En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Ruanda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Burundi
...leer más...
Panorámica histórica y etnográfica del Sahel, Documento de seguridad y defensa nº. 78
...leer más...
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El Coronel Gebregziabher Alemseged ’Gebre Dilla’ arrestado en Etiopía
...leer más...

El cambio climático amenaza dos tercios de las ciudades africanas
...leer más...

Así se celebrará la Jornada Mundial de los Pobres en Uagadugú, Burkina Faso
...leer más...

La justicia ugandesa acelera las audiencias de las víctimas de violación
...leer más...

Las agencias de empleo en Uganda participan en la trata de personas
...leer más...

Libia pospone la fecha de las elecciones de París
...leer más...

La conferencia de Palermo sobre Libia, clave para la estabilidad mediterránea
...leer más...

El Papa Francisco visitará Marruecos para mejorar la relación con el Islam
...leer más...

La semana del petróleo de África 2018 optimista de cara al futruro
...leer más...

ACNUR pide a los Estados medidas más decisivas contra la apatridia
...leer más...

El Consejo de Seguridad de la ONU levanta las sanciones contra Eritrea
...leer más...

Sudán invita a empresas rusas a participar en la licitación para proyectos petroleros
...leer más...

Encuentro en Ankorondrano: se dieron a conocer las anomalías de la primera ronda de las presidenciales de Madagascar
...leer más...

Doce muertos en enfrentamientos étnicos entre oromos y somalíes en Moyale al sur de Etiopía
...leer más...

Nigeria trata que Alison-Madueke sea extraditada del Reino Unido para enfrentarse a cargos de corrupción
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Jurisprudencia callejera en Ghana, por Bartolomé Burgos
...leer más...
“La República fantástica de Annobón” o la imposición de una utopía, por Literafricas
...leer más...
Chema Caballero informa como actúa Boko Haran en los montes Mandara en Camerún, por Roge Blasco
...leer más...
Presencia africana en la Champions, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Por qué hoy se celebra el Día de la Afroargentinidad, por Omer Freixa
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Es necesario romper el círculo vicioso de la violencia en la República Centroafricana y para los creyentes, la fe debe ser el motor de ese cambio
24/07/2018 -

En Bangui no hay combates, pero sí una gran tensión. Fuera de la ciudad, se entra en un círculo infernal causado por la guerra entre bandas. Es lo que relata el padre Dante Carraro, director de Cuamm, tras su reciente visita a la República Centroafricana. Cuamm es una asociación que desde hace 68 años proporciona ayuda médica en África.

“Cuando llegas a la capital inmediatamente notas que estás entrando en un contexto de crisis social y política. En el aeropuerto y en un clima de guerra, te recibe un contingente militar internacional que protege el único aeropuerto de posibles ataques. Al salir del aeropuerto, la situación va empeorando. Para los extranjeros no es seguro moverse a pie. E incluso desde las ventanas del automóvil, puede verse a personas huyendo rápidamente para evitar los enfrentamientos. No existe el normal ajetreo diario como en otros muchos países africanos”, observa el padre Dante.

Hay 16 grupos armados en el país. Si quizá al comienzo tenían una connotación religiosa (los musulmanes Seleka, los cristianos anti Balaka), hoy se han convertido en bandas de merodeadores dispuestos a hacer cualquier cosa. A menudo están al servicio de aquellos que quieren explotar los recursos naturales (oro, uranio, madera, etc.). “Muchos tratan de hacer negocio con las riquezas naturales y la situación de inestabilidad les favorece. Los civiles y, en concreto, las mujeres, los niños y los ancianos son los que pagan un alto precio”, lamenta Carraro.

La seguridad es escasa y los servicios básicos, especialmente la asistencia sanitaria, son insuficientes. En algunas zonas rurales del país no se vacuna ni al 10% de los niños y hay más de 130.000 personas portadoras del VIH de las que solo están en tratamiento la mitad. Hay seis hospitales regionales, sin agua y ni electricidad, el personal es escaso y está mal preparado y la tasa mortalidad materno-infantil es muy alta.

El padre Dante viajó a Bangui precisamente para seguir la evolución de un proyecto sanitario. “El complejo pediátrico de Bangui, - asegura el sacerdote -, es el único hospital público pediátrico del país: cuenta con 180 camas y, aunque los pacientes llegan a centenares, hay un departamento y una sala quirúrgica bastante decente (con la ayuda de la Unión Europea y Cooperación Italiana) con un equipo médico preparado. En 2015, el Papa Francisco lo visitó y, a través del Hospital Bambino Gesù, aportó recursos para la reconstrucción del departamento de desnutridos y ayudó al hospital en su conjunto. Fue precisamente el Bambino Gesù quien solicitó la intervención de Cuamm. Comenzamos el 1 de julio”. El desafío para Cuamm es hacerse cargo de todo el complejo, apoyando al personal local también en con formación.

Para este proyecto encontraron el apoyo de la universidad y también del cardenal Dieudonné Nzapalainga, arzobispo de Bangui, que, desde el estallido de la guerra en 2013, está dedicando sus esfuerzos al diálogo entre las partes y con la comunidad musulmana. “Debemos hacer el bien”, aseguró el cardenal en su reunión con el padre Dante. “Debemos responder al mal con el bien. Es con el amor con lo que uno puede cambiar la realidad, no con el odio, la violencia o las represalias. Debemos romper el círculo vicioso de la violencia. Para nosotros, creyentes, la fe es el motor de este cambio. Queremos una nueva política que tenga en cuenta a todos y permita a los niños soñar y disfrutar de su infancia”, concluyó.

Fuente: Agencia Fides

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Tercer sacerdote asesinado en la República Centroafricana este año

- La situación de Centroáfrica: problemas y soluciones, por Gaetan Kabasha

- La República Centroafricana aprobó el Tribunal de crímenes de guerra

- Una escisión de la seleka asalta la ciudad de Bambari en la República Centroafricana

- ¿Hay una intención de dividir la República Centroafricana? ¿Hay una agenda oculta?”, se pregunta el cardenal Nzapalainga después de la masacre del 1 de mayo

- El informe de la ONU sobre derechos humanos en Centroáfrica deja un balance aterrador de 2003 a 2015, por José Carlos Rodríguez Soto

- El presidente de la República Centroafricana pide ayuda para salvar la desastrosa situación humanitaria del país

- Milicias musulmanas de Bangui comienzan a atacar iglesias, por José Carlos Rodríguez Soto

- El Papa Francisco visita la Mezquita central de Bangui, en la República Centroafricana, y aboga por la unidad

- Situación de seguridad muy precaria en la República Centroafricana

- Acuerdo en República Centroafricana entre Seleka y Anti-Balaka para salir de la crisis

- Catherine Samba-Panza: Esperanza para la República Centroafricana

- Disturbios en el Referendum Constitucional en la República Centroafricana

- Final de la operación francesa Sangaris en la República Centroafricana en octubre

- La capital de la República Centroafricana, Bangui, redescubre los placeres de la noche

- Enfrentamientos entre milicianos pro-Bozizé y de la SELEKA en Bossangoa, República Centroafricana

- República Centroafricana- Toma de poder con tintes islamistas, por Justo Lacunza

- República Centroafricana. ¡Parad la masacre!

- La República Centroafricana de nuevo reintegrada en la Unión Africana


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios