En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El hijo del primer presidente de Guinea acusado junto a su esposa en Estados Unidos de "conspiración, esclavitud" y "mentiras al FBI"
...leer más...

Las 10 personas más ricas de Burkina Faso en 2018
...leer más...

La gobernadora de Kharas, en Namibia, pide la preservación de la cultura local
...leer más...

Suben los impuestos a la industria del cemento en Congo Brazza
...leer más...

Renamo se conforma con la exclusión de Venâncio Mondlane en las elecciones locales de Mozambique y lo sustituye por Hermínio Morais
...leer más...

Juicio al expresidente Gbagbo previo a las elecciones en Costa de Marfil
...leer más...

Kagame advierte a Victoire Ingabire que puede regresar a prisión
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2018-09-01 / 2018-09-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Sudán del Sur pagará a Jartum 1.200 millones de dólares en deuda petrolera
...leer más...

Un mozambiqueño es detenido al tratar de vender 29 colmillos de marfil de elefante
...leer más...

Marruecos propone una identificación de FAN para los hinchas fanáticos
...leer más...

La UNAMID completa la construcción de una nueva base en Jebel Marra
...leer más...

El opositor ugandés , Bobi Wine, regresa a casa después de ser curado en los Estado Unidos
...leer más...

Portugal quiere relaciones equilibradas con Angola
...leer más...

Secuestrado en Níger el misionero italiano Pier Luigi Macalli
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Nuevo comercio de esclavos en África, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Día 15 de septiembre, Día Internacional de la Democracia
...leer más...
Mendicidad prohibida por culpa de Boko Haram , por Chema Caballero
...leer más...
El volcán de Camerún (parte1), por Gaetan Kabasha
...leer más...
Ellas escogen la vida, por Maurice Oudet
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

La situación política de Malí a cuatro meses de las elecciones presidenciales (Parte 1/6)
26/04/2018 -

2018 es un año crucial en Malí: la "comunidad internacional" debe, entre marzo y mayo, hacer balance de su acción antes de decidir cómo llevarla a cabo bajo un nuevo mandato de la MINUSMA; las elecciones presidenciales han sido anunciadas para el 29 de julio, mientras que la inseguridad nunca ha sido tan grande y tan generalizada; la situación política del país está caracterizada por el hecho de que el acuerdo de Argel, firmado en 2015, es obviamente obsoleto. En cuanto a la "comunidad internacional", persiste en hacer la vista gorda ante este colapso político que es la causa de su obvio fracaso: sin embargo, su deber ahora es más claro que nunca", de acuerdo con este análisis del experto, conocedor de Malí, y sobre todo amigo de Malí, Joseph Brunet Jailly publicado por Mediapart, el blog de José Brunet-Jailly del 23 de marzo de 2018. El periódico “Le Republicain” publica esta importante contribución de este amante de Malí.
¡Hay que leerla¡

Si bien la inseguridad nunca ha sido tan grande en Malí, se anuncia la elección presidencial para fines de julio. La población parece muy preocupada e indefensa. Los que intervienen del exterior parece que no ven la gravedad de la situación política y los riesgos de su estrategia exclusivamente militar. ¿Es la elección anunciada, incluso si se lleva a cabo correctamente, la solución?

El año 2018 será importante, si no decisivo, para Malí, no sólo la "comunidad internacional" debe hacer entre marzo y mayo, la evaluación de su acción antes de decidir cómo proceder y sobre todo cómo renovar y redefinir el mandato de la MINUSMA; además las elecciones presidenciales fueron anunciadas por el nuevo primer ministro, Soumeylou Boubeye Maïga, para el 29 de julio, cuando la inseguridad nunca ha sido tan grande y generalizada. Una vez más, se debe prestar atención a la situación política del país, porque esa es realmente la fuente de todos los problemas. Esta situación política se caracteriza por el hecho de que el Acuerdo de Argel, firmado en 2015, es obviamente obsoleto, y por el hecho de que el juego político es más ficticio que nunca, mientras que la sociedad se sumerge en la inquietud y trata de pensar en otra cosa recurriendo a solidaridades étnicas y celebraciones familiares. La "comunidad internacional", por su parte, persiste en hacer la vista gorda ante este colapso político, mientras que esa es la causa de su evidente fracaso: Por lo tanto, su deber ahora es más claro que nunca.

1. El Acuerdo de Argel está obsoleto

Desde abril del año 2015 he llamado la atención sobre el peligro inevitable y mortal que este acuerdo albergaba para Malí: la regionalización empujada hasta el punto de que la partición seguiría necesariamente ya que las regiones-Estado, dado el colapso del Estado central, serían presa fácil para los totalmente nuevos amigos de Malí. Un análisis más detallado ha sido publicado por el Partido por el Renacimiento nacional (PARENA) cuyo presidente, Tiébilé Drame, es un gran conocedor de todo el proceso por haber sido el negociador del Acuerdo de Uagadugú (2013). Drame subrayaba los poderes exorbitantes previstos en el Acuerdo de Argel por los presidentes de las regiones, que serían a la vez presidentes de la Asamblea regional, presidentes del Ejecutivo regional y jefes de la administración de la región-Estado, acumulando así el ejecutivo y el legislativo. Sugirió la organización de asociaciones de las fuerzas vivas de la nación, para que el nuevo Malí no sea el que Argelia ha diseñado para hacer firmar a los grupos armados, sino el que deseara el conjunto de la población de Malí.

En lugar de considerar la situación desde este ángulo, el gobierno de Malí y la "comunidad internacional" invocan este acuerdo a tiempo y a destiempo, por no ver que desde el principio es inaplicable y ahora está obsoleto. Obsoleto, en primer lugar, porque los grupos armados signatarios han perdido gradualmente el control del terreno hacia grupos directamente afiliados al enemigo exterior. Caduco porque parece haber servido principalmente a los grupos armados signatarios para obtener por la fuerza beneficios materiales en favor de sus líderes, que pueden incluso darse el lujo de no participar en las reuniones de los órganos que este acuerdo ha establecido, invocando, a veces, la falta de resultados o la demora en el pago de sus asignaciones, y para sus tropas, hasta el punto de que otros socios intentan introducirse en la mesa de negociaciones: por ejemplo, recientemente un "colectivo de mujeres líderes" reivindicando participar en el Comité de seguimiento del acuerdo. Caduco, porque al menos un grupo, el Grupo de autodefensa Tuareg Imghad y sus aliados (GATIA), cercano al poder, solicita oficialmente la "relectura" de este acuerdo, casi dos años después de que PARENA tomara posición en la misma dirección. Caduco, porque la Conférence d’Entente Nationale que preveía ha fracasado: en lugar de ingeniarse para representar fielmente a toda la población de Malí, los delegados fueron escogidos por la administración, antes que las delegaciones adicionales del norte, muy numerosas no se impusieran. Caduco, también, obviamente, ya que los grupos armados signatarios se enfrentaron constantemente desde 2015 hasta el acuerdo del 20 de septiembre 2017 y las negociaciones de Anefis (5-11 de octubre). Caduco, finalmente, porque la búsqueda de una alternativa está en marcha a iniciativa del ex primer ministro Issoufi Maiga, que ha reunido con este objetivo, en febrero de 2018, a representantes de los movimientos armados firmantes y no firmantes, partidos políticos y ministros, antes de presentar sus posiciones al actual primer ministro.

La cabezonada de la "comunidad internacional" para invocar el Acuerdo de Argel muestra a los grupos armados que los poderes extranjeros están bajo presión: por lo tanto, algunos grupos armados adoptan posiciones maxiMalístas y llevan sin descanso una guerrilla legislativa y financiera. Por ejemplo, si el gobierno da un paso hacia ellos mediante la promulgación del 2 de octubre, de un nuevo código de las colectividades territoriales, la CMA exige desde el 15 de octubre, amenazando con boicotear las elecciones, una revisión de ese Código sobre la base de que ciertas medidas políticas e institucionales previstas en el Acuerdo no han sido incluidas, "lo que limita la descentralización". Con esta posición literal, la Coordinación de movimientos de Azawad (CMA) juega el juego de la partición escondiéndose detrás de los excesos del acuerdo de Argel. El Gobierno mismo se compromete, con la cabeza baja en la creación de colectividades territoriales correspondientes a las reclamaciones comunitarias, lo que inevitablemente ponen en peligro la reconstrucción del estado y de la nación.

Mientras tanto, el Grupo de Apoyo al Islam y a los musulmanes, dirigido por Iyad Ag Ghaly, y el Estado islámico en el Gran Sahara, dirigido por Adnan Abu Walid Al-Saharaui (anteriormente Mujao, exmiembro de Al Morabitoune) es probable que trabajen en paralelo y probablemente en colaboración. Y su protector AQMI, grupo al que que Iyad Ag Ghaly y Amadou Kufa han prometido solemnemente lealtad en marzo de 2017, es en este conflicto el único jugador que tiene una estrategia a medio y largo plazo: crear el caos para imponerse.

Joseph Brunet Jailly

Fuente: Le Republicain – Malíjet

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Malí se ha convertido en un Estado fallido con Ibrahim Boubacar Keïta

- Es necesario que termine el régimen del presidente IBK en Malí

- Malí retrasa el referendum Constitucional

- No al proyecto de reforma constitucional en Malí: ¡ No saque tanto músculo ! (Carta abierta a IBK)

- Cumbre en Malí entre Francia y los paises del G -5 del Sahel

- El petróleo de Malí , ¿mito o relalidad?

- Tariq Ramadan y la crisis de Mali

- La fuerza antiyihadista del Sahel necesita mayor financiación

- Europa militariza el Sahel

- El Consejo de Seguridad autoriza el apoyo de la ONU a las tropas del G5 en el Sahel

- Comienza la segunda misión de la fuerza antiterrorista del Sahel ’G5’

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 6/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 5/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 4/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 3/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 1/6)

- Los Estados Unidos y las guerras en el Sahel, por Gary K. Busch (Parte 2/6)

- ¿El Yihad en un Magreb-Sahel reunificado por nuevos Almorávides?

- El Consejo de Seguridad autoriza el apoyo de la ONU a las tropas del G5 en el Sahel

- Las tropas del G-5 podrían atacar a los yihadistas "sin antagonizar a las comunidades"

- El Sahel

- Cumbre en Malí entre Francia y los paises del G -5 del Sahel


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios