En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Reflexión sobre la situación de la enseñanza del español en África subsahariana y los factores que impulsan su expansión, por Leyre Alejaldre Biel
...leer más...
Ruanda, creación africana del tratado de Versalles (1919), por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Adónde migran los africanos, por Pablo Moral
...leer más...
Resistencia política y creación literaria en Guinea Ecuatorial, por Joseph Desiré Otabela
...leer más...
El sincretismo religioso en la población afroamericana ¿un medio de liberación?. por Khady Diouf
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La sociedad civil se implica en la crisis de las regiones anglófonas de Camerún
...leer más...

Los secuestradores de los médicos cubanos en Kenia exigen un rescate de casi 1,5 millones de dólares
...leer más...

Moïse Katumbi regresó a la República Democrática del Congo tras tres años de exilio
...leer más...

Sylvestre Ilunga Ilukamba nombrado nuevo primer ministro de la República Democrática del Congo
...leer más...

Escándalo con el Blackface en Egipto
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2019-05-01 / 2019-05-15]
...leer más...

El proyecto DuoDay en Reunión, un trampolín hacia el empleo para las personas discapacitadas
...leer más...

La extrema derecha de España pone en marcha un plan contra la "marroquización" de Sebta y Melilla
...leer más...

El Consejo militar y la oposición de Sudán reanudan el diálogo
...leer más...

El líder opositor de Zimbabue declara que las sanciones de Estados Unidos deberían mantenerse hasta que el gobierno se derrumbe
...leer más...

Marruecos veta la entrada al Sáhara Occidental a 5 abogados españoles y 2 noruegos
...leer más...

El parlamentario senegalés Djibril War elegido Presidente de la Comisión Permanente sobre Normas, Privilegios y Disciplina del Parlamento Panafricano
...leer más...

Se asignan 61,8 millones de dólares para la iniciativa We-Fi en África
...leer más...

Desaparecen 353 contenedores de madera kevazingo incautados por Gabón a principios de febrero
...leer más...

Guinea Ecuatorial y Túnez firman varios acuerdos de cooperación
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
CAN 2019: Apodos del Grupo A, por Pancho Jaúregui
...leer más...
La UE se afianza en Somaliland por Pablo Arconada Ledesma
...leer más...
La Madre esculpe silenciosamente el tejido social, por Mesa de Mujeres Afro
...leer más...
Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 9 de Mayo de 2019. Evolución de los casos y estado de la vacunación, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...
Rumble in the jungle , por Rafael Muñoz Abad
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

-

Velloso Santisteban, Agustín

Agustín Velloso es profesor del Dpto. de Historia de la Educación y Educación Comparada de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Ver más artículos del autor

Los mercenarios en tiempos del neoliberalismo y la globalización III
09/05/2019 -

España es un caso interesante porque ha habido presión y no ha faltado colaboración. Pasaba con la dictadura y pasa con la timocracia.

“La Embajada de Estados Unidos en Madrid ha desplegado en los últimos años importantes recursos para frenar o boicotear las causas judiciales abiertas en España contra políticos y militares estadounidenses presuntamente involucrados en casos de torturas en Guantánamo, crímenes de guerra en Irak o secuestros en los vuelos de la CIA. La legación diplomática estadounidense ha dejado constancia escrita de esa actividad en algunos de sus miles de documentos secretos, clasificados o reservados a los que ha tenido acceso EL PAÍS. El propio embajador entre los años 2005 y 2009, Eduardo Aguirre, nombrado por la Administración Bush, ha dirigido personalmente muchas de las presiones ejercidas sobre el Gobierno español o las autoridades judiciales españolas, pero de los informes secretos se desprende que EE UU contó con el apoyo de importantes contactos en España. Entre estos destacan los del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y varios fiscales de la Audiencia Nacional, especialmente su jefe, Javier Zaragoza.”

¡Atención! ¿Has leído fiscal general del Estado, fiscales de la Audiencia Nacional? Sí, pero aún hay más:

“En ambos casos los informes secretos muestran que la embajada contó con buena información sobre la marcha de las causas judiciales y con la colaboración de autoridades del Gobierno, así como del fiscal general del Estado y los fiscales Javier Zaragoza y Vicente González Mota. Para conseguirlo, el embajador y colaboradores suyos presionaron a ministros y responsables de Exteriores o Justicia, visitaron a altos cargos de la Audiencia Nacional en sus propios despachos, se reunieron con jueces y utilizaron las visitas de políticos estadounidenses a España para intentar que los procedimientos judiciales naufragaran.”

El periodista se refiere al asesinato de José Couso en 2003 en Bagdad -por el cañonazo de un tanque del ejército de Estados Unidos durante la guerra contra Iraq- y a los traslados de prisioneros hechos por aquel país en sus guerras en Oriente Medio hasta Guantánamo mediante vuelos secretos que hacían escala en España.

¡Un momento! ¿Has leído hacer naufragar la justicia española con la colaboración de autoridades del gobierno y altos funcionarios del Ministerio de Justicia?

¿Por qué? ¿A cambio de qué? ¿Fue una casualidad que ese número de personas tan señaladas se pusiera a trabajar para colaborar con ese crimen? ¿No habían jurado cumplir y hacer cumplir la Constitución?

Una Constitución en cuyo Preámbulo las primeras líneas dicen:

“La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de: (…) Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular. Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos (y sus) instituciones y colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.”

Papel mojado, colaboración en un crimen disfrazado de razón de Estado, carreras profesionales construidas sobre la desgracia de muchos.

En todo caso es preciso tener presente en el asunto de los mercenarios que no es Blackwater por un lado, otras compañías similares por el suyo, los diferentes organismos de ‘seguridad’ de los gobiernos que las contratan (sean de inteligencia, de guerra cibernética, de agentes especiales, comandos, etc.) por su parte, el gobierno de Estados Unidos por otra parte y -en este caso concreto- España pillada en el lío sin comerlo ni beberlo.

Esta división es inexistente en la realidad. No tengo ni idea de cómo en un juicio –si es que algún día se lleva a cabo- habrían de proceder los jueces, pero no tengo duda de que debería ser un proceso a una enorme organización criminal internacional destinada al control global, que tiene sus propias características por razón de su naturaleza:

- que es difusa pero que obra y hace su efecto;

- cuyas estructuras varían sus relaciones entre sí en función de sus objetivos y de las circunstancias;

- con relaciones variables entre sus miembros y en sus posiciones en aquélla;

- que tiene unos medios vastos y objetivos de enorme magnitud.

Esto hace que sea diferente, superior a cualquier otra y verdaderamente única.

A una escala mucho menor hay organizaciones similares en ámbitos más reducidos.

Esto se observa, por ejemplo, en los delitos atribuidos por la Fiscalía Anticorrupción al Comisario (perenne aunque jubilado) José Manuel Villarejo, hoy encarcelado, mañana quién sabe: “organización criminal, cohecho, blanqueo, descubrimiento y revelación de secretos, extorsión y falsedad documental.”

Cuando los medios publican algo de este Relox de Policías -no por nada le han condecorado cinco veces-, aparecen citados funcionarios policiales, banqueros, constructores, periodistas, agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), jueces, magistrados, fiscales, políticos, vividores, el líder del Colectivo de Funcionarios Públicos Manos Limpias, conocido popularmente como Manos Limpias, el rey emérito, una amante, una ministra… sólo falta Prince.

En la propia Unión Europa (UE) se observa un tipo similar de organización, en este caso más centrada en el ámbito económico, concretamente el empresarial, aunque desde luego sin olvidar que ni éste ni el político ni el de seguridad/militar se pueden desmembrar salvo para diseccionar mejor el papel de cada uno dentro de la organización.

El pasado día 3 de abril, el economista Santiago González Vallejo daba la voz de alarma sobre la actuación que está llevando a cabo la UE tras la pantalla “Agenda 2030”, fórmula, como todas las usadas por esas organizaciones, que vale tanto para un roto como para un descosido.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español la presenta pomposamente así:

“Transformar Nuestro Mundo es el lema de la Agenda 2030, la nueva agenda internacional que desgrana los objetivos de la comunidad internacional en el periodo 2016-2030 para erradicar la pobreza y favorecer un desarrollo sostenible e igualitario”.

Inmediatamente resulta empalagoso: “La agenda 2030 gira entorno a cinco ejes centrales: PLANETA, PERSONAS, PROSPERIDAD, PAZ Y ALIANZAS, denominadas en inglés, las 5 P: Planet, People, Prosperity, Peace, Partnership”.

No tienen empacho en publicar esto a pesar de que hace 20 años también lanzaron los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio: Erradicar la pobreza extrema y el hambre, Lograr la enseñanza primaria universal, Promover la igualdad entre los géneros, Reducir la mortalidad infantil, Mejorar la salud materna, Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades, Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Santiago González denuncia que “la UE ha hecho un acuerdo de libre comercio con Japón y otro con Singapur. Ninguno ha suscrito las ocho convenciones fundamentales de trabajo de la Organización Internacional del Trabajo”.

También que “la UE tiene soberanías fiscales rechazables, desde la patria de los fondos de inversión de Juncker –Luxemburgo–, hasta la del vicepresidente Timmermans –doble imposición– o la querida Irlanda de Apple”.

Añade que “no se promueve el trabajo decente, una economía baja en carbono, se potencia la competencia desleal y la desigualdad, se favorece a las multinacionales mientras se empobrece a pymes y trabajadores autónomos y por cuenta ajena”.

“Además la UE plantea excluir a los tribunales ordinarios de justicia por arbitrajes privados cuando se diriman demandas de multinacionales contra Estados”.

No voy a aumentar esta digresión, únicamente la he sacado a colación porque entiendo que refuerza la idea de organizaciones criminales, que están compuestas de una minoría de personas que tienen poder, dinero e información, que trabaja y conspira en el ámbito internacional para mejorar su posición de privilegio y en detrimento de lo que se conoce como el 90 o 99 ciento de la población mundial.

Como se aproximan las elecciones cabe recordar la antigua sentencia:

“los malvados difícilmente se corrigen y es infinito el número de los que no saben lo que les conviene”.

Agustín Velloso

Fuente: Grupo Tortuga

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Los mercenarios en tiempos del neoliberalismo y la globalización II

- Los mercenarios en tiempos del neoliberalismo y la globalización I

- La amenaza mercenaria en África a debate en el Consejo de Seguridad de la ONU

- ¿Por qué está Estados Unidos en guerra en África Occidental?

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 6/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 5/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 4/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 3/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 1/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 2/6)

- El Congreso de Estados Unidos rechaza los recortes de ayuda a África propuestos por Trump

- Estados Unidos despliega nuevas fuerzas en Somalia

- La Guerra contra el Terror de USA deja un reguero de sangre en África

- Estados Unidos parece estar perdiendo su guerra secreta en Somalia

- La Política Exterior de los Estados Unidos y las relaciones con Sudáfrica durante y después del apartheid, Por Eduardo Dolado Oreja

- La militarización de Estados Unidos: la tragedia de Somalia

- Recolonizando el Azawad, la “Françafrique” abrazará al Sahel

- Lionel Zinsou: «África debe pertenecer a los africanos»

- La compañía francesa AREVA regala un avión de lujo al presidente de Níger, donde explota el uranio

- Ruanda-USA: ¿Qué hacer con los criminales en el seno del ejército ruandés? Caso del mayor Majyambere


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios