En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Los obispos piden diálogo para solucionar la crisis humanitaria en la zona anglófona de Camerún
...leer más...

Las asociaciones LGBT de Cabo Verde lanzan una petición a favor del matrimonio homosexual
...leer más...

Una línea de crédito española financia proyectos de salud en Angola
...leer más...

Se señalan algunas irregularidades en la jornada de votación del Referendum de Burundi
...leer más...

Eritrea renueva las acusaciones a Sudán, Etiopía y Qatar de apoyar a los grupos yihadistas
...leer más...

Naciones Unidas convoca un comité de emergencia sobre el ébola en República Democrática del Congo
...leer más...

La falta de combustible en Sudán provoca el aumento del costo y la escasez de agua y comida
...leer más...

Ha muerto la periodista marroquí María Latifi
...leer más...

Una facción rebelde de Sudán del Sur condena las amenazas de muerte del presidente contra el exjefe del ejército
...leer más...

El Real Fórum de Alta Dirección de España otorga el Master de oro al Presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang Nguema
...leer más...

Rebrote del turismo en Túnez
...leer más...

Los elevados impuestos ponen en peligro la continuidad de las radios locales y católicas en Sudán del Sur
...leer más...

Nuevos enfrentamientos entre estudiantes y fuerzas del orden en universidades de Senegal
...leer más...

Se celebra en Venezuela el Primer Encuentro Formativo sobre los Derechos Humanos de las y los Afrodescendientes.
...leer más...

Osinbajo habla sobre supuestos planes para islamizar Nigeria
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El fotógrafo Mário Macilau explora nuevos lenguajes, por Wiriko
...leer más...
Extranjeros en su propia tierra, por Nestor Nongo
...leer más...
Inapropiados e inapropiables: ¿Puede el arte seguir siendo crítico?, por Literafricas
...leer más...
El mundo del despropósito, por Gaetan kabasha
...leer más...
Fisioterapia como alternativa a la mendicidad, por Chema Caballero
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Cultura >

Okot P’bitek sigue siendo relevante para todos los escritores africanos
15/05/2018 -

Las turbulencias políticas que siguieron al golpe de Idi Amin en 1971 en Uganda afectaron a casi todos los sectores de la economía del país. El sector educativo de Uganda fue el más afectado. Cuando algunos eruditos se reunieron en el Departamento de Literatura de la Universidad Kenyatta, el 22 de diciembre de 2016, para un coloquio sobre Okot p’Bitek, la modesta profesora Monica Mweseli, que ocupaba el puesto de oradora invitada durante el evento, recordó esos años y cómo el golpe de Uganda obligó a Okot a cruzar la frontera, dejando al poeta de África Oriental en la entonces joven Universidad de Nairobi.

Mweseli recuerda que "El golpe de Estado de Uganda no tuvo precedentes en muchos aspectos. Yo era una estudiante en la escuela secundaria Butere Girls y sabía que muchos profesores ugandeses cruzaban la frontera para buscar trabajo en Kenia. Algunos enseñaron en mi anterior escuela. Supongo que es así como p’Bitek vino a Kenia y encontró un hogar en la Universidad de Nairobi".

Más tarde, Okot le enseñó literatura cuando finalmente ella entró a la Universidad de Nairobi en la década de 1970. Mweseli dijo que el poeta ugandés enseñó en el Departamento de Antropología, Sociología y Literatura. Recordaba a su difunto profesor como un erudito literario serio y apasionado intérprete que tenía la habilidad para ensanchar fronteras, alargando límites y jugando el tábano intelectual: "Fue muy activo en la sala de conferencias. Okot, en general, dramatizaba durante sus presentaciones. Bailó y cantó al comienzo de sus conferencias de poesía oral”.

Mweseli, que fue, en un tiempo, vicerrectora de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Mujeres de Keriri (2008-2010), observó que el enfoque de Okot para la enseñanza de la poesía oral era una manera efectiva de llamar la atención de los estudiantes sobre el tema. Dijo que el uso del humor del poeta facilitaba el disfrute de la poesía y visualizaba el choque entre los valores tradicionales y modernos que son dominantes en Song of Lawino: "Intentó lo mejor que pudo “Africanizar” el inglés y filosofar sobre la cosmovisión africana cada vez que tuvo la oportunidad de hacerlo. Hay que tener en cuenta que tradujo, él solo, al inglés Song of Lawino. El resultado sigue siendo muy auténticamente africano, incluso después de traducciones posteriores a otros idiomas occidentales. El texto contiene el agudo ingenio de su autor".

La experimentación de Okot inspiró a Mweseli a estudiar la obra del poeta en la Universidad de Atlanta, Georgia, en los EE.UU., a nivel de maestría. Se especializó en "Pensamiento y técnica en la poesía de Okot p’Bitek".

Fue el profesor David Dorsey, profesor de literatura estadounidense que había enseñado en la Universidad de Makerere antes de que las cosas empeoraran, quien supervisó la tesis de Mweseli cuando ésta ganó una beca Fulbright que le permitió estudiar en Estados Unidos desde agosto de 1979 hasta 1988. Ella observó que el Dorsey estaba profundamente apasionado por Okot: "Mi supervisor me decía: “¡Mira, Wanambisi, Okot nos dice que los africanos tenían su propia percepción de tiempo! Wanambisi, ¡los africanos tenían ideas muy claras sobre la educación! Entonces, ¿cómo vinieron los occidentales y afirmaron que les trajimos el concepto de tiempo a los africanos? Wanambisi, esta es la razón por la cual Lawino protesta cuando su marido occidentalizado, Ocol, afirma que Lawino no sabe cómo apreciar el tiempo del hombre blanco”.

Ella sostuvo que, incluso en la época actual de globalización, todavía es posible para los escritores africanos contemporáneos trazar nuevos caminos literarios sin rendir culto a modos occidentales. Dijo que deberían aprender del camino que tomó p’Bitek: "El proceso de descolonización es relevante ahora como lo fue en los años 60 y 70. No está mal apreciar lo bueno de la cultura occidental. Aún así, el escritor africano contemporáneo necesita redescubrir los buenos valores que posee África para que nuestro continente no permanezca desarraigado culturalmente. No estoy diciendo que nos aferremos a todo lo incrustado en el pasado africano; pero al menos, intentemos definirnos a nosotros mismos, en nuestros propios conceptos como lo hace Lawino".

Mweseli dijo que Okot debería ser incluido en la primera generación de escritores negros que enfatizaban la necesidad de que el escritor africano recuperara su identidad, que hasta entonces había sido vista sin valor a los ojos de Occidente.

La publicación de ”Song of Lawino” se agotó debido a su fácil acceso, algo de lo que vale la pena aprender. Los lectores africanos se identificaron con el texto. Mweseli subrayó el hecho de que la escritura está destinada a servir al lector a través del disfrute. Pidió al escritor africano que ejerciera el arte de ser accesible al lector. Desde su punto de vista, los escritores deben intentar lo mejor que puedan no ser oscuros. Esto solo podrá lograrse si el escritor africano internaliza herramientas lingüísticas específicas con las que pueda capturar el contexto africano.

Recordó que el poeta ugandés compró un costoso automóvil Jaguar gracias a las enormes regalías: "Hubo un rumor de que Okot no se llevó su Jaguar a Uganda. No sé la verdad, pero se cree que más tarde donó el automóvil a una universidad de Kenia".

La continuidad en la traducción de Song of Lawino a Sheng le recordó el prolongado debate sobre el uso de lenguaje en la literatura africana: "Los editores quieren ventas rápidas porque la publicación es un negocio. Por otro lado, la mayoría de lectores modernos apenas entienden sus lenguas indígenas. Es muy poco probable que ambos se encuentren en el futuro. De hecho, la situación empeora a medida que pasa el tiempo. Este no fue el caso en la época de Okot, cuando los miembros de su generación iban a la escuela en las aldeas y estaban, por lo tanto, profundamente arraigados en las costumbres e idiomas indígenas".

Mweseli reseñó que la otra materia donde el poeta ugandés se destacaba misteriosamente, pero donde no muchos escritores lo hacen, estaba en la habilidad del poeta para practicar "vulgaridad limpia". Observó que este era otro marcador del genio de Okot. Dijo que Song of Lawino contiene muchas vulgaridades, y sin embargo, el genio de su creador estaba en usar vulgaridad como un medio para algo mucho más amplio que simples palabras ofensivas.

Concluyó: "El mensaje que recibimos de Okot p’Bitek es que el escritor africano debe siempre esforzarse por enseñar al joven lector africano que hay mucho valor en saber de dónde viene su sociedad. Solo entonces puede un escritor ver a dónde va la sociedad. El escritor africano no debe permitir que otra persona intente definir al continente; África debería aprender a definirse a sí misma y en sus propios términos".

Amol Awuor - Abenea Ndago


* Nacido en Kenia occidental en 1979, Ndago Abenea es crítico social y escritor independiente. También enseña Literatura en la Universidad Kenyatta.

** Amol Awuor es un estudiante de Literatura Inglesa de último año en la Universidad Kenyatta. Sus comentarios literarios y reseñas de libros han aparecido en “Saturday Nation”, “The Star” y “The Standard on Saturday”. Su cuento “The Last Hope” fue publicado en la revista en línea “Jalada”.

Fuente: African Writer

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Audiolibro, libros electrónicos, el campo del posible libro africano sin explotar

- Una librería ambulante en nuestras capitales

- La mayor Biblioteca Flotante del mundo llega a Namibia

- Fundación Sur, una biblioteca muy cercana por LitERaFRicA

- Una afroamericana recibe depués de 73 años su tarjeta de la biblioteca

- Bibliotecas africanas: donde el ingenio convive con la era digital, por LitERaFRicA

- Fotografías de "vendedores callejeros" vestidos de graduados en Zimbabue se convierten en virales


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios