En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
14.000 mujeres ya se benefician de los partos gratuitos en Gabón
...leer más...

La alianza alrededor del presidente de Nigeria se desmorona
...leer más...

Nueva Ley de partidos políticos en Benín
...leer más...

El plan antihepatitis de Senegal
...leer más...

37 nuevos motoristas de Policía Nacional en Malí
...leer más...

El Samu gabonés obtiene una incubadora móvil para salvar a los recién nacidos
...leer más...

Representantes electos de Vgayet creen que las visitas ministeriales son negativas para la región
...leer más...

El Presidente de Benín obliga a los médicos a elegir entre el sector público o el privado
...leer más...

Crisis de los medios de información públicos en Senegal
...leer más...

1700 agentes de seguridad penitenciaria sin sueldo durante 3 años en Gabón
...leer más...

Los responsables de salud de Guinea tratan el tema de la resistencia microbiana
...leer más...

Seminario para primeras damas sobre la Lucha contra el cáncer en agosto en Uagadugú
...leer más...

Asesinado el obispo copto ortodoxo Epiphanius, abad del monasterio de San Macario en Egipto
...leer más...

El Gobierno recibe a 159 repatriados malienses provenientes de Libia
...leer más...

El presidente de Burkina Faso Kaboré se despide de la representante en el país del FMI
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Esta historia es verdadera desde que la inventé, por Literafricas
...leer más...
Karlos Zurutuza tierra adentro en Libia, por Roge Blasco
...leer más...
Ecos, por Ushindi
...leer más...
El Imán que salvó la misión Católica, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Por qué Mandela es un héroe global, por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Las mujeres etíopes luchan contra la mutilación genital
30/07/2018 -

La imagen de Marta Abarra, una joven de amplia sonrisa, recorre hoy portadas en la prensa: no es doctora, ni abogada, ni ingeniera pero, según expertos, podría ser uno de los símbolos del progreso en Etiopía.

La labor de Abarra por más de cinco años en la lucha contra uno de los mayores desafíos de esta nación: la mutilación genital femenina, ha dado resultados: en su cafetería en el sur etíope reúne casi a diario a cientos de chicas enfrentadas a la ablación del clítoris.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), este es el segundo país de África con mayor tasa en ese mal, que afectó a 23,8 millones de niñas y está reconocido como una violación de los derechos humanos.

Además, la OMS indicó que secuelas como dolor y hemorragias prolongadas, infecciones, infertilidad, shock y, a veces la muerte acompañan a esa práctica.

A más largo plazo, las féminas enfrentan una vida de desfiguración y una serie de afecciones, que incluyen complicaciones urinarias y con el parto. Menstruación dolorosa, disfunción sexual y problemas psicológicos asociados.

La agencia no gubernamental Oxfam Intermón (OI), especializada en agua y saneamiento, introduce en sus proyectos el componente de género, promueve la igualdad, la formación y la sensibilización para abolir las agresiones contra el sexo femenino: de las bodas forzadas a la ablación.

’En todos los programas, intentamos incorporar esa perspectiva, lo que nos permite asegurar que los proyectos benefician por igual a todos, y que ellas tendrán pleno acceso y control sobre los recursos y los beneficios que aporten a las comunidades’, apuntó Imma Guixé, directora de OI en Etiopía.

Guixé subrayó que todavía "existen barreras culturales, religiosas y de otros tipos, especialmente en el mundo rural, donde vive el 85 por ciento de la población, que limitan el progreso equitativo".

Una de las cuestiones más preocupantes es la mutilación, prácticamente erradicada en los centros urbanos como Addis Abeba, pero muy extendida y aceptada en el interior.

Como en la aldea de Site, en Woleyta, donde Belinesh, de 20 años, relata el ritual al que las someten cuando son pequeñas: "De madrugada, cuatro mujeres te llevan debajo de un árbol, te cogen por la espalda, te sujetan las piernas y la encargada de hacerlo te corta con una cuchilla. Después te ponen en la herida queroseno para frenar la hemorragia y mantequilla que actúa como barrera protectora".

Los tipos I, II y III se practican dependiendo del área dónde vivan y la edad a la que se realiza. El objetivo es hacerla dócil, que no disfrute del sexo, que solo sea una máquina reproductora.

En realidad sufren con las relaciones sexuales. En unas zonas, consiste en un corte de la parte baja del clítoris a las adolescentes; en otras regiones, como Oromía, extirpan la totalidad y a una edad más temprana, hacia los cinco años, en otras áreas retiran parte de los labios menores y mayores.

Por ejemplo, en la región Somalí, también cierran la vagina mediante sutura dejando sólo una pequeña abertura y cuando se casan les arrancan el hilo.

El Código Penal del 2005 considera delito diferentes tipos de violencia de género. Para el caso de esta variante, fija penas de prisión de un mínimo de tres meses o multas a partir de 500 birrs (20 euros).

Para rapto, violación, forzar a una menor a casarse, las condenas superan los 15 años. El 17 por ciento de las etíopes contestó en una encuesta, citada por ONU Mujer, que su primera experiencia sexual fue obligada.

’Es una prioridad el trabajo con el sexo femenino, especialmente en las zonas pastoralistas y rurales, ya que consideramos son las poblaciones expuestas a una mayor vulnerabilidad’, subrayó Abarra, la líder del club de muchachas sin mutilar.

Lamentó que ’la contribución de su sector al desarrollo, pese a ser sustancial, continúa siendo invisible para las autoridades y la sociedad.

Un ejemplo claro lo tenemos en el ámbito agrícola, señaló: producimos el 80 por ciento de los alimentos destinados al consumo doméstico o a los mercados locales pero la gran mayoría no somos propietarias de la tierra.

Fuente: Prensa Latina

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Jaha Dukureh, activista contra el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina y Embajadora ONU Mujeres para África

- 10 mujeres afroamericanas que cambiaron la historia de los Estados Unidos

- Cifras sobre los derechos de la mujer en África, 10 datos que hacen pensar

- Los países africanos aseguran apoyar los derechos de la mujer. Entonces, ¿dónde está el dinero?

- Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente

- Estas son las mujeres africanas del 2016

- ¿Por qué las mujeres en África, están tan mal protegidas?

- Década para mejorar la situación de la mujer africana, 2010-2020

- Derechos Humanos de las Mujeres en África

- ¿Cuáles son los mejores y peores lugares para ser una mujer en África? ¿Tiene esto algo que ver con la geografía?


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios