En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Burundi
...leer más...
Panorámica histórica y etnográfica del Sahel, Documento de seguridad y defensa nº. 78
...leer más...
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La Unión Africana analiza mecanismos para desarrollar el sector agrícola africano
...leer más...

Filtraciones en el recuento dan la victoria a Paul Biya en las presidenciales de Camerún
...leer más...

Senegal acogerá los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2022
...leer más...

Los evangélicos de Angola indignados ante el decreto gubernamental sobre plataformas religiosas
...leer más...

El recuento pronisional en las municipales de Mozambique da el triunfo al Frelimo
...leer más...

Acuerdo entre Malí y Alemania para financiación de cursos sobre la paz
...leer más...

Retorno progresivo de los desplazados en el eje Lulimba-Salamabila de la República Democrática del Congo
...leer más...

Egipto deporta a 15 inmigrantes sudaneses ilegales
...leer más...

Cumbre sobre el trabajo: en Sudáfrica Justicia y Paz pide involucrar más a las mujeres y a los jóvenes
...leer más...

El proceso de reintegración de los hombres de Renamo en las Fuerzas Armadas de Defensa de Mozambique deberá durar 210 días
...leer más...

Tito Mboweni, nuevo ministro de finanzas de Sudáfrica
...leer más...

Tanger quiere competir con Málaga y la Costa del Sol
...leer más...

El pueblo san en Namibia pide un reasentamiento individual
...leer más...

África se muestra interesada en colaborar con Rusia
...leer más...

El proyecto de presupuesto 2019 de la República Democrática del Congo asciende a casi 6.000 millones de dólares
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Ecos, por Ushindi
...leer más...
Nueva savia de las letras ecuatoguineanas, por Sonia Fernández Quincoces
...leer más...
El gran cuerno, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Bobi Wine, ¿de músico a presidente de Uganda, por Wiriko
...leer más...
Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 4 de Octubre de 2018, por José Antonio Barra
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Cartas >

¡JUSTICIA PARA AFRICA, SIN MANIPULACIONES!
27/07/2009 -

Soy un africano camerunés y llevo unos seis meses de misión en España. He conocido a gentes y organizaciones dentro y fuera de la Iglesia que se entregan a los marginados y los sin-voz del mundo, en la lucha por la justicia y por un mundo mejor. Gracias a todos ustedes. Desde mi rinconcito español he visto también una Europa políticamente liberal y capitalista que pretende hablar por África, por el tercer mundo, pero que en realidad hace muy poco por ellos. A veces nosotros, los africanos, nos sentimos insultados cuando nuestra realidad cultural, social, política y económica se distorsiona adrede por fines ajenos a nosotros.

Hace poco me sentí ofendido al ver la reacción que provocó la visita del Papa en África en algunos medios de comunicación europeos. Sabiendo el poder y la influencia, no sólo de la presencia del Papa sino también de la influencia mediática de esta visita, me he quedado helado por la manipulación mediática que algunos han hecho de esta visita. Desde su llegada hasta su salida de África, muchos medios de comunicación hablaron más del uso del preservativo que de la Paz y la Reconciliación, que era el mensaje real que llevaba el Papa a África. Y muchos le acusaron de estar contra los derechos humanos. Hasta el Parlamento Europeo discutió si reprobar o no a Benedicto XVI por dar su opinión. ¡Qué vergüenza ajena sentí por esta actuación!

Los africanos estamos ya hartos de este juego político de distraer a la gente. Nos preguntamos si esta Europa política quiere de verdad ayudar a África. ¿Les interesa a estos políticos una buena imagen de África? Me atreveré aun más a preguntar: ¿Quiere Europa de verdad una África estable, industrializada, productiva y competitiva? Viendo cómo van las cosas a nivel político, la respuesta es un rotundo NO. ¡Qué pena saber que la mala imagen y la miseria de unos es un buen negocio para otros! ¿Cómo es posible que en una Europa tan científica, tan crítica, tan meticulosa en la búsqueda de la verdad, promotora de la democracia y la libertad de expresión en el mundo, engañe tanto? ¿Cómo es posible que estos medios de comunicación hayan manipulado a sus lectores y les han ocultado el verdadero mensaje que llevó el Papa a África? ¿Sera porque no les interesa a las multinacionales europeas el mensaje de paz y reconciliación en África? Esta claro que la paz les hundiría el negocio de armas en África.

Es un secreto abierto que las guerras abundan en los países más ricos de África, porque a algunos Gobiernos les interesa la madera, el petróleo, los diamantes, el oro, el apreciadísimo coltan, etc. Y para obtenerlo sin pagar el precio justo, dividen a las gentes con la guerra y con la complicidad de unos avariciosos dictadores y señores de guerras. El SIDA es un gran negocio en África. Muchas ONG que dicen luchar contra el SIDA en África, hacen todo para enriquecerse con las financiaciones solicitadas, y van en coches de lujo, mientras que los enfermos carecen de todo tipo de ayuda y cuidado. Uno de sus anuncios en Camerún por ejemplo, dice textualmente: “con el preservativo el placer dura más”. Me pregunto si este anuncio, en vez de ir contra el SIDA, no es para vender más el sexo y el preservativo. Por ello el Papa dijo que el preservativo no es la solución para el Sida, sino que hace falta una humanización de la sexualidad. Todos sabemos la labor infatigable de la Iglesia en este como en muchos otros campos, la educación preventiva, cómo vivir con el SIDA, el cuidado de los enfermos y de los huérfanos. Es esta Iglesia, en la persona de su Mentor, a la que quieren condenar.

Si a estos que tanto atacan les interesa ayudar a África a luchar contra el SIDA, que nos cuenten lo que hicieron con las seis enfermeras Búlgaras que inocularon el virus del Sida a más de 400 niños en Libia. Y que nos cuente la empresa Farmacéutica Americana, Gilead, cómo experimenta su medicina contra el Sida (el Tenofir, Viread) en centenares de mujeres africanas, pobres y vulnerables, muchas de ellas prostitutas, arriesgando sus vidas. Nuestras hermanas son conejillos de indias, sin protección ni garantía de nada. Por lo visto esto no es un crimen contra la humanidad; en cambio sí lo son las palabras del Papa. Los africanos sabemos quiénes están aquí con nosotros, ayudándonos, y quiénes vienen sólo para saquear.

Da pena ver las imágenes de mis hermanos, o sus cadáveres, llegando en barcos a las fronteras europeas, y algunos escondidos en tanques de gasolina. Pero da más pena saber que detrás de esta miseria hay redes muy bien organizadas, legales e ilegales, que viven de este tráfico humano. Ni esta forma ni la antigua forma de esclavitud han sido condenadas como crímenes contra la humanidad. Por eso cada vez hay más casos, como lo que paso en Chad con el caso de Arca de Zoé. Cómo esta ONG francesa se aprovechaba de la guerra en Darfur para traficar con centenares de niños africanos. Cuando les cogieron, todos sabemos qué papel desempeñó el gobierno francés para humillar, tanto a la Justicia como al gobierno de Chad. No pasó absolutamente nada.

¿Quiénes son los verdaderos jefes de estas guerras civiles en África? Los países extranjeros que financian a los “señores de la guerra” africanos. En 1990, un país tan pobre como Ruanda era el tercer país importador de armas del mundo, y sabemos que países europeos violaron el embargo de armas sobre Ruanda, proporcionando armas que condujeron al genocidio de 1994, en el que, en menos de tres meses, fueron masacradas más de 800.000 personas. Los africanos tienen su parte de culpa y muchos lo están pagando ya. Pero hasta el día de hoy, aunque existen pruebas de las transacciones, los europeos implicados nunca han figurado como cómplices de los crímenes contra la humanidad en esa guerra. ¿Cuándo acabará esta hipocresía?

A ello hay que añadir la imagen que se ofrece siempre de África. Muchos niños europeos no conocen más que una imagen salvaje y miserable de África; la guerra, el hambre, sida, malaria, moscas etc. Y otros no conocen más que Tarzán y los animales salvajes. ¿Es que no hay buenas noticias de África? ¿Donde están sus conquistas, su lucha por la libertad e igualdad, sus inmensas riquezas (que son saboteadas)?. Pero la culpa no es suya, sino de sus mal-informadores, los medios de comunicación que les han llenado con esas imágenes. África tiene derecho a una buena imagen a pesar de sus problemas.

¡Queremos que el mundo sepa que los africanos están hartos de ver vender su miseria y después burlarse de ellos! ¡Basta ya de la comercialización de la miseria de África!

- África necesita amigos de verdad, no parlanchines; colaboradores y socios en el desarrollo, no saqueadores.

- África no necesita pésames, misericordia y limosnas: África necesita justicia ya, no en el siglo venidero.

- África no necesita más armas para matar a sus hijos: África necesita medios de producción para alimentar y fortalecer su población.

- La lucha contra la inmigración clandestina no tiene sentido si no hay justicia en las causas: ¿por qué la gente sale de sus amadas tierras, las tierras de sus antepasados?

- Basta ya al saqueo de los minerales y las materias primas de África:

¡Cread industrias en África!

- Basta ya el desagüe de cerebros de África: compartid la tecnología productiva con África.

- Basta ya a la instrumentalización de la miseria de África para distraer al mundo de sus verdaderos problemas: Que el Parlamento Europeo, en vez de discutir sobre las palabras del Papa y fingir abogar por África, se enfrente con el problema de la justicia entre los países y pueblos del mundo. El nuevo camino del desarrollo en África es la paz, justicia y colaboración, no limosnas caritativas.

Por sus frutos conoceremos a los verdaderos amigos de África.

Jude Thaddeus VEGAH KING, Sch.P.

Enviada a Fundación Sur, el día 27 de julio de 2009.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios