En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Las enfermeras de Zimbabue en huelga no se moverán de sus puestos de trabajo
...leer más...

La provincia de Copperbelt en Zambia se convertirá en uno de los mayores centros africanos de distribución de calzado después de la inversión prometida por la empresa china Huajian
...leer más...

Julius Malema denuncia una conspiración para asesinarlo
...leer más...

Sudán envía a cientos de reclutas de Darfur a los Emiratos Árabes Unidos con destino a la guerra de Yemen
...leer más...

Se celebra en Senegal la conferencia panafricana sobre la malaria, un flagelo que sigue en aumento
...leer más...

Necesidad del diálogo islamo-cristiano en Burkina Faso
...leer más...

El presidente de Namibia se niega a dar a los negros el 25% de las acciones de las empresas de propiedad de blancos
...leer más...

Sudán del Sur cierra las estaciones repetidoras de la BBC
...leer más...

Sudán pide garantizar los derechos de las mujeres en África
...leer más...

La máquinas de votación serán una fuente de conflictos postelectorales en la República Democrática del Congo
...leer más...

Se insta a los trabajadores de Namibia a observar el “Primero de Mayo”
...leer más...

Se agita el tema del divorcio de Mohamed VI con su esposa Lalla Salma tras su regreso a Marruecos
...leer más...

Sin compensación por ataques de cocodrilos mientras te bañas en Namibia
...leer más...

Los obispos de la República Democrática del Congo solicitan una certificación independiente de las maquinas para el voto electrónico
...leer más...

Revocación de "falsos" magistrados por el presidente de la República Democrática del Congo
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Fallece Max Liniger-Goumaz, reconocido como máximo investigador mundial de Guinea Ecuatorial
...leer más...
South african Quijote (I), por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
La ayuda al desarrollo no frena las migraciones, por Bartolomé Burgos
...leer más...
África narrada por españoles que han vivido allí décadas, por Chema Caballero
...leer más...
Blade Runner, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Echeverría Mancho, José Ramón

A José Ramón siempre le han atraído el mestizaje, la alteridad, la periferia, la lejanía… Un poco las tiene en la sangre. Nacido en Pamplona en 1942, su madre era montañesa de Ochagavía. Su padre en cambio, aunque proveniente de Adiós, nació en Chillán, en Chile, donde el abuelo, emigrante, se había casado con una chica hija de irlandés y de india mapuche. A los cuatro años ingresó en el colegio de los Escolapios de Pamplona. Al terminar el bachiller entró en el seminario diocesano donde cursó filosofía, en una época en la que allí florecía el espíritu misionero. De sus compañeros de seminario, dos se fueron misioneros de Burgos, otros dos entraron en la HOCSA para América Latina, uno marchó como capellán de emigrantes a Alemania y cuatro, entre ellos José Ramón, entraron en los Padres Blancos. De los Padres Blancos, según dice Ramón, lo que más le atraía eran su especialización africana y el que trabajasen siempre en equipos internacionales.

Ha pasado 15 años en África Oriental, enseñando y colaborando con las iglesias locales. De esa época data el trabajo del que más orgulloso se siente, un pequeño texto de 25 páginas en swahili, “Miwani ya kusomea Biblia”, traducido más tarde al francés y al castellano, “Gafas con las que leer la Biblia”.

Entre 1986 y 1992 dirigió el Centro de Información y documentación Africana (CIDAF), actual Fundación Sur, Haciendo de obligación devoción, aprovechó para viajar por África, dando charlas, cursos de Biblia y ejercicios espirituales, pero sobre todo asimilando el hecho innegable de que África son muchas “Áfricas”… Una vez terminada su estancia en Madrid, vivió en Túnez y en el Magreb hasta julio del 2015. “Como somos pocos”, dice José Ramón, “nos toca llevar varios sombreros”. Dirigió el Institut de Belles Lettres Arabes (IBLA), fue vicario general durante 11 años, y párroco casi todo el tiempo. El mestizaje como esperanza de futuro y la intimidad de una comunidad cristiana minoritaria son las mejores impresiones de esa época.

En la actualidad colabora con la Fundación Sur, con la Fundación Fabre, para dar clases de castellano a un grupo de africanas, y forma parte del grupo Pax Romana/Solasbide.

Ver más artículos del autor

Matthew Hassan Kukah, obispo de Sokoto: la fuerza de la fragilidad
10 de abril de 2018

“Si no atacamos las raíces de la pobreza y de la desigualdad, dos síntomas que evidencian la existencia de la corrupción, será inútil seguir hablando de luchar contra ésta”. “No hemos votado para que el gobierno se limite a criticar al pasado. Usted ha llegado al poder para resolver problemas, no para quejarse”. Así habló Matthew Hassan Kukah, obispo de Sokoto en septiembre de 2016 durante la reunión de la Conferencia Episcopal de los Obispos Católicos de Nigeria, esperando que le llegara al presidente nigeriano Muhammadu Buhari.

El Cristianismo africano nos ofrece de vez en cuando personalidades fuertes, que algunos califican de “proféticas”. Todos recordamos al sudafricano Desmond Tutu (nacido en 1931), arzobispo anglicano de Costa del Cabo, Primado de la Iglesia Anglicana de África Meridional, Premio Nobel de la Paz en 1984, activo en la lucha contra el Apartheid, y a quien se atribuye el término “Nación Arcoíris” para describir al mismo tiempo la realidad y el ideal de su país. También es muy conocido Laurent Monsengwo Pasinya (nacido en 1939), arzobispo de Kinshasa, República Democrática del Congo (RDC), miembro del consejo de nueve cardenales que ayudan al papa Francisco a diseñar el futuro institucional de la Iglesia Católica. Pero dudo que muchos lectores de Fundación Sur hayan oído hablar de Matthew Hassan Kukah, el obispo de Sokoto.

Observar durante muchos años la vitalidad de las pequeñas iglesias de África del Norte, me ayuda hoy a captar y apreciar la fuerza espiritual y humana de comunidades cristianas aparentemente frágiles como la de Sokoto, en el Norte de Nigeria. En su lucha contra el Apartheid, Desmond Tutu se sintió apoyado por la históricamente importante Comunidad Anglicana. El Cardinal Monsengwo preside una diócesis de casi cuatro millones de católicos. En cambio la diócesis de Matthew Hassan Kukah, que comprende geográficamente cuatro estados musulmanes del Noroeste de Nigeria (Sokoto, Zamfara, Kebbi y Katsina), cuenta tan sólo con unos 30.000 fieles, el 2% de la población.

La ciudad de Sokoto es al mismo tiempo la capital del estado federal que lleva hoy su nombre, y la capital religiosa del “Califato de Sokoto”, fundado por Uthman dan Fodio (1754-1817), erudito musulmán, jurista de la escuela malekita, místico sufí de la tariqa Qadiriyya. Entre 1804 y 1810 tuvieron lugar las yihad de los Fulanis que pretendían purificar el Islam practicado en África Occidental. Dan Fodio derrotó en 1812 al estado hausa de Gobir, cambió su nombre por el de Sokoto, y organizó un imperio fulani que se distinguió por su estabilidad y prosperidad. Suprimido en 1903 por los británicos como institución política, el califato de Sokoto sigue sin embargo influenciando la vida de Nigeria. El actual sultán Muhammadu Sa’ad Abubakar IV es considerado como líder espiritual de los ochenta millones de musulmanes de Nigeria (la mitad de su población).

Viviendo pues a la sombra del Califato de Sokoto, lo menos que se puede decir es que la popularidad e influencia de Monseñor Kukah sobrepasa con mucho la aparente pequeñez de su diócesis. Un hermano franciscano, Peter Farde, que había vivido como cautivo en Agadez, visitó la región de Sokoto en 1688. También lo hicieron dos franciscanos, en 1780, y un misionero de la Sociedad de Misiones Africanas (SMA), Berengario Cermenatti, en 1921. En 1953 Roma estableció la Prefectura Apostólica de Sokoto, ascendida a diócesis en 1964. Pero todavía en las estadísticas de 1970 los católicos constituían el 0% de la población. Hoy son el 2%. Trabajan en la diócesis unos cincuenta sacerdotes, 38 religiosas y 53 catequistas. Dato significativo que recuerda la realidad vivida por las iglesias católicas del Norte de África. La diócesis de Sokoto regenta 16 centros de enseñanza primaria y 6 de secundaria, entre los mejores considerados de todo el país. Lo cual le da credibilidad al obispo de Sokoto para que en noviembre del año pasado, en un acto oficial en Abuja en el que se hablaba de relanzar la “marca Nigeria”, dijera: “La imagen de Nigeria no se ha derrumbado por casualidad. Lo hace junto al deterioro de otras instituciones, en especial la universidad”. Kukah sabía de qué hablaba. Ha estudiado en las universidades de Ibadán (Nigeria), Urabanianum (Roma), Bradford (Gran Bretaña) y obtuvo en 1990 el doctorado en la University of London’s School of Oriental and African Studies (SOAS).

Considerado como un infatigable defensor de la justicia, la democracia y el desarrollo humano, Monseñor Kukah es miembro de la “Nigeria’s Truth Commission”, secretario de la “Political Reform Conference for Nigeria”, y miembro del “Nigeria’s Electoral Reform Committee”. Fue uno de los negociadores en el conflicto Shell-Ogoni en 2015. Defensor de las buenas relaciones entre cristianos y musulmanes, Kuka ha sido presidente del “Comité para el Diálogo Interreligioso en Nigeria y en África Occidental”. Fue nombrado por Benedicto XVI miembro del “Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso”

Como era de esperar, al obispo de Sokoto no le han faltado problemas y críticas. Censurando el 8 de diciembre los “gritos estridentes que quieren la islamización”, los puso en relación con la costumbre de los políticos de servirse de la religión y del nepotismo para alcanzar el poder. Casi un mes más tarde, el 2 de enero, su hermano Yohana Sidi Kukah fue secuestrado y retenido durante una semana. Lo cual no impidió el que el 18 de marzo pasado, Matthew Hassan Kukah, en la homilía en el funeral del obispo de Kafanchan, Danlami Joseph Bagobiri, conocido defensor de los derechos humanos, dijera: “A los políticos, sobre todo cuando están en la oposición o exiliados, les gusta alabar a los líderes de la Iglesia porque son la voz de los sin voz. Pero en cuanto llegan al poder, esperan que estemos a su servicio. Y si protestamos por los mismos motivos de siempre, nos acusan de estar en la oposición, de odiar al gobierno y de ser un peligro para el país”.

Ramón Echeverría

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Misión y dinero

- Obispo Kukah: ¿Por qué Nigeria está siempre en crisis?

- Nigeria prepara las elecciones para 2019.

- Liberan al sacerdote secuestrado en Nigeria en la región del Delta del Níger.

- La educación en Nigeria y la generación “zombie”.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios