En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El sincretismo religioso en la población afroamericana ¿un medio de liberación?. por Khady Diouf
...leer más...
"Ciudadanos, apátridas, exiliados y migrantes: la diáspora ecuatoguineana de la Comunidad de Madrid",
...leer más...
La migración maliense en España: retornos «no asistidos» y movilidad transnacional, por Annalisa Maitilasso
...leer más...
El actual saqueo sistemático de los recursos africanos delata la más cruel esclavitud jamás impuesta sobre los pueblos de África, por Lázaro Bustince
...leer más...
El deseo de emigrar en África Subsahariana, por Mark Hugo Lopez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Más de 50 muertos en un accidente de dos autobuses en Ghana
...leer más...

Un misionero español informa sobre la situación en Beira tras el paso del ciclón
...leer más...

Un ciclón arrasó 80 casas en Zimbabue
...leer más...

Mozambique declara tres días de luto nacional tras el paso del ciclón
...leer más...

Muy pocos candidatos para las elecciones parlamentarias de 2019 en Madagascar
...leer más...

Las cesáreas son 50 veces más peligrosas en África
...leer más...

La juventud exige en Kenia cambios en las políticas climáticas
...leer más...

Inseguridad ciudadana en Gumbo
...leer más...

Los alumnos dejan la escuela para buscar frutas silvestres en Turkana
...leer más...

Nuevo proyecto de conectividad en Botsuana
...leer más...

Boko Haram deja tres nuevas víctimas en Nigeria
...leer más...

Operación de rescate en la costa de Libia
...leer más...

Piden al papa Francisco que medie ante Mohamed VI por el pueblo saharaui
...leer más...

¿Es esta la razón por la que Barrow nombró a la Dra. Touray como vicepresidenta de Gambia ?
...leer más...

22 mil docentes sin cualificación en Liberia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Harmatán: nace el primer festival multidisciplinar nómada de cultura africana en España, por Afribuku
...leer más...
Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 17 de Marzo de 2019. (Alguien duerme), por José Antonio Barra
...leer más...
Radiografía de la Sudáfrica insurgente , por Omer Freixa
...leer más...
La reina del marfil, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
¿Cambio de sede por el ébola?, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Estigmatizados y golpeados: los niños acusados de brujería y asesinato (parte 1/3)
10/09/2018 -

Sentada en un banco de madera astillado, la niña de tres años balancea sus piernas con entusiasmo. Sus sandalias apenas tocan el suelo mientras mira unos dibujos animados de las Tortugas Ninja. Es difícil de creer que Comfort sea una bruja. Sin embargo, esta es la razón por la que ella y sus dos hermanos mayores viven ahora en un refugio de emergencia en la ciudad de Calabar, en el sureste de Nigeria.

Es poco más que un sótano con una televisión y media docena de colchones raídos.

La puerta está cerrada la mayor parte del tiempo por la seguridad de los niños. El refugio estaba previsto como solución temporal: un respiro hasta que los niños pudieran ser ubicados con una familia extensa.

Pero nadie quiere arriesgarse a llevar a sus casas a los niños, todos los cuales han sido etiquetados como brujos.

Una vez que terminan los dibujos, Comfort se inclina hacia afuera y levanta su camisa para revelar un mar de verdugones blancos en su espalda. Estas cicatrices irregulares trazan los contornos del machete al rojo vivo que un vecino utilizaba para forzarla a "confesar".

Los nombres de los niños en esta historia han sido cambiados.

Llevados a la oscuridad

A principios de febrero, Comfort y su hermana Hope, de 15 años, y su hermano de cinco años Godbless habían estado viviendo con su abuela Christiana en la cercana Akampka. Sus padres habían muerto repentinamente en circunstancias inexplicables, y aunque esto había hecho que Christiana desconfiara de los niños, había accedido a acogerlos.

Diagnosticada como VIH positiva y sin tomar sus medicamentos antirretrovirales, la salud de Christiana se estaba deteriorando y se estaba volviendo cada vez más delgada y frágil. Culpando a los niños por su salud decaida, Christiana los llevó a su iglesia local para recibir orientación. Allí, un supuesto profeta confirmó sus peores temores: los niños fueron tildados de brujos. Para Christiana, esto explicaba todo: la muerte de su hija y su yerno, su enfermedad y el comportamiento alborotado de los niños.

Poco después, un vecino llamado Rankin escuchó a Christiana acusando a los niños de cortar la cuerda de colgar la ropa en el complejo familiar, culpando a su brujería por sus acciones. Después de hablar con Christiana y descubrir más sobre las acusaciones, Rankin regresó al día siguiente con un amigo. "Empezó a golpearnos y nos dijo que desatáramos a nuestra abuela del mundo de la brujería", dice Hope.

Los niños trataron de escapar a través de las palmeras que los rodeaban, pero los dos hombres los acorralaron rápidamente y los llevaron a la casa del vecino. Sus manos y pies estaban atados, y Rankin calentaba una cuchilla de machete en las brasas de un fuego cercano. "Luego nos preguntaron si éramos brujas", dice Hope desde la casa de refugio en Calabar. "Dijimos, No. Así que comenzó a golpearnos a turno con el machete caliente, desde la mañana hasta la tarde." La sangre se ennegrecía en el suelo mientras se les pedía una y otra vez que confesaran. "Finalmente dijimos, Sí’", dice Hope. "Entonces nos preguntaron si nosotros somos los que mataron a nuestro padre y a nuestra madre, dijimos Sí. Nos preguntaron si somos nosotros los causantes de todos estos problemas en nuestra familia, dijimos Sí’".

Cuando visito la iglesia con paredes de adobe donde los niños dicen que fueron marcados y golpeados, el profeta, que dicen que los etiquetó como brujos no está allí. En cambio, me encuentro con el pastor Israel Ubi. Él afirma que nadie en la iglesia hace tales acusaciones, o lleva a cabo ceremonias de liberación para exorcizar a las supuestas brujas. "Aquí no hay brujería", dice. Cuando insisto en el tema, reconoció que la iglesia sí se ocupa de "espíritus marinos y demonios" que muchos, en el Delta del Níger, creen que viven en océanos, mares y ríos.

Fue el tío de los niños Sunday que denunció el incidente del machete a la policía. El taxista, que dice que no cree en la brujería, rechaza enojado al "profeta" que acusa a los niños. "Como consecuencia de su salud, mi madre creyó en [sus] palabras. Profetas: son criminales, son personas que están destruyendo las vidas de las personas”.

La estigmatización de niños como brujas es un fenómeno reciente en la región del Delta del Níger, que de repente estalló en la década de los 90. Antes de eso, las mujeres mayores eran los principales objetivos de las acusaciones de brujería. Para 2008, se estimaba que 15.000 niños habían sido estigmatizados en los estados del sudeste de Akwa Ibom y Cross Rivers.

Según la investigación de ese período, los casos que se habían documentado incluían niños y bebés a quienes se les habían clavado clavos en la cabeza, se les había obligado a beber cemento, a incendiarse, a cicatrizarse con ácido, envenenarse e incluso ser enterrados vivos.

Un informe Unicef de 2010 señala que el objetivo son, sobre todo los niños vulnerables con discapacidades físicas o enfermedades como la epilepsia. Otros son acusados por aparecer retraídos, perezosos o rebeldes.

El código penal de Nigeria prohíbe acusar, o incluso amenazar de acusar a alguien de ser una bruja. Y la Ley de Derechos del Niño de 2003 tipifica como delito someter a cualquier niño a tortura física o emocional o someterle a cualquier trato inhumano o degradante. Sin embargo, aunque esta ley fue promulgada a nivel nacional, los 36 estados del país deben aún ratificarla formalmente. Esto no solo otorga a los estados individuales una responsabilidad exclusiva: les permite crear leyes relevantes para sus situaciones específicas.

Solo alrededor de tres cuartas partes de los estados de Nigeria han adoptado la Ley de Derechos del Niño, y hasta la fecha sólo el estado de Akwa Ibom ha incluido disposiciones específicas sobre el abuso de presuntas brujas infantiles. Su ley de 2008 hizo que acusar de brujería se castigase con una pena privativa de libertad de hasta 10 años. Y a pesar de los intentos de cabildeo, Cross River State aún tiene que modificar su propia versión de la legislación de 2009 para prohibir específicamente la ofensa.

Pero independientemente del intento fragmentado de criminalizarlo, la acusación de personas como brujas continúa bajo las narices de los gobiernos estatales y la policía de los estados de Akwa Ibom y Cross River.
Oliver Orok, ministro de Desarrollo Sostenible y Bienestar Social del gobierno del estado de Cross River, dijo a la BBC que el ministerio estaba "trabajando asiduamente para eliminar estas prácticas". "El gobierno del estado en asociación con Unicef y otros socios de desarrollo organizaron una cumbre para deliberar sobre la modificación de la ley para incluir, entre otras cosas, la cuestión de calificar a niños como brujas y sus consecuencias", informó Orok.

El ministro dice que "el derecho penal ha abolido tales prácticas". Sin embargo, 10 años después, nadie ha sido procesado con éxito en los tribunales. Se ha incrementado la abogacía de defensa en todo el estado para tratar el problema, dice Orok, y se ha puesto a disposición dinero para construir un hogar para niños en riesgo. Agrega que si el gobierno tuviera conocimiento de casos, "se movería contra tales iglesias y sus profetas".


Créditos del artículo original:

Este artículo fue posible gracias a los fondos del Pulitzer Center on Crisis Reporting.

Autor, fotógrafo y camarógrafo: Marc Ellison

Ilustraciones: Ozo Ezeogu (República Cómica)

Productor: James Percy

Editor: Kathryn Westcott

Construido con taquigrafía

Fuente: BBC News

[Traducción, Jesús Esteibarlanda]


Artículos relacionados:

- Nigeria: Los niños hechiceros o brujos

- Roqya: exorcismos, posesiones y protección

- Conocimiento y magia

- Ancianas excluidas de la sociedad denuncian y reclaman

- Descubrimos el mercado de los fetiches en Togo

- Mujeres acusadas de brujería: una excusa para la violencia y la discriminación


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios