En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
La política partidista obstaculiza la gestión ética de recursos para el Bien Común, y el sistema económico capitalista es contrario al Desarrollo Sostenible y Ecológico
...leer más...
Mujeres africanas , Mirada al futuro, por Fundación CODESPA
...leer más...
Los mandatos de la Sociedad de Naciones en África: continuación del colonialismo, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
INFORME ÁFRICA 2019 - Dinámicas transfronterizas en un contexto globalizado , por Fundación Alternativas
...leer más...
Argelia y Sudán: ¿hacia un resurgir democrático en los países árabes?, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Manifestaciones a favor de la justicia y el gobierno civil en Sudán
...leer más...

La iniciativa de Ivanka Trump para mujeres anuncia 27 millones de dólares en subvenciones
...leer más...

El Frente de Liberación del Pueblo Tigray critica al Partido Democrático Amhara de Etiopía
...leer más...

El testigo en el asesinato del caso del Comandante Mahama en Ghana, involucrado en un accidente
...leer más...

El Banco Mundial financia 4 acuerdos en Malí
...leer más...

Malí se niega a negociar con los yihadistas
...leer más...

Sudáfrica acusada de no cooperar en la detención de un sospechoso de genocidio
...leer más...

La OMS declara oficialmente el ébola como “emergencia de salud pública mundial”
...leer más...

Aumenta la violencia intercomunitaria en Malí
...leer más...

El presidente de Sudán del Sur asegura que la economía del país prosperará de nuevo
...leer más...

Ghana y Costa de Marfil levantan la suspensión de las ventas de cacao
...leer más...

Más de 17. 000 niñas reciben en Zambia la vacuna contra el virus del papiloma humano
...leer más...

Magufuli anima a las mujeres de Tanzania a tener hijos
...leer más...

Se hacen virales vídeos de blancos llamando a la policía a causa de negros inocentes (parte 2/2)
...leer más...

Proyecto de simplificación de los procedimientos administrativos en Marruecos
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Antonio de Diego González. Sufismo negro , por Roge Blasco
...leer más...
Recorriendo los populismos africanos, por Fernando Díaz
...leer más...
Bangui, capital sin brillo, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Los mejores jugadores africanos que han desfilado por el fútbol mexicano, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
CAN 2019: Argelia - Senegal Final definida, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

-

Echeverría Mancho, José Ramón

A José Ramón siempre le han atraído el mestizaje, la alteridad, la periferia, la lejanía… Un poco las tiene en la sangre. Nacido en Pamplona en 1942, su madre era montañesa de Ochagavía. Su padre en cambio, aunque proveniente de Adiós, nació en Chillán, en Chile, donde el abuelo, emigrante, se había casado con una chica hija de irlandés y de india mapuche. A los cuatro años ingresó en el colegio de los Escolapios de Pamplona. Al terminar el bachiller entró en el seminario diocesano donde cursó filosofía, en una época en la que allí florecía el espíritu misionero. De sus compañeros de seminario, dos se fueron misioneros de Burgos, otros dos entraron en la HOCSA para América Latina, uno marchó como capellán de emigrantes a Alemania y cuatro, entre ellos José Ramón, entraron en los Padres Blancos. De los Padres Blancos, según dice Ramón, lo que más le atraía eran su especialización africana y el que trabajasen siempre en equipos internacionales.

Ha pasado 15 años en África Oriental, enseñando y colaborando con las iglesias locales. De esa época data el trabajo del que más orgulloso se siente, un pequeño texto de 25 páginas en swahili, “Miwani ya kusomea Biblia”, traducido más tarde al francés y al castellano, “Gafas con las que leer la Biblia”.

Entre 1986 y 1992 dirigió el Centro de Información y documentación Africana (CIDAF), actual Fundación Sur, Haciendo de obligación devoción, aprovechó para viajar por África, dando charlas, cursos de Biblia y ejercicios espirituales, pero sobre todo asimilando el hecho innegable de que África son muchas “Áfricas”… Una vez terminada su estancia en Madrid, vivió en Túnez y en el Magreb hasta julio del 2015. “Como somos pocos”, dice José Ramón, “nos toca llevar varios sombreros”. Dirigió el Institut de Belles Lettres Arabes (IBLA), fue vicario general durante 11 años, y párroco casi todo el tiempo. El mestizaje como esperanza de futuro y la intimidad de una comunidad cristiana minoritaria son las mejores impresiones de esa época.

En la actualidad colabora con Fundación Sur, con “Villa Teresita” de Pamplona, dando clases de castellano a un grupo de africanas, y participa en el programa de formación de "Capuchinos Pamplona".

Ver más artículos del autor

Para que puedan vivir sus familias
08/05/2018 -

En 2015 Jeune Afrique calculaba que los flujos financieros ilícitos (blanqueo de dinero, huida de capitales, etc.) le habían costado al continente africano entre 30 y 60 mil millones dólares, tanto o más que la ayuda oficial recibida por el conjunto del continente (46 mil millones dólares en 2012), y más que el total de las transferencias de los africanos de la diáspora a sus familias en África. De ahí que Emily Rose Adeleke se preguntara hace dos años en la página “Opinions. Perspectives sur le développement”, del Banco Mundial, “Cómo conciliar al mismo tiempo el apoyo a las transferencias de los emigrantes y la lucha contra los flujos financieros ilícitos”.

El interés por el tema aumentó tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Queriendo cortar la financiación oculta de los grupos terroristas, los miembros del G8 pidieron al Banco Mundial que vigilara las transferencias de dinero hacia los países en desarrollo. Un estudio de 2007 estimaba en 3.200 mil millones el montante en dólares de esas transferencias. África del Norte habría recibido unos 16.000 millones de dólares y los países subsaharianos unos 11.000 millones. Gran parte de ese dinero lo movían empresas como la Western Union (americana), Travelex (británica) y Moneygram (americana). En África ya habían hecho su aparición bancos y operadores locales, entre otros Money Express (del grupo senegalés Chaka), Express Union (Camerún), y los bancos marroquís Chaabi y Attijari. En 2013 las comisiones suponían el 12%. Y el Banco Mundial marcó como objetivo descender hasta el 5%. A finales de 2017 se había llegado a una media del 7’1%, aunque en África los intermediarios seguían llevándose el 9’4%.

Tres fenómenos importantes tuvieron lugar durante la última década. El primero fue el aumento de la corresponsalía bancaria en los países en desarrollo. En ese sistema, un banco importante, Barclays por ejemplo, avala a bancos e instituciones financieras locales (corresponsales) para que efectúen operaciones comerciales internacionales y transferencias de dinero. A su vez, los bancos locales permiten la actividad de operadores locales que tienen una cuenta en su banco. El segundo fenómeno, consecuencia del primero, fue el aumento de operadores privados que comenzaron a competir con los operadores tradicionales como Moneygram o Western Union. El tercer fenómeno fue la llegada de la telefonía móvil. Un artículo en The Economist de julio de 2013 contaba como Mohamed Abdulle, vendedor en una tienda de Londres, enviaba dinero a su familia en Somalia. Bastaba con darle el dinero a un agente junto con un número de teléfono y un nombre, normalmente el de su abuela que vivía en Mogadiscio, la capital de Somalia. Unos minutos más tarde el señor Abdulle recibía en su móvil un texto indicando que el dinero había llegado a su destino. En un informe de la GSM (Groupe Spécial Mobile) de 2015, África subsahariana contaba ya con 367 millones de abonados, de los que el 20% poseían un smartphone. Según un estudio de la Pew Research, el 30% de los poseedores de un móvil lo utilizaban para efectuar transacciones económicas.

Pero esos mismos fenómenos contribuyeron en buena parte a la crisis del sistema de transferencias, que, tras tres décadas de progresión, disminuyeron de manera significativa en 2015 y 2016. Tras la crisis financiera iniciada en 2008, aumentaron las multas a los bancos que no habían puesto en marcha medidas para evitar delitos financieros o posibles transferencias a grupos terroristas. Así en 2012, el gobierno americano impuso una multa de casi dos millones dólares al banco británico HSBC. En 2014 BNP Paribas pagó 8.9 mil millones de dólares por violar las sanciones contra Sudán, Irán y Cuba. Como consecuencia, los bancos comenzaron a deshacerse de las corresponsalías “dudosas”, la mayoría de ellas en países en desarrollo. El británico Barclays, por ejemplo, cerró unas 250 cuentas, muchas de operadores de India y Bangladés, pero también algunas de Ghana y Nigeria. En la República Centroafricana no quedo más que una corresponsalía, ninguna en Liberia. Esa supresión dificultó enormemente el trabajo de asociaciones y organizaciones no gubernamentales en los países en desarrollo, especialmente en zonas conflictivas. Dificultó también los envíos por parte de los emigrantes. Piénsese en Somalia, en donde el 40% de su población subsiste gracias a las transferencias.

Y sin embargo, y a pesar de todo, el último informe del Banco Mundial del mes de abril indica que en 2017 las transferencias hacia el conjunto de los países en desarrollo aumentaron en un 8’5% respecto a 2016. El aumento hacia el África del Norte fue del 9’3% y del 11’4% hacia África Subsahariana. Ahí, los principales destinos han sido Nigeria ($21,9 mil millones), Senegal ($2,2 mil millones) y Ghana ($2,2 mil millones). Según el mismo informe, las transferencias constituyen una buena parte del PIB de varios países: Liberia (27%), Gambia (21%), Comoras (21%).

El informe atribuye ese aumento en términos muy generales al crecimiento económico de los países occidentales y a la subida del precio del petróleo. Sobre el terreno se observan otros factores. Uno sería que la crisis financiera no afectó a las grandes entidades del sector como Western Union o MoneyGram, que siguen creciendo en actividad y en sucursales, asociándose al mismo tiempo a numerosos operadores particulares. Están también las nuevas empresas que han adaptado a las condiciones particulares de África los servicios online y los “monederos móviles” que bancos y compañías digitales han puesto en marcha en Europa. WorldRemit, creada en 2010 por un emigrante de Somaliland, Ismail Ahmed, es la más conocida. Gracias a una página web y un app “user friendly”, se puede transferir dinero (¡aunque no sea más que un euro!) a cuentas bancarias, monederos móviles, en efectivo (para recoger en ventanillas), o como recarga de saldo del móvil. Un tercer factor es tan real como difícil de medir. Todavía en 2016, el envío de dinero por los emigrantes a sus familias en África se hacía en buena parte (algunos hablan de hasta el 40%) de manera informal. Sin duda ese porcentaje ha disminuido bastante. Pero si de algo los emigrantes africanos están dando prueba es de voluntad fuerte y de imaginación para superar obstáculos. También a la hora de ayudar a las familias que dejaron en el país enviándoles dinero. ¡Como sea!

Ramón Echeverría

[Fundación Sur]


Artículos Relacionados:

- La Economía del Bien Común: un modelo alternativo cada vez más sólido, para África y el mundo

- Ghana, Etiopía y Nigería se postulan como las mejores economías africana de 2018

- Del capitalismo devastador a la economía del bien común: Un análisis desde el Sur

- Cómo se desempeñaron las economías africanas en 2017

- Etiopía sigue en cabeza de las economías de más rápido crecimiento

- Las economías más potentes de África en 2017

- El estado de las economías africanas

- La ONU prevé que la economía africana crecerá hasta un 4,4% en 2017

- La economía solidaria, colaborativa y del bien común, crece imparable

- No subestime el poder de la economía informal de África en la economía mundial

- Corrupción, pobreza y regiones en África

- Los gastos sociales en África

- Pobreza y política fiscal en África

- No subestime el poder de la economía informal de África en la economía mundial

- La economía es el mayor desafío para el gobierno de Nigeria


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios