En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Impacto de la ayuda oficial para el “desarrollo” en África: ¿Habrá luz al final del túnel?, por Jesús Carabali
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : Burundi
...leer más...
Refugio por causas medioambientales:África en el olvido - Estudio de casos
...leer más...
imforme INFANCIA MIGRANTE " Derechos Humanos en la Frontera Sur 2019:, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía-APDHA
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Kenia en alerta por el coronavirus
...leer más...

El festival de Timkat en Etiopía
...leer más...

La mujer más rica de África usa Twitter para exculparse
...leer más...

#LuandaLeaks revela la extensa red de corrupción presente en Angola
...leer más...

Manifestación pacífica en Ghana mientras continúa el debate por renovar el registro de votantes
...leer más...

Gabón se clasifica sin jugar para el campeonato mundial femenino sub-20
...leer más...

Costa de Marfil llora la muerte de la cantante Allah Thérèse
...leer más...

Los trabajadores de la salud de la República del Congo actualizan sus conocimientos
...leer más...

El Gobierno de Botsuana fomenta el agroturismo
...leer más...

La fotografía de la artista Nadine Ijewere lucha contra los estereotipos de lo que una vaquera puede ser
...leer más...

Las autoridades de la región centro norte de Burkina Faso visitan a los afectados por el ataque terrorista de Barsalogho
...leer más...

10 muertos tras la explosión de una granada en una boda en Jartum
...leer más...

Un líder cristiano decapitado por Boko Haram
...leer más...

18 nigerianos fallecidos por una fiebre vírica
...leer más...

Tony Blair confía en el desarrollo de Costa de Marfil
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Antonio Anoro por el Gabón intacto., por Roge Blasco
...leer más...
Futsal: Boicot sudafricano y argelino, por Pancho Jaúregui
...leer más...
AIR LOVE: El pelo afro y el racismo nominados a los Oscar, por Wiriko
...leer más...
Una enorme metedura de pata cardenalicia que nada tiene que ver con la Iglesia africana, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Juan Zuloaga y Toni Solanas. Construcciones de tierra en el desierto de Egipto , por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Entre el optimismo y la incertidumbre un año después del nuevo acuerdo entre Etiopía y Eritrea
18/07/2019 -

Gebreselassie Woldeabzigi, un etíope de 72 años, huyó de su ciudad natal de Badme, una ciudad fronteriza de 2.000 habitantes, en mayo de 1998. Fue el comienzo de una guerra de dos años entre Etiopía y Eritrea que causó la muerte de unas 70.000 personas de ambos bandos. El conflicto terminó después de que los dos países firmaran un acuerdo de paz en Argel en diciembre de 2000. Las llanuras arenosas de Badme y sus alrededores fueron escenario de una guerra de trincheras que causó la muerte de miles de soldados y, a pesar del acuerdo de paz de diciembre de 2000, los brotes de violencia entre los dos ejércitos continuaron durante años.

La ciudad de Badme, actualmente controlada por Etiopía pero reclamada por su vecino del norte, Eritrea, fue considerada el principal símbolo del amargo enfrentamiento en el que se encontraban los dos países de África Oriental hasta julio del año pasado, cuando el presidente de Eritrea, Isaias Afwerki, y el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, firmaron un nuevo acuerdo de paz.

Gebreselassie, cuya esposa murió durante el conflicto, dice que aunque está contento de que se hayan dejado las armas, le preocupa tener que huir de su casa por segunda vez. “Estoy contento de que los amigos perdidos hayan podido encontrarse después de 20 años de separación, pero no estaré contento si me piden que renuncie a Badme", y continuó: “he oído rumores de que el gobierno etíope ha accedido a renunciar a Badme. Si eso sucede, temo que se repita el desplazamiento que sufrí en mayo de 1998". Situada al borde de una franja triangular de tierra etíope y rodeada de Eritrea, Badme es una ciudad que parece estar suspendida entre la promesa de un acuerdo de paz y la incertidumbre.

“Nuestra cultura es la misma, nuestros rostros son los mismos, nuestro idioma es el mismo. Los gobiernos de Etiopía y Eritrea deberían llevar sus acuerdos al pueblo y crear una reconciliación sobre el terreno”, reclama el etíope.

En los últimos años, se ha visto el auge de los negocios de la minería artesanal de oro, la ganadería y el cultivo de sésamo y sorgo para los consumidores nacionales e internacionales. Pero los recuerdos de su pasado sangriento y su futuro incierto son constantes. En la entrada de Badme se puede ver un monumento en memoria de los soldados etíopes caídos, pero no hay ningún camino pavimentado que conduzca a la ciudad ni ninguna sucursal de las instituciones financieras etíopes que podrían aprovechar la creciente actividad económica de la ciudad.

“Soldados de toda Etiopía han muerto defendiendo esta tierra, la reconciliación entre los dos países es algo bueno, pero no debería ocurrir a costa de que cedamos Badme a Eritrea”, expresó Gebreselassie. Aunque todavía no se han abierto los puestos fronterizos, los residentes de Badme y de la vecina ciudad eritrea de Shembeqo se desplazan con relativa libertad y se ha reducido la fuerte presencia militar en la zona.

Para alivio de sus residentes etíopes, Badme se ha convertido, en el mejor de los casos, en una idea de última hora. Meron Estefanos, un activista de derechos humanos eritreo, dice que Badme es un símbolo de un conflicto más amplio. “La razón fundamental de la guerra entre Etiopía y Eritrea es la competencia de intereses económicos y la animosidad personal entre el partido gobernante de Eritrea, el Frente de Liberación del Pueblo Eritreo (EPLF), y el antiguo partido miembro dominante del EPRDF (Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope), el Frente de Liberación del Pueblo Tigray (TPLF), y sus dirigentes”. A nivel personal, añadió, “el acuerdo de paz me ha permitido conocer a mi madre después de 15 años y a mi hermano tras 19”.

El TPLF y el EPLF lucharon juntos durante 17 años hasta conseguir el derrocamiento del gobierno militar etíope de Mengistu Hailemariam en mayo de 1991. El gobierno etíope, dirigido por el EPRDF y dominado por el TPLF, fue el primero en reconocer la independencia de Eritrea en 1993, tras un referéndum en el que la mayoría de los eritreos votaron a favor de la separación de Etiopía.

El TPLF había declarado que luchaba por la creación de una Etiopía federal que sustituyera al Estado unitario del pasado y no por la independencia absoluta de su región natal, Tigray. “La frontera es solo un precedente para una compleja organización económica y una lucha interna personal, razón por la cual, a pesar de un acuerdo de paz, hay asuntos sin resolver entre los dos países”, explicó Estefanos.

A pesar de las grandes esperanzas iniciales, los cuatro cruces fronterizos que se encontraban abiertos entre Etiopía y Eritrea han sido cerrados desde el lado eritreo sin ninguna explicación. Si bien Eritrea ha guardado silencio sobre la cuestión, el primer ministro etíope Abiy se refirió a la necesidad de “armonizar las cuestiones aduaneras comerciales”y a “la no devolución de los exiliados eritreos" como principales motivos de estos cierres.

Después de la guerra fronteriza de 1998-2000, la economía etíope creció, mientras que en Eritrea ésta se estancó a raíz de la iniciativa del gobierno de desviar recursos y capital humano para luchar contra una posible invasión de su vecino. Aunque Etiopía se ha embarcado en la liberalización política desde que Ahmed llegó al poder en abril de 2018, Eritrea sigue siendo un Estado cerrado y monopartidista. La falta de libertades políticas de Eritrea y su mediocre economía han llevado a decenas de miles de eritreos a huir a Etiopía en los últimos meses.

Abebe Aynete, investigador principal de la organización Ethiopia Foreign Relations Strategic Studies (EFRSS), hace referencia a la participación de los países del Golfo: “Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos han estado alquilando el puerto eritreo de Assab desde 2015, en parte para utilizarlo en su guerra a través del Mar Rojo en Yemen”. En este sentido, Etiopía consideraba que estos dos países eran un medio para mejorar sus vínculos con Eritrea.

Los saudíes están tratando de diversificar su economía para incluir un sector agrícola sustancial, mientras que los emiratíes están interesados en invertir en puertos de la región del Cuerno de África. “Etiopía tiene muchas tierras cultivables y una inversión de los EAU en puertos de Eritrea y otras partes del Cuerno de África puede tener un cliente clave en una Etiopía que carece de salida al mar”, señaló Aynete.

Fuente: AlJazeera

[Traducción y edición: Álvaro García López]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Etiopía debe actuar rápido para resolver la crisis de desplazados internos

- La ineficacia del modelo federal de Etiopía

- Un intento de golpe de estado en Etiopía no desviará las reformas democráticas

- Intento de golpe de Estado regional en Etiopía

- Etiopía abre un nuevo centro para ayudar a los refugiados a acceder a servicios vitales

- Alrededor de 3 millones de desplazados en Etiopía según el GRID

- Fallecen alrededor de 30 hipopótamos en un Parque Nacional de Etiopía

- Colaboración internacional con Etiopía para controlar el incendio en el Parque Nacional de Simien

- UNICEF se preocupa por la escasa matriculación escolar de los niños de Etiopía

- Educación para la Paz en las áreas conflictivas de África

- Accidente aéreo en Etiopía sin supervivientes

- Reino Unido devolverá a Etiopía cabello del emperador Tewodros II

- Los planes de ACNUR para los refugiados en Etiopía

- La capital de Etiopía sufre escasez de combustible debido al bloqueo de la ruta de importación somalí

- Etiopía perdió 36 mil millones de dólares en flujos financieros ilícitos en los últimos 27 años

- Etiopía detiene a 36 espías por corrupción y violación de derechos humanos

- Etiopía necesita una democracia multipartidista para acabar con la corrupción

- Etiopía designa a Meaza Ashenafi como primera mujer Presidenta del Tribunal Supremo Federal

- El Parlamento de Etiopía nombra presidenta del país por primera vez a una mujer Sahle-Work Zewde

- Feyisa Lilesa, medallista olímpico etíope en el exilio, recibe a su familia y denuncia a su gobierno

- El Primer Ministro italiano visitó Etiopía y Eritrea tras la paz

- Etiopía y Eritrea podrían jugar un partido de futbol para motivar la reconciliación

- El primer ministro etíope pide democracia

- El Gobierno planea la construcción de más de 16.000 viviendas en Addis-Abeba

- El primer vuelo de Ethiopian Airlines a Asmara será el próximo 18 de julio

- La Unión Africana celebra la reanudación de relaciones entre Etiopía y Eritrea

- El Frente de Liberación Oromo desestima la vía pacífica con el gobierno de Etiopía

- Etiopía declara el estado de emergencia

- Dimite el primer ministro etíope

- Etiopía bloquea las redes sociales a medida que arrecian las protestas oromo

- Etiopía liberará a más de 500 reclusos y ya ha liberado al líder opositor Merera Gudina

- Reino Unido y Alemania instan a Etiopía a respetar el plan de reformas políticas

- Dimite Aba Dula Gemeda, Presidente de la Asamblea Nacional de Etiopía por discrepancias con el gobierno

- 70.000 desplazados en Etiopía tras los enfrentamientos entre oromos y somalíes

- El Consejo de Seguridad Nacional de Etiopía insta a los Gobiernos regionales a controlar las protestas

- Etiopía decreta el estado de emergencia ante el aumento de la violencia

- Etiopía y Eritrea continúan mejorando sus relaciones con la reapertura de otra frontera


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios