del vino en Sudáfrica
...leer más...

La provincia del oeste de Zambia ve una reducción en los precios de las comidas
...leer más...

Tanzania incauta ocho granjas de flores abandonadas por morosidad
...leer más...

Hemetti declara que la economía de Sudán está controlada por la mafia
...leer más...

International Crisis Group aboga por el diálogo entre el Gobierno de Argelia e Hirak
...leer más...

Etiopía descontenta con el plan de Egipto para crear una base militar en Somalilandia
...leer más...

Los desplazados internos de Galkayo, en Somalia, carecen de alimentos y agua a pesar de haber recibido sus propias casas
...leer más...

Tres muertos en una explosión de gas en Nigeria
...leer más...

El presidente de Liberia asegura la igualdad religiosa
...leer más...

Ciudadanos de una localidad en Kenia hacen las paces con la policía
...leer más...

La policía de Nigeria despide a cuatro de sus agentes por extorsión y castiga a otros ocho
...leer más...

Programada sentencia judicial sobre el bloqueo de Youtube en Egipto para el 20 de septiembre
...leer más...

Sudán extiende el apoyo directo en efectivo a las zonas rurales
...leer más...

Profesores de colegios privados en Kenia son golpeados por la pandemia
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Madrid Rumbo al Sur

La expedición "Madrid Rumbo al Sur" es una oportunidad excepcional para los jóvenes de la Comunidad de Madrid de viajar para conocer África. Los objetivos son: la promoción del conocimiento de África y de los africanos de la Comunidad de Madrid, la sensibilización de la juventud madrileña hacia los desafíos del desarrollo y la oportunidad de conocer sobre el terreno las actividades de cooperación al desarrollo promovidos por la Comunidad de Madrid. Para ello, los jóvenes madrileños ganadores de esta 3ª edición del concurso "Madrid Rumbo al Sur", realizarán una ruta por África Occidental, por países en los que la Comunidad de Madrid está actualmente desarrollando proyectos de Cooperación.

Bitácora Africana irá publicando las crónicas del viaje realizado durante el verano de 2009 por tierras de Marruecos por los jovenes madrileños que se embarcaron en este emocionante viaje de aprendizaje y cooperación.

http://www.madridrumboalsur.com

Ver más artículos del autor


Madrid Rumbo al Sur Crónicas del viaje por Marruecos - La Partida

8 de septiembre de 2009.

En Bitácora Africana iremos publicando las crónicas de viaje de Madrid Rumbo al Sur en su periplo por tierras marroquies. Así desde nuestra web nuestros lectores podrán ir sabiendo de la mano del cronista oficial de la expedición Ramón Huarte como un grupo de jóvenes madrileños fueron aprendiendo y sensbilizándose de lo que África nos ofrece

JORNADA 1

20 AGOSTO,17:30, Las Ventas, Madrid
Cualquiera de los padres, familiares, periodistas, representantes de las instituciones, o paseantes que observaran de manera individual a los miembros de “Madrid Rumbo al Sur” que estamos a punto de partir desde las Ventas, distinguiría dos clases de expedicionarios: Los miembros veteranos del equipo que, avezados de otras ediciones, disfrutan del momento o ultiman detalles y charlan entre ellos, y quienes, como yo y los 100 chavales, con nervios de primerizo, estamos mucho más pendientes de cómo se apañan los demás que de nuestras propias cosas.

Un chico ni alto ni bajo, delgado, en su búsqueda de pistas, cruza su mirada conmigo. Los dos estamos intentando recolocar por enésima vez los pisos del “Empire states” en que hemos convertido nuestras mochilas, y ambos miramos alrededor con disimulo intentando imitar la disposición que han logrado los demás.

Miramos si los demás también, como nosotros, y a pesar del calor, llevan puestas las botas para ahorrar sitio en el petate. De reojo vigilamos los movimientos de aquellos con quienes se supone que tenemos que estar, para no perdernos. Ponemos cara de suficiencia mientras, en nuestro interior, el mayor deseo es el de no parecer un pardillo.
Los novatos miramos a los demás novatos pensando que están más integrados, más cómodos, más preparados que nosotros, y procuramos imitarles. No caemos en la cuenta de que ellos también piensan lo mismo de nosotros.

Sin embargo, yo tengo una ventaja sobre los chavales: Yo conocí a los que terminaron la anterior edición de “Madrid Rumbo al Sur”, y en Dakar, finalizando su aventura, eran chicos seguros, tan endurecidos como sensibilizados, ni mejores ni peores que antes, pero abiertos y sin miedo de hacer el “canelo”, tras muchas cosas pasadas juntos. Eran veteranos. Y yo, aunque los chicos que ahora veo en Las Ventas no lo sepan, sé que sufrirán la misma transformación.

El viaje, se me ocurre, va a ser una bonita aventura para ellos. Por fuera… pero sobre todo por dentro.

20 AGOSTO, 19:45, Autobús, carretera Andalucía
He dicho a los chicos que iba a escribir las crónicas que sus familias iban a leer en España. Les he pedido que me vengan a contar las historias que quieran que refleje, y también las que no quieren que cuente. Yo me manejaré con el equilibrio.
Ante mi estupor, me han respondido con un aplauso, ¿Simpatía o ironía?
Tanto ellos como yo lo iremos descubriendo.
…………….
Los chicos de mi autobús charlan entre ellos, van conociéndose. Oigo a algunas comentar a Alex, un monitor, que están nerviosas. En una parada un monitor del otro autobús me dice que los suyos han ido cantando. ¿Manifestaciones distintas del nerviosismo?
…………….
Comienzan a circular los primeros apodos entre los chicos. Nosotros, por nuestra parte, decidimos apodar al monitor Pablo, de Cádiz, “cli-cli”, para no confundirle con Pablo, de Pamplona. Primera vez que vamos a remolque de los chavales. Intuyo que no será la última.
…………….
Ya es noche cerrada. Todos sabemos que echaremos en falta las horas que ahora no estamos durmiendo. Pero nuestros nervios hacen que el autobús sea una caja de charlas y de paseos. Muchas de las conversaciones, las que llegan hasta mis oidos, tratan de la preocupación de las familias por su partida. Preocupación que todos consideran injustificada, aunque en las miradas que dejan ver las luces del techo se aprecia el orgullo por acometer un viaje capaz de producir extrañeza en quienes no lo llevan a cabo, un viaje capaz de producir inquietud y curiosidad, un viaje especial. Todos se consideran especiales.

21 AGOSTO, 4:40, Málaga

El frenazo del autobús en el semáforo nos despierta, parece que finalmente el cansancio nos había vencido. Por las ventanillas se ve todavía, por las calles casi desiertas, algún grupo de gente joven, ya de retirada desde las zonas de bares.
La voz de Telmo suena en el talkie que lleva Pablo a su lado: “Voy delante, creo que sé cómo se va al puerto”.
Llegamos, efectivamente, al puerto, y aparcamos la caravana de vehículos en una amplia explanada de aparcamiento. Clarea el horizonte.

Los chicos colocan sus esterillas y estrenan sus sacos de dormir, de cara a las grúas portuarias.

Mar, hermana y brazo derecho de Telmo, después de toda la noche en vela turnándose en la conducción de un vehículo con Cuesta, el fotógrafo, saca de una de las pick-up un ordenador, y comienza a montar vídeos. Yo, que tenía ya la esterilla extendida al lado del vehículo, no doy crédito, y, como avergonzado, desisto de dormir y acepto el café que Pablo ha hecho con soluble que llevaba en la mochila. Yo recapitulo mis sensaciones, sentado junto a él, que, inmisericorde, espera la hora de levantar a los chavales para hacer gimnasia. Su espera no durará más de una hora.

Ramón Huarte

Cronista Oficial MRS 2009

http://www.madridrumboalsur.co



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios