En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día, por Liliana A. Negrín
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La tasa de subempleo en Benín se sitúa en el 72%
...leer más...

El bloguero argelino Merzoug Touati reanuda la huelga de hambre
...leer más...

Gabón duplicará el impuesto de las remesas de dinero
...leer más...

La universidad de Bgayet es la más prestigiosa de Argelia
...leer más...

Lucha contra la malaria en Malí
...leer más...

El Gobierno de Costa de Marfil prohíbe la venta de tarjetas SIM a menores de 16 años
...leer más...

Nombrado Togbui Joel Kwassi Menssah MLAPA VI, nuevo jefe de Togoville
...leer más...

Uganda revisará la ley sobre impuestos a redes sociales
...leer más...

Cerca de 30 partidos de la oposición nigeriana se alían contra Buhari
...leer más...

Fatumah Ahmed, primera mujer General de Brigada de Kenia
...leer más...

Paul Biya anuncia su candidatura a la presidencia de Camerún
...leer más...

Guinea Ecuatorial todavía tiene prisioneros encarcelados a pesar de la amnistía
...leer más...

Gloria Sedes, la misionera que trata en Chad a los enfermos con cariño y medicina natural
...leer más...

El Colectivo para la defensa de los derechos de los discapacitados de Senegal reclama la actuación del Gobierno
...leer más...

Jean Ping reacciona ante las nuevas medidas de austeridad del Gobierno de Gabón
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Los eslabones del cinturón verde, por Ana Henriquez
...leer más...
Desde Soweto llegan cantando , por Literafricas
...leer más...
Ana Palacios documenta la reinserción de los niños esclavos, por Roge Blasco
...leer más...
‘Our Africa’: oda a la utopía soviética, por Sebastián Ruiz
...leer más...
África presente en cuartos de final, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Entrevistas >

Los ugandeses se resisten al acaparamiento de tierras y a la dictadura respaldada por Estados Unidos
26/06/2018 -


El ochenta y cuatro por ciento de la población de Uganda son agricultores de subsistencia y se resisten tanto al acaparamiento desenfrenado de tierras como al intento del aliado estadounidense General Yoweri Museveni de gobernar de por vida. Ann Garrison entrevista a Phil Wilmot, un activista nacido en Estados Unidos que ahora vive en zona rural de Uganda.

Ann Garrison: ¿Podría decirnos cómo vino a vivir en el norte de Uganda?

Phil Wilmot: en 2009, comencé a estudiar en la Universidad Cristiana de Uganda y me enamoré de otra estudiante allí, Suzan Abong, que ahora es mi esposa Suzan Abong Wilmot, y ella viene del norte de Uganda. Nos casamos y nos establecimos en Lira, una ciudad importante en la región de Lango, y tuvimos dos hijos. No solo me hice suegro en la comunidad sino que también adopté su forma tradicional de alimentación. Cultivamos los cultivos típicos que se encuentran en Lango, como maníes, simsim, frutas, batatas, etc.

Entonces mi decisión de permanecer en Uganda no tuvo nada que ver con su realidad política; tenía que ver con el amor. Pero viviendo aquí y viendo lo que estaba pasando con el dictador, Yoweri Museveni, que ha permanecido en el poder durante 31 años, mi esposa y yo nos volvimos activistas. Pudimos ver la brutalidad policial en nuestra comunidad y pudimos ver el régimen fiscal regresivo, incluidos impuestos excesivos en los mercados locales y la pobreza extrema. Pero la pobreza existe, no porque no haya tierras ni recursos naturales, ni porque los ugandeses sean vagos ni nada por el estilo. No. La pobreza existe, solamente, porque un hombre quiere explotar toda la riqueza del país para sí mismo.

AG: OK. Hablanos sobre ese hombre.

PW: El general Yoweri Museveni llegó al poder en 1986 a través de las armas y se ha mantenido en el poder a través de las armas. Y es un gran aliado para el mundo occidental, el Norte global, y especialmente los Estados Unidos. Estados Unidos da a Museveni cientos de millones de dólares cada año en apoyo militar y de seguridad, que luego utiliza para expulsar a personas de sus tierras e incluso para hacer la guerra en otros países como la República Democrática del Congo, Sudán del Sur y Somalia. Básicamente cumple las órdenes de los EE. UU. Y combate su "Guerra contra el Terror" en el continente africano.

AG: ¿Y qué hay del acaparamiento de tierras?

PW: El acaparamiento de tierras es una de las manifestaciones de la dictadura en el norte de Uganda y no solo en el norte de Uganda, en toda Uganda y en gran parte de África. Una compañía multinacional o un inversor extranjero o incluso un gran inversor nacional, tal vez un miembro del Parlamento, tal vez el propio Museveni, tendrá su ojo puesto en un pedazo de tierra o tal vez una mina, y luego negociarán con el gobierno u otros gobiernos en África para desalojar por la fuerza a las personas que viven allí.

AG: Entonces, ¿cómo te has organizado en contra de eso?

PW: En 2012, comenzamos Solidarity Uganda para resistir estos desalojos y apropiaciones de tierras. Comenzamos en un distrito llamado Amuru, que hace frontera con el río Nilo en el norte de Uganda. Esta es una zona rica en petróleo y muy fértil. En el transcurso de varios años, trabajamos con la comunidad allí para sacar a los acaparadores de tierras y a las corporaciones multinacionales. Uno era el Grupo Madhvani, que quería plantar caña de azúcar en sus tierras, pero también había varias compañías petroleras. Las compañías petroleras generalmente operan detrás de empresas fantasmas que hacen "investigaciones" y estudian terrenos. Irónicamente, a veces contratan con la Autoridad de Vida Silvestre de Uganda para inspeccionar tierras para la extracción de petróleo o alguna otra forma de extracción de recursos. Esto es muy común, y hemos trabajado con varias comunidades en Uganda que han podido proteger sus tierras de estos acaparadores de tierras.

AG: ¿Detuviste realmente al Grupo Madhvani? He estado leyendo sobre el acaparamiento de tierras en el norte de Uganda durante años y el Grupo Madhvani ha sido siempre identificado como uno de los principales culpables.

PW: Madhvani anunció recientemente que están dejando de lado proyectos de cultivo de caña de azúcar en Amuru. Dijeron que el ambiente era "demasiado hostil" para continuar con negocios allí. Fue una gran victoria, pero las batallas no han terminado porque hay muchos inversores extranjeros y multinacionales todavía interesadas en tomar sus tierras.

La gente de Amuru merece el crédito de liberarse a sí misma. Solidarity Uganda jugo simplemente un papel de apoyo en términos de capacitación, organización y, en ocasiones, proporcionando recursos a la población local, además de lobbing en su defensa a nivel nacional e internacional.

AG: ¿Qué comparte esta población rural con los diputados de la oposición que se enzarzaron en una pelea con las fuerzas de seguridad en el Parlamento la semana pasada?

PW: Hay dos temas principales que suceden en el país. Por un lado, hay resistencia en el Parlamento, a veces incluso peleas físicas, porque Museveni intenta atrincherarse en el poder eliminando de la constitución límites a la edad presidencial; ahora tiene 73 años y el límite actual de edad es de 75. Esto también ha causado revueltas en ciudades de todo el país y en áreas rurales, y es alentador ver a los ugandeses defenderse contra la dictadura.

El otro gran problema en este momento es una serie de reformas agrarias que son muy neoliberales. Básicamente intentan decir, entre otras cosas, que no se debe compensar a las personas desplazadas hasta que la tierra haya sido ocupada. Así que estamos tratando de nacionalizar la lucha en lugar de trabajar en casos aislados de acaparamiento de tierras; estamos tratando de unir a las personas en toda la región para que se unan en contra de las reformas agrarias y contra el acaparamiento de tierras. No existe un verdadero estado de derecho aquí, por lo que el acaparamiento de tierras seguiría sucediendo aunque estuvieran vigentes las mejores leyes.

AG: OK, una última pregunta. Veo en la página de Facebook de Solidarity Uganda que su esposa Suzan fue arrestada el 5 de octubre durante la represión de Museveni contra los que protestaban por su enmienda que eliminaba el límite de edad presidencial. ¿Ha sido liberada?

PW: En el transcurso de cinco días, tuvimos dos redadas policiales en nuestra oficina. Once personas fueron arrestadas por cargos falsos, incluida Suzan. Muchos fueron detenidos ilegalmente por la policía durante más de 48 horas, y finalmente fueron liberados debido a la presión ejercida a nivel local e internacional, pero eso nunca es el final de la historia. Tienen una audiencia en la corte esta semana y probablemente irán a la cárcel hasta que puedan pagar la fianza. El sistema judicial es una herramienta que el régimen de Museveni utiliza para frustrar a quienes lo critican, aunque finalmente no puede condenarlos. En 2014, pasé un breve período en la Prisión Central de Lira, donde el 80% de los reclusos estaban en prisión preventiva. Algunos estaban allí por más de cinco años sin haber sido condenados por ningún crimen, pero sus casos se suspendían cada mes y simplemente no podían pagar la fianza. Estamos tratando de utilizar este momento de intensa brutalidad policial para poner a prueba nuestro poder. Aquellos que deseen apoyar a Suzan y sus camaradas pueden hacerlo a través de nuestra campaña de crowdfunding en www.firefund.net/solidarityuganda. Este es un momento en que se está despertando la concienciación política de los ugandeses en todo el país, y tenemos que aprovechar esta realidad para maximizar el potencial de esta lucha.

Ann Garrison

* PHIL WILMOT es agricultor y organizador de Solidarity Uganda. Sus relatos de organización para detener el acaparamiento de tierras y la dictadura se pueden leer en los sitios web de Waging Nonviolence and Sojourners. También es el autor de "Un lobo vestido con piel de oveja: el dilema de un hombre blanco en una cárcel ugandesa". Puede ser contactado en phil@wagingnonviolence.org.

Fuente: Pambazuka News

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- El FDC de Besigye derrota en Rukungiri al NRM de Museveni: ¿Es esto "una pintada en la pared"? (parte 2)

- El FDC de Besigye derrota en Rukungiri al NRM de Museveni: ¿Es esto "una pintada en la pared"? (parte 1)

- Parches para la pobreza en Uganda, y todo sigue igual

- El gobierno de Uganda todavía no aprueba el reclutamiento de médicos cubanos

- Uganda recurre a China en busca de financiación para carreteras petroleras

- Kenia y Uganda acusados de prolongar la guerra de Sudán del Sur

- Prostitución infantil en Uganda: los "servicios" de una niña no llegan a los cincuenta centavos

- España no es Uganda

- Las ONG y África: Analicemos algunos datos y hechos

- El 50 aniversario de la independencia de Uganda

- El gobierno de Uganda regulará los campamentos de salud gratuitos

- Somalilandia quiere el reconocimiento de Uganda


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios