En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Arte y neocolonialismo. Un repaso a los museos históricos de la República del Congo, por Joan López Alterachs
...leer más...
Italianos en Túnez, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
COVID-19 en África: entre la realidad y la esperanza, por Inés Zamanillo y Manuel Galán
...leer más...
El sospechoso alarmismo terrorista de Exteriores y la credibilidad del Gobierno español, por Luis Portillo Pasqual del Riquelme
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Ruanda cancela la reducción de las condiciones del bloqueo tras una reevaluación
...leer más...

Túnez y Reino Unido discuten la crisis de Libia
...leer más...

Sudán informa al Congreso de los Estados Unidos sobre sus reformas en curso (parte 1/2)
...leer más...

Detenido en la República Democrática del Congo el sospechoso de asesinar a dos expertos de la ONU
...leer más...

Tensión entre Sudán y Etiopía a causa de un enfrentamiento en la frontera
...leer más...

Declaración del presidente de la Comisión de la Unión Africana tras el asesinato de George Floyd en los EE.UU.
...leer más...

Un veterano de Ghana de 95 años camina 23 km. para recaudar fondos
...leer más...

El presidente de Nigeria presenta al Parlamento el nuevo presupuesto de 2020
...leer más...

La CPI permite que Laurent Gbagbo salga de Bélgica
...leer más...

La COVID-19 para los enfermos de riesgo en Sudán
...leer más...

El Ministerio de Justicia de Libia documenta 60 ataques contra Trípoli en tres meses
...leer más...

Tanzania permite finalmente la exportación de concentrados minerales
...leer más...

Se reanudarán los servicios religiosos en Sudáfrica
...leer más...

Túnez pretende acelerar la reforma del sistema nacional de salud
...leer más...

La iglesia católica de Burundi denuncia irregularidades en las elecciones
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Isatou Jeng, activista gambiana, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Se fue Idir, el gran músico cabila, por Celia Sadai
...leer más...
Toni Espadas con las etnias del sur de Angola, por Roge Blasco
...leer más...
África de cara al coronavirus, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Del Nzalang y piloto aéreo, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Noticias >

Un lugar de paz, reconciliación y crecimiento en Malí
15 de mayo de 2019

En Gao, al norte de Malí, el aire es seco y caliente y en muy pocas ocasiones las temperaturas descienden los 30 grados centígrados, incluso en los meses más fríos. Esta ciudad es una de las más grandes del norte donde viven casi un millón de personas que han sufrido como resultado de los conflictos violentos entre 2012 y 2013 y por la ocupación de los grupos islamistas.

Miles de personas han sido desplazadas y la economía casi se ha derrumbado, a pesar de las mejoras que ha ido experimentando lentamente. Durante estos conflictos se han destrozado aeropuertos, mercados o edificios públicos, es decir, infraestructuras y servicios que dificultan un desarrollo de la vida normal. En la actualidad, Gao continúa siendo una de las ciudades más peligrosas de Malí.

En 2014, tras la liberación de los extremistas, se creó una pequeña cabaña rodeada de edificios más grandes que apenas era visible desde la calle, la Cabaña de la Paz de las Mujeres. Si alguien camina por las calles de la ciudad para entrar en esta cabaña tiene un objetivo claro: el diálogo, el intercambio y la cohesión.

Más de 25 mujeres se reúnen para hablar de la paz y de todo lo que han logrado. Mouna Awata, la presidenta, ha explicado que, al principio, eran siete asociaciones de mujeres y cada una contaba con entre 30 y 35 mujeres y que, en la actualidad, alcanzan un total de 65 asociaciones.

Según Awata, las mujeres provienen de todos los grupos étnicos que conviven en Gao y de las aldeas cercanas como songai, bámbara, peulh y tuareg. Cada una de las asociaciones está especializada en alguna actividad que genere ingresos. Algunas producen accesorios de cuero, otras fabrican jabón, otras se dedican a la producción de telas a partir de dátiles… “Aunque cada asociación trabaja en un campo diferente, todos compartimos el mismo objetivo e intentamos colaborar”.

Estas asociaciones se reúnen todos los jueves y domingos en esta pequeña cabaña decorada con alfombras, sábanas de colores y fotografías. Allí se sientan y discuten temas como la implementación de acuerdos de paz o sobre cómo colaborar con las víctimas de violencia doméstica, prevenir los abusos o impulsar sus propios negocios. En muchos casos invitan a políticos, autoridades y líderes religiosos para debatir estos temas y para que las escuchen.

Biba Haidara, tesorera de la iniciativa, ha explicado que, al principio, no se conocían y que tuvieron muchas discrepancias sobre muchos temas pero que el objetivo de la creación era conocerse e intercambiar ideas. De esta manera, ha indicado que a día de hoy todas comen juntas y que incluso celebran los logros. El sentido de cohesión entre las mujeres de diversos grupos étnicos y opiniones diferentes es crucial para construir y extender la paz dentro de las familias y comunidades.

La Cabaña de la Paz de las Mujeres en Gao es uno de los 28 locales en Mali construidos por ONU Mujeres con el apoyo financiero de los Gobiernos de Alemania, Países Bajos, Suecia, Japón y el Fondo para la Consolidación de la Paz. Con motivo del éxito de un mismo proyecto en Liberia, las primeras se construyeron en 2013 en Malí para que las mujeres pudiesen reunirse de manera independiente.

Fundada como “un lugar de encuentro”, la Cabaña de la Paz de las Mujeres de Gao se ha convertido en una institución muy conocida. Haidara ha explicado que muchas personas acuden cuando tienen dudas o necesitan consejo incluso si se trata de disputas familiares y que luego actúan como mediadores entre ambas partes.

Sekou Traoré, quien forma parte del proyecto de ONU Mujeres en Gao, ha explicado que cuando comenzaron su actividad en 2014 invitaron a las mujeres a que asistieran y las capacitaron con técnicas de liderazgo, gestión y promoción. También ha añadido que, con la ayuda de instituciones como MINUSMA, USAID, Oxfam y otras ONG locales, han podido instruirlas en materia de violencia de género y acuerdos de paz. Ahora “son mujeres completamente independientes que han construido sus propias estructuras y han sido capaces de administrar su economía”.

La Cabaña de la Paz tiene un estatus legal con estatutos y reglamentos. Las mujeres han abierto una cuenta bancaria conjunta gestionada de forma transparente. Cada miembro puede pedir dinero prestado para sus necesidades personales, algo que beneficia en mayor medida a las viudas que reciben menos ayuda de sus familias.

Junto con sus asociados, ONU Mujeres sigue fortaleciendo sus capacidades mediante sesiones de capacitación sobre desarrollo empresarial. A través de otra iniciativa de la embajada de los Países Bajos y ONU Mujeres, algunas mujeres han enviado sus productos de artesanía a la capital, donde se venden en tiendas locales para obtener más beneficios.

A pesar de los logros, la violencia continúa irrumpiendo el desarrollo. Debido a los continuos ataques, muchas mujeres temen ir a los mercados locales para vender sus productos. Una de ellas ha explicado que no pueden moverse con libertad ni en Gao ni en otras zonas y que se sentían “atrapadas”. Para muchas mujeres la “paz” no es simplemente un alto al fuego sino, más bien, la tranquilidad, y la libertad de la amenaza constante de la violencia. Otra de las mujeres ha explicado que "cuando tu mente no es libre, tu corazón no puede serlo” y que todo lo que quieren es poder dormir y vivir sin el miedo de que les ataquen o les roben.

Las mujeres de Gao saben de su influencia en las decisiones políticas. El año que viene quieren participar de una manera más activa en el proceso de desarme y promover la entrega voluntaria de armas en sus comunidades. Estas mujeres han concluido: “Solo podremos desarrollar este país en paz, y nosotras, las mujeres de Gao, ya hemos encontrado la paz”.

Fuente: UN Women

[Edición y traducción, María Murillo Luque]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- ¿Por qué es importante la independencia económica para las mujeres indígenas en Kenia?

- El Foro Africano de Mujeres Innovadoras se celebrará en octubre en Ciudad del Cabo

- La reunión de la Red de Puntos Focales sobre las Mujeres, la Paz y la Seguridad ha tenido lugar en Namibia

- Charity Mwiya nueva directora de la Cámara de Comercio de Namibia

- Australia juzga a una mujer que llevó a sus hijas a Somalia para practicarles la ablación

- La nueva embajadora de EEUU en Namibia promoverá exportaciones de carne de Namibia a su país

- Zambia se compromete a poner fin al matrimonio infantil

- Las cesáreas son 50 veces más peligrosas en África

- Zambia insta a eliminar las barreras que excluyen diariamente a mujeres y niñas

- Igualdad de género

- En la vanguardia de la lucha contra la violencia sexual y de género en Liberia

- Los retos de las mujeres políticas en África

- Angola consolida medidas a favor de la mujer

- La presidenta de Etiopía asegura que la contribución de la mujer es vital para lograr la paz y garantizar la estabilidad en el mundo

- Las voces de las mujeres africanas deben ser oídas y sus necesidades priorizadas

- NGOCC lanza una campaña para poner fin a los matrimonios infantiles en las provincias del norte de Zambia

- Las mujeres de Zambia se estiran los labios menores para evitar infidelidades

- El movimiento de mujeres de Zambia insta a los líderes políticos a que no arrastren a los líderes tradicionales hacia el partidismo

- 14.000 mujeres ya se benefician de los partos gratuitos en Gabón

- La muerte materna debe ser eliminada

- Campaña para reducir la mortalidad materna en África lanzada en la capital de Cabo Verde , Praia

- En Sierra Leona la interrupción voluntaria del embarazo sigue siendo un peligro extremo para las mujeres

- Altos índices de mortalidad materna en África

- Casas de maternidad en Namibia para proteger a los recién nacidos y a sus madres

- Sudáfrica contra la mortalidad materna

- Nacer en África , por Antonio Molina

- AEFJN- Noticias sobre el acceso a los medicamentos y cuidados de la salud - Marzo -


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios