En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Arte y neocolonialismo. Un repaso a los museos históricos de la República del Congo, por Joan López Alterachs
...leer más...
Italianos en Túnez, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
COVID-19 en África: entre la realidad y la esperanza, por Inés Zamanillo y Manuel Galán
...leer más...
El sospechoso alarmismo terrorista de Exteriores y la credibilidad del Gobierno español, por Luis Portillo Pasqual del Riquelme
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Declaración del presidente de la Comisión de la Unión Africana tras el asesinato de George Floyd en los EE.UU.
...leer más...

Un veterano de Ghana de 95 años camina 23 km. para recaudar fondos
...leer más...

El presidente de Nigeria presenta al Parlamento el nuevo presupuesto de 2020
...leer más...

La CPI permite que Laurent Gbagbo salga de Bélgica
...leer más...

La COVID-19 para los enfermos de riesgo en Sudán
...leer más...

El Ministerio de Justicia de Libia documenta 60 ataques contra Trípoli en tres meses
...leer más...

Tanzania permite finalmente la exportación de concentrados minerales
...leer más...

Se reanudarán los servicios religiosos en Sudáfrica
...leer más...

Túnez pretende acelerar la reforma del sistema nacional de salud
...leer más...

La iglesia católica de Burundi denuncia irregularidades en las elecciones
...leer más...

La ONG Oxfam se retirará de nueve países africanos
...leer más...

Al Bashir es evacuado al hospital con síntomas de COVID-19
...leer más...

El gobierno argelino intensifica la búsqueda de opositores en las redes sociales
...leer más...

El oncólogo ruandés Fidel Rubagumya gana el premio ASCO LIFe Grant
...leer más...

Los casos confirmados de COVID-19 en África superan los 115.000
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Madrid como centro de arte africano, por Chema Caballero

5 de abril de 2018.

Dos emprendedores sueñan con convertir la capital de España en uno de los espacios mundiales de creación del continente

Edith Mbella cuenta con una larga trayectoria como experta en arte ritual africano. Desde 1998 ha tenido su propia galería de arte, primero en Barcelona y posteriormente en Madrid. En los últimos años, vive entre su Duala natal y Madrid sin dejar de recorrer el mundo. En la ciudad costera camerunesa, cuenta con un espacio al que ha llamado Bolo, que significa piragua, “lo que en el idioma de la cultura duala es sinónimo de progreso, evolución, de hacer un esfuerzo continuo para ir hacia adelante”, explica una mañana madrileña cuajada de lluvia. La galería Edith Mbella se encuentra en el barrio de Akwa, una zona popular lejos de los lujos de las áreas residenciales, donde los artistas que allí exponen tienen la oportunidad de interactuar con la población local

foto Chema Caballero

Pero Mbella se ha embarcado en una nueva aventura que bajo el nombre de African Art & Design. Traditional and Contemporary Creations, quiere promocionar el arte africano, el ritual y el contemporáneo y fomentar el intercambio entre artistas de distintos continentes. “El arte tradicional africano es al base, es nuestra historia, pero a partir de esta historia hay una evolución. Es la misma evolución que yo he vivido. Pienso que es bueno empezar a hablar también de estos artistas nuevos y de lo que se está haciendo actualmente en África”. Algo que ya ocurre en Londres o Paris donde muchas galerías han optado por mostrar la obra de los artistas africanos. “Si ellos lo están haciendo, ¿por qué nosotros no lo podemos hacer?” La idea es “coger artistas africanos y enseñar su obra aquí o en Estados Unidos, por ejemplo. Y viceversa, también trabajar con artistas españoles que tengan una relación con África, que hacen una obra de influencia africana o estén comprometidos con el continente. Estos intercambios pueden ayudar a evolucionar a los artistas de ambos lados”, concluye.

Para lanzar esta iniciativa, Mbella cuenta con la colaboración de su socio Pedro Hondo Martín, un fang madrileño, ingeniero de telecomunicaciones y miembro de Afroiberoamerica,un grupo de trabajo en red que proporciona servicios de consultoría estratégica, especializada en gestión cultural de raíz africana, ligado a la Cátedra UNESCO de Estudios Afroiberoamericanos de la Universidad de Alcalá de Henares. Él se encarga de desarrollar la parte digital del proyecto y de su vertiente de investigación, aspectos educativos y de divulgación.

Esta nueva propuesta cultural tiene una parte digital, cuenta con el espacio Bolo y también organizará exposiciones físicas en momentos concretos. Una gran muestra a celebrar en Madrid presentará el proyecto al público. “Aunque las piezas estén en Internet y se puedan adquirir allí, es bueno celebrar un evento en Madrid, al menos una vez al año, para que la gente pueda conocer a las personas que están detrás del proyecto. Este mismo formato se repetirá en otras ciudades europeas e incluso en Nueva York”, aclara Mbella.

En Madrid radica el eje de esta iniciativa. “Los dos somos españoles y por eso queremos convertir a Madrid en uno de los centros del arte africano, no solo para España, sino para los países latinos y el resto del mundo también”, puntualiza Mbella. Su socio añade que “el proyecto está pensado para grandes audiencias de distintos países y, sobre todo, para que la gente se eduque antes de interesarse en adquirir una pieza o iniciar una colección. Lo primero es intentar que la gente se acerque al arte africano, porque la población española, a pesar de los lazos históricos que existen con el continente, conoce muy poco sobre África”. “Por ejemplo”, puntualiza Mbella, “hay que saber que Guinea Ecuatorial, en el ámbito del arte ritual africano, ha dado una cultura muy importante: la cultura fang, que es conocida internacionalmente. La mayoría de las piezas que consiguieron obtener los precios más altos en Sotherby’s o Christie’s son fang. También el Museo Nacional de Antropología de Madridtiene una colección muy importante de objetos de esta cultura”.

En lo que se refiere al arte contemporáneo africano, Mbella y Hondo opinan que pasa por un muy buen momento. Por las dificultades que hay en algunos de los países que han sido hasta el presente el centro de esta actividad -como Malí o Burkina Faso- Londres y Paris han tomado el relevo y concentran exhibiciones y galerías dedicadas a él. Algo similar podría suceder con Madrid.

Los dos socios también sueñan con la complicidad del Estado español para poder organizar una bienal de arte africano en Madrid que se convierta en un referente mundial. La gran aportación que ellos pueden hacer en este sector es volver a poner el foco del arte africano en la pieza en sí y su origen en el continente. “Ahora, en el arte ritual africano tiene más importancia saber por qué manos occidentales ha pasado una obra que el origen de la misma. Nosotros queremos volver a poner la pieza en su contexto histórico, cultural y ritual. La forma en la que se comportan los coleccionistas y galeristas de arte africano, la falsedad de los criterios con los que se mueve muchas veces el sector en este sentido, es la que me hizo empezar a evolucionar hacia el arte contemporáneo. No se valora el arte por el arte, sino por la persona que lo ha poseído”, comenta Mbella.

Ambos son conscientes de que la parte cultural tiene que ir unida a la comercial porque para “traer artistas a España y para llevar gente hasta allí, tiene que existir un potencial que fomente el intercambio”, opina Mbella. Todo ello “sin olvidar el aspecto de educación cultural que tiene el proyecto”, insiste Hondo.

Originale en :Blogs de El País África no es un país



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios