En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
"Ciudadanos, apátridas, exiliados y migrantes: la diáspora ecuatoguineana de la Comunidad de Madrid",
...leer más...
La migración maliense en España: retornos «no asistidos» y movilidad transnacional, por Annalisa Maitilasso
...leer más...
El actual saqueo sistemático de los recursos africanos delata la más cruel esclavitud jamás impuesta sobre los pueblos de África, por Lázaro Bustince
...leer más...
El deseo de emigrar en África Subsahariana, por Mark Hugo Lopez
...leer más...
África Subsahariana, “se compra y se vende”, marginando a sus Pueblos, por Lázaro Bustince
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Kenia pide nuevamente cerrar el campo de refugiados de Dadaab
...leer más...

El Tribunal Supremo de Comoras impide presentarse a las elecciones a los principales candidatos de la oposición
...leer más...

La candidata del NIP Eunice Atuejide se retira de la carrera presidencial en Nigeria y respalda a Atiku
...leer más...

Elecciones presidenciales en Senegal: los cuatro rivales de Macky Sall
...leer más...

El gobierno keniano pide calma a los estudiantes tras la tormenta de grados falsos
...leer más...

Burundi pide reconsiderar la decisión de retirar las tropas de la UA en Somalia
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2019-02-01 / 2019-02-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Un tribunal de Tanzania condena a la llamada ’reina china del marfil’ a 15 años por contrabando
...leer más...

Egipto y Rusia firman un acuerdo sobre el Canal de Suez
...leer más...

La ONU quiere saber cómo está el acceso de las mujeres angoleñas a la justicia
...leer más...

Somalia niega la acusación de Kenia de haber subastado reservas petrolíferas
...leer más...

New Voices Fund se une a MVMT50 para potenciar a las empresarias negras
...leer más...

Los presidentes más ricos de África
...leer más...

Costa de Marfil: Soro lanza un comité político y hace un guiño a Gbagbo
...leer más...

El obispo de Bangassou asegura que el acuerdo de paz en la República Centroafricana fue “impuesto desde fuera a favor de los grupos rebeldes”
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Nongo, Nestor

Nacido en Bayaya (República democrática del Congo.) Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología (universidad pontificia de Salamanca), en estudios eclesiásticos y en teología (universidad pontificia de Comillas), grado en filosofía (Saint François Xavier. Mbuji-Mayi. RD Congo). Máster en Turismo y Administraciones Públicas. Doctorando en ciencias políticas y sociología. Pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.

Analista de información internacional, especialista en comunicación pública y en política africana. Consejero Técnico del Ministerio de Cultura y Deporte. Fundador de la asociación Tracaf ("Trabajando por el corazón de África").

Ver más artículos del autor


Extranjeros en su propia tierra, por Nestor Nongo

14 de mayo de 2018.

África está en movimiento y, muy particularmente, en lo que a migraciones se refiere. Tanto internas como externas. Pero en el análisis de los flujos migratorios africanos, los medios suelen insistir más en las migraciones que tienen lugar entre el sur y el norte, verticales o intercontinentales, obviando las que se producen en el propio continente que son, precisamente, las que registran mayores desplazamientos. Aunque se insista tanto en el éxodo de jóvenes africanos hacia otros continentes, muy especialmente hacia Europa, los flujos migratorios subsaharianos siguen siendo más intraregionales e intracontinentales que extracontinentales. Es muy importante recordar este dato para captar el fenómeno en toda su amplitud si se quiere luego buscar soluciones duraderas.
Hace escasas fechas, compartí en una universidad madrileña unas reflexiones sobre la situación política del continente africano en 2018 con jóvenes universitarios que estudiaban la carrera de Relaciones Internacionales. Y salió a relucir el tema de las migraciones. Los chicos querían conocer las verdaderas causas que empujan a jóvenes como ellos a abandonar su entorno y embarcarse en una aventura que conduce a muchos a la esclavitud e, incluso, a perder la vida en el desierto del Sáhara o en el Mediterráneo. Las respuestas de manuales no parecían convencerles.

Desde luego, se reflexiona poco –por el motivo que sea– sobre las causas profundas de las migraciones actuales; sobre las conexiones con cierto modelo económico, con las decisiones estratégico-militares de las últimas décadas, con la financiación a países y grupos terroristas que ayer eran aliados y hoy son enemigos, con la falta de una política que sepa ver más allá del interés inmediato y más allá de los próximos comicios electorales.

Y en el caso de África, las escasas reflexiones que se realizan suelen limitarse a recoger tópicos y lugares comunes (pobreza, odio y guerras tribales) sin ahondar en una de las causas fundamentales: los jóvenes africanos se sienten extranjeros en su propia tierra. Por eso prefieren ser extranjeros en otro lugar que en su propio hogar, porque aquí nadie cuenta con ellos para nada.

Un simple vistazo a cualquier país africano basta para corroborar esta realidad. En todos y cada uno de ellos siempre se repite la misma estampa: actividad frenética de camiones cargados con bienes y recursos esquilmados al país ante los ojos impotentes de los locales que sobreviven, a duras penas, en la pobreza más absoluta. La población africana permanece como mera espectadora, incluso de las obras que lleva a cabo el nuevo socio de la cooperación africana actual: China. Este país se reserva el derecho de traer sus propios trabajadores para las obras que lleva a cabo en suelo africano.

Eso sí, un pequeño grupo, corrupto y cómplice de esta situación, armado hasta los dientes, se ocupa de negociar con esas multinacionales concesiones y contratos multimillonarios en beneficio propio, marginando al resto de la población que se siente extranjera en su tierra, condenando a los jóvenes que puedan, al exilio; a la emigración.

Fuente: Amplio Mundo Mi Ciudad



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios