En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Los obispos piden diálogo para solucionar la crisis humanitaria en la zona anglófona de Camerún
...leer más...

Las asociaciones LGBT de Cabo Verde lanzan una petición a favor del matrimonio homosexual
...leer más...

Una línea de crédito española financia proyectos de salud en Angola
...leer más...

Se señalan algunas irregularidades en la jornada de votación del Referendum de Burundi
...leer más...

Eritrea renueva las acusaciones a Sudán, Etiopía y Qatar de apoyar a los grupos yihadistas
...leer más...

Naciones Unidas convoca un comité de emergencia sobre el ébola en República Democrática del Congo
...leer más...

La falta de combustible en Sudán provoca el aumento del costo y la escasez de agua y comida
...leer más...

Ha muerto la periodista marroquí María Latifi
...leer más...

Una facción rebelde de Sudán del Sur condena las amenazas de muerte del presidente contra el exjefe del ejército
...leer más...

El Real Fórum de Alta Dirección de España otorga el Master de oro al Presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang Nguema
...leer más...

Rebrote del turismo en Túnez
...leer más...

Los elevados impuestos ponen en peligro la continuidad de las radios locales y católicas en Sudán del Sur
...leer más...

Nuevos enfrentamientos entre estudiantes y fuerzas del orden en universidades de Senegal
...leer más...

Se celebra en Venezuela el Primer Encuentro Formativo sobre los Derechos Humanos de las y los Afrodescendientes.
...leer más...

Osinbajo habla sobre supuestos planes para islamizar Nigeria
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El fotógrafo Mário Macilau explora nuevos lenguajes, por Wiriko
...leer más...
Extranjeros en su propia tierra, por Nestor Nongo
...leer más...
Inapropiados e inapropiables: ¿Puede el arte seguir siendo crítico?, por Literafricas
...leer más...
El mundo del despropósito, por Gaetan kabasha
...leer más...
Fisioterapia como alternativa a la mendicidad, por Chema Caballero
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Violencia en los estadios argelinos, el malestar de la juventud
14/05/2018 -

Constantina, Orán, Tizi Ouzou, Argel... la lista de incidentes en estadios argelinos parece no tener límite.

Al menos 104 personas resultaron heridas durante la semifinal de la Copa de Argelia entre los clubes rivales JS Kabylie (JSK) y Mouloudia de Argel (MCA), se lanzaron proyectiles en las gradas y sobre el terreno y hubo enfrentamientos con la policía.

El mismo día, un partido aplazado entre el Mouloudia d’Orán y el Chabab de Belouizdad tuvo que ser suspendido por el árbitro 12 minutos antes del final, debido a la invasión del terreno de juego de aficionados encolerizados.

Se ha creado una comisión de investigación para examinar "las causas de estos peligrosos comportamientos para, definir las responsabilidades" y, por lo tanto, tomar medidas y decisiones firmes para poner fin a este fenómeno.

Enfrentado a la violencia, el Estado busca soluciones a tientas, porque está atrapado en una lógica represiva y, al mismo tiempo, en una actitud permisiva frente a los riesgos de desbordamiento y enfrentamientos con los jóvenes. Los políticos han decidido usar zanahorias y bastones con los hinchas violentos ", declaró un ex miembro de la Federación Argelina de Fútbol.

Temen el error y las consecuencias que esto puede tener. La situación es tan explosiva que los estadios se han convertido en lugares de confrontación entre las fuerzas del orden público y los jóvenes, que el jefe de la policía, Abdelghani Hamel, decidió en 2012 desplegar a sus hombres fuera de los campos de fútbol. Una decisión que justificó por el costo de las operaciones durante los partidos.

"Tengo un proyecto para sacar a la policía de los estadios, porque hay que saber que cada partido de fútbol nos cuesta dinero, sin mencionar la movilización de nuestros agentes", expuso el jefe de la DGSN. Ante las protestas que resultaron de esta decisión.

El primer policía de Argelia no ha revocado su decisión de 2012.

En esta temporada 2017-2018, la policía arrestó a 830 personas, incluidos 93 detenidos en prisión preventiva por delitos relacionados con drogas y de personas portando cuchillos y artículos pirotécnicos, durante los partidos de fútbol, mientras que en 2014 la violencia había matado a dos personas, incluido el jugador camerunés Albert Ebossé, golpeado por un proyectil al final del encuentro JSK-USMAlger.

Para muchos, esta violencia puede explicarse por la situación social en que se encuentra Argelia. Frente al bloqueo político, el estadio se ha convertido en el único lugar de libertad para los jóvenes, además del efecto de grupo y multitud que es muy importante para desencadenar esta violencia.

La violencia juvenil responde con violencia verbal y física a la violencia política. Ella invierte en la arena del fútbol para gritar su angustia y desahogarse en el único espacio que tiene el estadio.

Si durante años la juventud fue un problema social, se ha convertido en un problema de seguridad y político. "Cuando hay violencia, en todas sus formas (verbal, física y simbólica), significa que faltan medios pacíficos. La violencia en el estadio es solo la punta del iceberg.

Las frustraciones y las dificultades de autorrealización y de alcanzar logros, tanto individuales como colectivos, son problemáticas en Argelia. Es necesario recordar que la violencia está fundamentalmente relacionada en Argelia con la cuestión del establecimiento del estado de derecho, es decir, un proceso de transición hacia una modernidad política ", declaró el sociólogo Karim Khaled.

Frente al fenómeno, todos devuelven la patata caliente. La Federación de Fútbol organiza simposios sobre el tema. El más reciente tuvo lugar en diciembre de 2017 y se tituló "Moralizando el fútbol y luchando contra la violencia". Se alcanzaron 18 recomendaciones sobre el tema, incluyendo el establecimiento de un "fútbol sin violencia" que tendrá valor de un juramento para ser firmado por los presidentes de los clubes, entrenadores y comités de aficionados y la violación de ese juramento daría lugar a la expulsión. Incluso el Ministro de Asuntos Religiosos sugirió trasladar los imanes a los estadios. Una forma de disfrazar la gestión de los asuntos públicos recurriendo a la religión.

Mientras viajaba a Setif esta semana, Noureddine Bedoui, el ambicioso ministro del Interior, anunció un nuevo sistema regulatorio que se puede aplicar rápidamente para luchar contra la violencia y para "identificar mejor el fenómeno". Anunció la llegada de cámaras de vigilancia. Un método ya probado por los ingleses y franceses cuando tuvieron que lidiar con el fenómeno del vandalismo. "Cámaras de alta tecnología", declaró el ministro.

Fuente : Al Watan

[Fundación Sur]

Artículos relacionados:

- Huelga en educación en Argelia "chantaje por parte de un sindicato que no presenta ningún reclamo real

- La policia de Argelia la más eficaz de África

- Argelia y la libertidad de expresión. El mensaje de Bouteflika

- Argelia ¿Por qué fracasó la primavera árabe?

- Adolescencia y mutaciones sociales en Argelia

- Ser joven en Argelia: Son tiempos de extremos y paradojas


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios