En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Alemania reconoce su genocidio en Namibia, por Carlos Font Gavira
...leer más...
África en la agenda externa de la administración Macri (junio 2016 - junio 2017), por Carla Morasso
...leer más...
España y la exportación de armas: “Verba, non res”, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...
La política partidista obstaculiza la gestión ética de recursos para el Bien Común, y el sistema económico capitalista es contrario al Desarrollo Sostenible y Ecológico
...leer más...
La Segunda Guerra del Congo: evolución y consecuencias de un conflicto que sigue sin resolverse, por Álvaro García López
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La presidenta de la Asamblea Nacional de Togo se reune con una representante de las Naciones Unidas para hablar de los derechos de la mujer y de las niñas
...leer más...

La nueva estrategia económica etíope y la posible inyección del Banco Mundial
...leer más...

Swanu pide la vuelta de los soldados a sus cuarteles antes de las elecciones en Namibia
...leer más...

El congresista de Maryland, Elijah Cummings, muere a los 68 años
...leer más...

La Comisión Europea ha aprobado un apoyo presupuestario de 15 millones de euros en favor del Tesoro de Níger
...leer más...

Guillaume Soro se presenta a las presidenciales de 2020 de Costa de Marfil
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2019-10-1/2019-10-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El ébola amenaza el comercio transfronterizo ugandés
...leer más...

Nigeria mantendrá cerradas las fronteras terrestres para frenar el contrabando
...leer más...

"Guardián de la tierra": una nueva plataforma internacional para educar a los jóvenes en la República Democrática del Congo
...leer más...

El "turismo sanitario" de los presidentes africanos
...leer más...

La caza furtiva de rinocerontes, un caso alarmante
...leer más...

Los prisioneros bailarines de Burkina Faso
...leer más...

Mezouar renuncia a la presidencia de la Confederación de empresarios de Marruecos
...leer más...

Vacunación gratuita en Kenia contra el cáncer de cuello uterino
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Sankara, la Revolución y la juventud, por Omer Freixa
...leer más...
Patxi Otaegi Garmendia: herramientas de labranza para el Sahara, por Roge Blasco
...leer más...
El grano de Quetzalcóatl que se apoderó de las tierras de Ghana y Costa de Marfil.. por Carlos Luján Aldana
...leer más...
Un cardenal de dialogo para tener puentes, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Nyerere, estadista, filósofo y panafricanista, por Omer Freixa
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Blanquitos sobre la luna ¿por qué el Apolo XI se veía tan diferente en la América negra?
31/07/2019 -

La fecha era el 15 de julio de 1969. Mientras el cohete Saturno V se alzaba sobre la plataforma de lanzamiento, a punto de enviar a la luna a los primeros hombres, dos docenas de familias negras de zonas pobres del sur, acompañadas de mulas y carros emblemáticos del movimiento de derechos civiles, Marchó a la valla del cabo Kennedy en Florida. Desde el punto de vista de un pájaro, habrían parecido a unos enanos tras un coloso.

Fueron dirigidos por Ralph Abernathy, sucesor del asesinado Martin Luther King como jefe de la Conferencia de Liderazgo Cristiano del Sur (SCLC). Llevaba un letrero que decía sin rodeos: “ 12 dólares por día para alimentar a un astronauta. Podríamos alimentar a un niño hambriento por 8 dólares ”. Lo dijo en un mitin en el lugar:“ Podemos continuar desde este día a Marte, a Júpiter e incluso más allá de los cielos , pero siempre que prevalezca el racismo, la pobreza, el hambre y la guerra. En la Tierra, nosotros, como nación civilizada, hemos fracasado ".

La misión Apolo XI ha sido aclamada como el mayor logro tecnológico de la humanidad y, después de la agitación de la década de 1960, un momento redentor de unidad nacional e internacional. Hablando con los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin sobre la superficie lunar en lo que él describió como "la llamada telefónica más histórica jamás realizada", el presidente Richard Nixon declaró: "Por un momento invaluable en toda la historia del hombre, toda la gente en esta Tierra". son verdaderamente uno ".

Sin embargo, fue una creación de mitos en ese momento y lo será nuevamente cuando Estados Unidos conmemore el 50 aniversario de este mes con eventos, exposiciones y especiales de televisión. El programa Apollo, motivado por la carrera espacial contra la Unión Soviética, costó 25,4 mil millones de dólares , el equivalente de 180 mil millones hoy; Sólo la guerra de Vietnam golpeó más a los contribuyentes. Mientras que la NASA advirtió al Congreso "No hay dinero, no hay Buck Rogers", las encuestas mostraron que la mayoría de los estadounidenses se oponía al "moondoggle".

La prensa negra cuestionó cómo podría justificarse el precio cuando millones de afroamericanos todavía estaban sumidos en la pobreza. En 1966, al declarar ante el Senado de EE. UU. Sobre la raza y la pobreza urbana, King observó: “en pocos años podemos estar seguros de que pondremos a un hombre en la luna y con un telescopio adecuado podrá ver los barrios marginales de la Tierra con Su intensificada congestión, decaimiento y turbulencia ”.

"Una prioridad inhumana"

La marcha de protesta en la víspera del lanzamiento del Apolo 11 abrió un nuevo capítulo en la campaña de los pobres, que había construido una ciudad improvisada en el National Mall en Washington un año antes.

Tom Paine, el administrador de la NASA, salió a reunirse con los manifestantes. Una historia oficial de la NASA recuerda: "Paine se quedó sin abrigo bajo un cielo nublado, acompañado solo por el oficial de prensa de la NASA, cuando Abernathy se acercó con su grupo, marchando lentamente y cantando We Shall Overcome.

“Varias mulas estaban a la cabeza, como símbolos de la pobreza rural. Abernathy luego dio un breve discurso. Deploró la condición de los pobres de la nación, declarando que una quinta parte de la nación carecía de alimentos, vestimenta, refugio y atención médica adecuados. Ante tal sufrimiento, afirmó que el vuelo espacial representaba una prioridad inhumana. Instó a que se gasten sus fondos para alimentar a los hambrientos, vestir a los desnudos, atender a los enfermos y albergar a las personas sin hogar.

"Paine respondió que" si pudiéramos resolver los problemas de la pobreza al no presionar el botón para lanzar a los hombres a la luna mañana, entonces no lo haríamos ". Añadió que los avances técnicos de la NASA eran "juegos de niños" en comparación con "los tremendamente difíciles problemas humanos" relacionados con el SCLC. Le ofreció la esperanza de que la NASA pudiera contribuir a resolver estos problemas, y luego le pidió a Abernathy, un ministro de la iglesia , que orara por la seguridad de los astronautas. Abernathy respondió con emoción que sin duda haría esto, y terminaron esta reunión improvisada dándole la mano a los demás ".

Entre los manifestantes en Cabo Kennedy (ahora conocido como Cabo Cañaveral) ese día estaba JT Johnson, un activista de derechos civiles que había estado con King en Memphis poco antes de que muriera y se convirtió en un colaborador cercano de Abernathy. "No querían que estuvieras cerca de donde se estaba lanzando, así que simplemente escogimos un lugar y decidimos organizarnos y comenzamos a hablar y cantar; las canciones nos llevaron a través de estos tiempos difíciles, y solo hicimos eso ", recordó Johnson en una entrevista en su casa en un suburbio de Atlanta.

"En ese momento, todo el movimiento giraba en torno a la pobreza y la gente pobre, así que eso es todo de lo que hablamos: lo pobres que somos y cómo va a ir a la luna y gastar millones cuando no tenemos nada y algunas personas no tenemos un lugar para vivir o comida para comer, pero aún permitimos que todas estas cosas sucedan. Esa fue la verdadera protesta: miles de millones para la luna y centavos para los pobres ".

Un proyecto de la América blanca.

Johnson es ahora un abuelo de 81 años. Sigue siendo políticamente activo y espera contar más sobre la historia del movimiento por los derechos civiles. recordó haber crecido durante la era de la segregación de Jim Crow en Montezuma, Georgia.

"Tenía una gran fuente de agua en el centro con un letrero" que ponía de color "y otro letrero que ponía " blanco "cuando toda el agua venía del mismo lugar", dijo. "Cuando era niño no podía entender porque la mayoría de estas cosas no me parecían justas. Así que el Señor sabía que iba a estar en el movimiento antes que yo, porque no lo sabía y algunas de las cosas que simplemente no me gustaban. No fue justo ".

"Cuando conocí al Dr. King, pensé que ese era el hombre que había estado esperando ver durante toda mi vida y me dediqué al movimiento por los derechos civiles".

En una protesta en la década de 1960, Johnson y otros se lanzaron a una piscina solo para blancos en St. Augustine, Florida, solo para que el dueño del hotel vertiera ácido en la piscina. Después de intentar integrar otra piscina en Albany, Georgia, fue encarcelado durante seis días y se puso en huelga de hambre. En este contexto, el sueño del presidente John F. Kennedy de poner a un hombre en la luna para fines de la década parecía un lujo que Estados Unidos no podía permitirse.

"Creo que todo se trataba de relaciones públicas realmente para Estados Unidos y Rusia", dijo. “Creo que este país nunca se ha ocupado realmente de la gente aquí ... los afroamericanos nunca obtuvieron su parte.

De hecho, el programa Apolo daba la impresión de ser un proyecto de la América blanca. A medida que las imágenes de la era se reproducen para conmemorar el semicentenario, es sorprendente que las 12 personas que caminaron en la Luna fueran hombres blancos, y también la abrumadora mayoría de los funcionarios, ingenieros y científicos en control de la misión. El músico y poeta Gil Scott-Heron, Whitey on the Moon, resumió: "Una rata acabó, mi hermana Nell / Con Whitey en la luna / Su rostro y brazos comenzaron a hincharse / Y Whitey está en la luna".

Johnson dijo: "No escuchamos una invitación; no conseguimos nada Así que pensamos que era una desgracia y una falta de respeto para todos nosotros ... Era la gente blanca la que tenía el privilegio en este país y lo habían hecho así por sí mismos".

Un orgulloso americano

Johnson no se entretuvo en Cabo Kennedy para presenciar el lanzamiento épico del cohete Saturno V. Pero al igual que millones cautivados en todo el mundo, lo vio en la televisión cuando Armstrong puso un pie en la superficie lunar. Recordó: "Creo que fue emocionante ver que eso sucediera , seré muy franco con usted, pero aquí al día siguiente volvíamos a lo mismo. ¿Cómo alimentamos a nuestros hambrientos?

Otros, sin embargo, se sintieron diferentes. Abernathy se quedó para ver el lanzamiento en persona. Como profesor universitario y profesor de matemáticas, no se oponía al Apolo per se, sino que era "el sentido distorsionado de las prioridades de la nación".

Su hija, Donzaleigh, que en ese momento tenía 11 años, dijo por teléfono: "Quería llamar la atención sobre el hecho de que estamos gastando miles de millones para enviar hombres a la luna, pero no podemos alimentar a los niños hambrientos" de America. Al hacer esto, mi padre también llamó la atención de los miembros del Congreso sobre el problema del hambre y la pobreza.

"Terminó siendo una situación de ganar-ganar en todas partes: mi papá dijo que se sentía como un estadounidense muy orgulloso y que, solo por un momento cuando ese cohete lanzado al espacio, no se trataba de hambre, no se trataba de Pobreza, se trataba de un logro de los seres humanos para salir adelante. Y eso es milagroso en sí mismo ".

Donzaleigh, un actor que apareció junto a Meghan, duquesa de Sussex en el drama Suits, comparte la visión en última instancia positiva de su padre sobre la exploración espacial. "No creo que sea correcto o justo decir que no... creo que sería contraproducente para el mayor bien de la humanidad.

"Sin embargo, no puedes hacer eso de manera singular y no mirar atrás a los que están frente a ti todos los días que se mueren de hambre, que se están hundiendo en la pobreza".

’Spin-offs’ de la NASA

Donzaleigh recordó que Abernathy impactó en los científicos de la NASA, inspirándolos a usar la tecnología para hacer frente a las necesidades domésticas urgentes, como la contaminación del aire y el agua. "Los científicos tienen la capacidad de impactar nuestro mundo de manera positiva y lo hicieron, y estoy muy contento de que los científicos hayan escuchado", declaró

Según Neil Maher, profesor asociado en el Instituto de Tecnología de Nueva Jersey y en la Universidad de Rutgers, aunque la NASA nunca declaró públicamente que la protesta de Abernathy lo presionó para abordar la pobreza de los afroamericanos, poco después comenzó a tomar medidas para abordar esos problemas.

"En 1972, la agencia espacial creó una Oficina de Proyecto de Sistemas Urbanos en el Centro Espacial Johnson en Houston, que reorganizó las tecnologías implementadas para el Apolo para su uso en las ciudades del interior de los Estados Unidos", dijo Maher, autor de Apolo en la Era de Acuario, a través de un correo electrónico. “Dichas" derivaciones "incluían sistemas de filtración de agua, tecnologías de monitoreo de la contaminación del aire e incluso sistemas de calefacción y refrigeración eficientes desde el punto de vista de la cápsula espacial Apolo para su uso en proyectos de viviendas de bajos ingresos.

"Si bien estos esfuerzos tuvieron las mejores intenciones, muchas de estas tecnologías lamentablemente no lograron mejorar dramáticamente la vida cotidiana de los afroamericanos que viven en las ciudades de Estados Unidos".

Después del gigantesco salto de Armstrong para la humanidad, la novedad desapareció rápidamente, el interés público en los aterrizajes lunares se desvaneció y las dudas sobre el costo de todo esto solo se intensificaron. Nixon cortó el programa Apolo y rechazó una propuesta para construir una base lunar. En los años posteriores, la fuerza laboral de la NASA, incluidos los astronautas, se ha diversificado significativamente, y Estados Unidos eligió a su primer presidente negro. Pero la nación que puso a un hombre en la luna aún no ha resuelto el racismo, la desigualdad o la pobreza.

Para Johnson, quien estuvo en el SCLC durante 17 años y estableció una consultoría política, hay una sensación de decepción y oportunidades desperdiciadas. Evita conducir en el centro de Atlanta donde la gente duerme debajo de los puentes: "Eso me duele el corazón". Por un lado, no celebrará el aniversario de oro de ese momento trascendente en el vecino más cercano de la Tierra.

"Este país sigue siendo el mismo, la gente sigue siendo pobre y todavía tiene hambre y eso no se ha corregido", dijo. "Así que aquí seguimos jugando el mismo juego y nadie está realmente protestando".

“Lo que quiero ver es el fin de la pobreza, las personas que no tienen hambre, las personas tienen un hogar y pueden disfrutar de la vida, y ponemos nuestro dinero en la ciencia para poder deshacernos del Alzheimer, la EM y todas estas cosas diferentes que nos paralizan. Podemos vivir muy felices con nuestra propia ropa y, como dijo mi abuela, nuestra propia mente, hasta que morimos. Esa es la forma en que me gustaría ver esta Tierra ".

Fuente: MSN

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Muere el primer africano negro destinado a viajar al espacio

- Un marroquí participa en el exitoso amartizaje de la sonda Insight

- 10 mujeres afroamericanas que cambiaron la historia de los Estados Unidos

- Inaugurado en Libreville el Primer Foro Africano Sobre Observación de la Tierra desde el Espacio

- Kenia lanzará el primer satélite de fabricación local al espacio

- Empieza la cuenta atrás para el lanzamiento del primer satélite angoleño

- África también sueña con la conquista del espacio

- Empieza la cuenta atrás para el lanzamiento del primer satélite angoleño

- Angosat, en órbita dentro de tres años

- Las obras del proyecto ‘Angosat’ terminarán en 2016

- Centro de control en Luanda del primer satélite angoleño

- Sudáfrica: el sueño de una nave espacial de África en la luna

- Etiopia a la conquista del espacio


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios