En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Transiciones posconflicto y justicia transicional en Uganda, por Lázaro Bustince
...leer más...
Visión de UNITA del estado de Angola
...leer más...
Alemania reconoce su genocidio en Namibia, por Carlos Font Gavira
...leer más...
África en la agenda externa de la administración Macri (junio 2016 - junio 2017), por Carla Morasso
...leer más...
España y la exportación de armas: “Verba, non res”, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Un nigeriano de 12 años premiado por hacer que las matemáticas sean más fáciles de aprender
...leer más...

Cancelada la visita de seis jefes de estado de la CEDEAO a Guinea-Bissau
...leer más...

El presidente de Cabo Verde recibido por el Papa en el Vaticano con la beatificación del esclavo Manuel en la agenda
...leer más...

El Gobierno de Sudán del Sur es presionado para establecer más escuelas de educación especial
...leer más...

Seychelles negocia un nuevo plan de cuidado renal
...leer más...

Zimbabue financia un proyecto de 10 millones de dólares para la ordenación de tierras y bosques y la resiliencia de 70.000 hogares
...leer más...

El gobierno de Burkina Faso niega los rumores de una "redada general" en Uagadugú
...leer más...

El gabinete de Etiopía aprueba un proyecto de ley para combatir las “fake news” y la incitación al odio
...leer más...

El ministerio de trabajo de Yibuti recuerda que el trabajo infantil está estrictamente prohibido en su país
...leer más...

El Ministerio de Hacienda de Kenia solicita al Parlamento que aumente el presupuesto en 767 millones de euros
...leer más...

Reunión de la Internacional Socialista en Cabo Verde
...leer más...

La empresa Saipem se adjudica un contrato de gasoducto de 100 millones de dólares en Guinea Ecuatorial
...leer más...

Incendio en el hospital de Mombasa tras la explosión de una botella de gas
...leer más...

Nueva ginebra sudafricana aromatizada con excremento de elefante
...leer más...

La sequía amenaza al ganado en la zona oeste de Zimbabue
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Las grandes potencias a por África, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Lucía Asué Mbomio Rubio. Hija del camino., por Roge Blasco
...leer más...
¿Habrá agua para todos y para todo?, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Publicado el libro «Pedro Páez y las Fuentes del Nilo Azul». por Mario Lozano Alonso
...leer más...
África tras la Guerra Fría, por Omer Freixa
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Echeverría Mancho, José Ramón

A José Ramón siempre le han atraído el mestizaje, la alteridad, la periferia, la lejanía… Un poco las tiene en la sangre. Nacido en Pamplona en 1942, su madre era montañesa de Ochagavía. Su padre en cambio, aunque proveniente de Adiós, nació en Chillán, en Chile, donde el abuelo, emigrante, se había casado con una chica hija de irlandés y de india mapuche. A los cuatro años ingresó en el colegio de los Escolapios de Pamplona. Al terminar el bachiller entró en el seminario diocesano donde cursó filosofía, en una época en la que allí florecía el espíritu misionero. De sus compañeros de seminario, dos se fueron misioneros de Burgos, otros dos entraron en la HOCSA para América Latina, uno marchó como capellán de emigrantes a Alemania y cuatro, entre ellos José Ramón, entraron en los Padres Blancos. De los Padres Blancos, según dice Ramón, lo que más le atraía eran su especialización africana y el que trabajasen siempre en equipos internacionales.

Ha pasado 15 años en África Oriental, enseñando y colaborando con las iglesias locales. De esa época data el trabajo del que más orgulloso se siente, un pequeño texto de 25 páginas en swahili, “Miwani ya kusomea Biblia”, traducido más tarde al francés y al castellano, “Gafas con las que leer la Biblia”.

Entre 1986 y 1992 dirigió el Centro de Información y documentación Africana (CIDAF), actual Fundación Sur, Haciendo de obligación devoción, aprovechó para viajar por África, dando charlas, cursos de Biblia y ejercicios espirituales, pero sobre todo asimilando el hecho innegable de que África son muchas “Áfricas”… Una vez terminada su estancia en Madrid, vivió en Túnez y en el Magreb hasta julio del 2015. “Como somos pocos”, dice José Ramón, “nos toca llevar varios sombreros”. Dirigió el Institut de Belles Lettres Arabes (IBLA), fue vicario general durante 11 años, y párroco casi todo el tiempo. El mestizaje como esperanza de futuro y la intimidad de una comunidad cristiana minoritaria son las mejores impresiones de esa época.

En la actualidad colabora con Fundación Sur, con “Villa Teresita” de Pamplona, dando clases de castellano a un grupo de africanas, y participa en el programa de formación de "Capuchinos Pamplona".

Ver más artículos del autor

Los ladum senegaleses que se libran de Tabaski
27 de mayo de 2019

Entre los recuerdos de mi infancia, el de mi tío, ganadero y carnicero en un pueblecito de montaña, con el pequeño rebaño de corderos que iban a matar y vender durante ese mes en la carnicería. Era casi cómico cómo los corderos intentaban abrirle el zurrón para comer el pan de su almuerzo. Él los conocía uno a uno, se diría que vivía para ellos, y ellos también lo conocían. Pero al final siempre terminaban en el matadero. Y entre los recuerdos más recientes, los de mi vida en Túnez, el de los chiquillos que se paseaban orgullosos con el cordero que su padre había comprado para el Eid al-Adha (Fiesta del Sacrificio). Los chiquillos le daban paja, lo acariciaban, se encariñaban con su cordero… Pero al final, llegado el día, asistían en primera fila a su degollación. ¿Qué sentía mi tío durante la matanza de sus queridos corderos? ¿Y el niño tunecino que observaba, los ojos bien abiertos, cada detalle de la ceremonia? ¿No les daba pena? ¿O tal vez la fiesta les inculcaba que la muerte forma parte de la vida, también la de los seres que uno aprecia y hasta quiere?

Eid al-Adha, conocida a menudo como Eid al-Kebir (“La Fiesta Grande”), tiene lugar setenta días después de Eid al-Fitr (Fiesta de la Ruptura del ayuno, o Eid al-Saghir “La Fiesta Pequeña”) que clausura el mes de Ramadán. Así que este año se celebrará el 11 de agosto. Y ha venido a mi memoria una noticia de la agencia turca Anadolu que leí hace mucho tiempo: “El ladum senegalés, un cordero exento del sacrificio”. Y otra de Senenews (agencia de noticias senegalesa) que archivé el año pasado: “Descubriendo las diferentes razas de cordero para la Tabaski 2018”.

Tabaski, así es cómo los senegaleses y otros pueblos de África Occidental llaman a la Eid al-Adha. El término proviene del amazigh (berebere) “tafaska”, literalmente “Festival”. Probablemente lo popularizaron los miembros de la Tijaniyya, cofradía sufí de origen argelino pero muy presente en Senegal. Y Tabaski se celebra con alegría y con opulencia, especialmente cuando en los ambientes rurales coincide con el final de las cosechas y la venta de los productos agrícolas. De ahí el artículo de Senenews al acercarse “Tabaski 2018” sobre los diferentes corderos a la venta y sus respectivos precios. Un cordero de raza “peul-peul”, el más pequeño de tamaño y el más abundante en el país, se vendía por unos CFA110.000 (€167). Un “toubabir”, que se alimenta con paja y maíz, costaba CFA250.000 (€381). El cordero “azawat” venía a salir por unos CFA300.000 (€458). El más caro de todos, el “ladum”, con un precio mínimo de CFA600.000 (€915) y un coste de mantenimiento de unos CFA3000 (€4,57) diarios, raras eran las personas que lo compraban para sacrificarlo. De hecho hace ya tiempo que el ladum se ha convertido en una mascota de las clases acomodadas, expresión de riqueza y opulencia. Y por eso la noticia transmitida por la agencia Anadolu, “El ladum senegalés, un cordero exento del sacrificio”.

Se trata de una raza proveniente del cruce entre azawat y toubabir, esta última originaria de Mauritania. “Llaman la atención su elegancia y la harmonía de sus formas”, explicaba a Anadolu un enamorado de los ladum. “La cabeza curva con una bella testuz, una papada delicada, una cola de unos 60cm, pudiendo alcanzar en su cruz una altura de 1’10m el macho y 1m la hembra.” Según RFI-Africa, “Largura, altura, anchura del tórax, todo impresiona en el ladum, el más preciado del mercado, por el que se han llegado a pagar hasta un millón de francos CFA. Son tan populares que algunos de estos animales tienen hasta una página en Facebook. Políticos, deportistas, empresarios… todos quieren poseer un ladum”. Y al convertirse en mascota, ha generado un gran negocio.

“Si tuviera 100.000 dólares, me los gastaría comprando ovejas”, confesaba la semana pasada un comerciante de ganado, Abib Seck, a un periodista del The Economist. Los ladum son demasiado valiosos como para sacrificarlos en Tabaski. Y los precios se han disparado en estos últimos meses. En 2016 Abib Seck compró tres ovejas por las que pagó 8.500 dólares. Tres años más tarde, una de sus crías, un enorme carnero de nombre Cronus, tiene un precio estimativo de 70.000 dólares. Exorbitado si se piensa que en Senegal el PIB por habitante supera apenas los 1000 dólares (datos de 2017). Pero los amantes de los ladum, y en especial los negociantes, piensan que vale la pena. El precio de los corderos pequeños oscila entre 2.500-5.000 dólares. Abib Seck tiene unos cuarenta y vende de vez en cuando. También “alquila” sus carneros a quienes quieren mejorar las otras razas locales. Da trabajo a dos operarios. Y ya está pensando en construir un nuevo corral.

Dada la pujanza del negocio, los ladrones constituyen la mayor preocupación de los ganaderos, explica uno de ellos, Mamadou Tooré. “Entraron el otro día en casa de un amigo y le robaron seis ovejas por un valor de 85.000 dólares”. Muchos se preguntan cuánto tiempo durarán esos precios tan altos… o hasta dónde puede llegar la moda del ladum de las clases acomodadas.

Ramón Echeverría

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Los precios de los corderos en Kahone, Senegal, oscilan entre 61 y 229 euros

- Fiesta del sacrifico

- La gran fiesta Tabaski

- Navidad ,Tamkharite y Tabaski en Senegal, (I) por Miquel Reynés

- Navidad ,Tamkharite y Tabaski en Senegal, (II) por Miquel Reynés


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios