En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tanzania quiere crear industrias textiles para generar empleo
...leer más...

Sudán presenta una solicitud para la adopción de goma arábiga como fibra alimenticia saludable
...leer más...

El ejército de Nigeria insta a los políticos a no politizar la seguridad
...leer más...

El rey Mswati III cambia el nombre de Suazilandia a eSwatini
...leer más...

Por primera vez una mujer dirigirá el Parlamento de Etiopía
...leer más...

El director de ONUSIDA bajo sospecha
...leer más...

La disputa de Halayeb debe resolverse mediante conversaciones directas o arbitraje internacional
...leer más...

Parte de los 41 detenidos en Kordofán por las medidas de emergencia padecen una "enfermedad alérgica"
...leer más...

El Ministerio de Agricultura del sursudanés estado de Yei advierte a las ONG que suministran semillas de baja calidad
...leer más...

Las enfermeras de Zimbabue en huelga no se moverán de sus puestos de trabajo
...leer más...

La provincia de Copperbelt en Zambia se convertirá en uno de los mayores centros africanos de distribución de calzado después de la inversión prometida por la empresa china Huajian
...leer más...

Julius Malema denuncia una conspiración para asesinarlo
...leer más...

Sudán envía a cientos de reclutas de Darfur a los Emiratos Árabes Unidos con destino a la guerra de Yemen
...leer más...

Se celebra en Senegal la conferencia panafricana sobre la malaria, un flagelo que sigue en aumento
...leer más...

Necesidad del diálogo islamo-cristiano en Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


El comercio ilegal arruina África, por Chema Caballero

13 de marzo de 2018.

Un informe de la OCDE cifra en 40.000 millones de euros las pérdidas anuales por actividades criminales como narcotráfico, contrabando de marfil, tráfico de personas, robo de petróleo o piratería

África Occidental pierde, según cálculos conservadores, alrededor de 40.500 millones de euros al año debido al narcotráfico, el contrabando de marfil, el tráfico de personas, el robo de petróleo y la piratería. Los denominados flujos ilícitos de dinero representan mucho más dinero de lo que el continente recibe en calidad de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), así lo afirma un nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con sede en París, recientemente publicado bajo el título de Illicit Financial Flows. The economy of illicit trade in West Africa(Flujos financieros ilícitos. La economía del comercio ilícito en África Occidental). Un documento que ofrece una mirada amplia sobre la economía ilegal que está detrás de estas pérdidas y ofrece recomendaciones sobre cómo abordarla tanto por parte de las naciones afectadas como de las más ricas para poner fin a este fenómeno. El estudio ha sido realizado con la colaboración del Banco Africano de Desarrollo (BAD), el Panel Intergubernamental de acción contra el lavado de dinero en África Occidental (JAA), Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD) y el Banco Mundial.

El informe, cuya publicación ha coincidido con la Cumbre informal de jefes de estado y gobierno de la Unión Europea y Conferencia para el Sahel, celebrada en Bruselas el pasado 23 de febrero, es categórico al afirmar que el 80% de los flujos financieros ilícitos que se producen en África Occidental se generan a partir del robo de recursos naturales, principalmente petróleo. Sin embargo, el informe señala que los países africanos no son los únicos que pierden, también lo son las naciones más desarrolladas. Como ejemplo ofrece el caso de Al Qaeda en el Magreb Islámico. La organización terrorista se beneficiaría, especialmente, de las actividades de secuestro y la posterior petición de rescate. El grupo pondría dificultades al paso del comercio a través del Sahel, imponiendo tarifas de protección tanto a las caravanas que lo transitan como a las poblaciones de la zona. Esto, asegura el informe, tiene consecuencias directas no solo sobre los habitantes de África Occidental, sino también para todos los países de la OCDE, para Europa en definitiva, desde el punto de vista de la inseguridad e inestabilidad.

El estudio encara una visión innovadora mediante el examen de la naturaleza de 13 formas diferentes de economía criminal, agrupadas en tres categorías: actividades ilegales, comercio ilícito de bienes legales y eliminación ilícita de recursos.

El análisis muestra que en África Occidental opera un amplio elenco de economías criminales, y que las actividades ilegales más comunes son el tráfico de drogas, el contrabando de marfil, la trata de personas, el tráfico de personas, el robo de petróleo y la piratería. Las ganancias ilegales generadas por estas actividades criminales pueden ser fácilmente recicladas a través de la economía formal, por lo que resulta difícil trazarlas en muchas ocasiones. Además, los flujos financieros ilícitos no solo provienen de estas actividades criminales, sino también de la corrupción, que beneficia, en la mayoría de los casos, a complacientes políticos y de la evasión de impuesto por parte de las grandes corporaciones multinacionales.

Otro aspecto curioso de este estudio es que destaca el impacto que la introducción de productos ilegales, especialmente falsificados, que tiene lugar en la región y transitan dentro de los flujos legales del comercio. Esto viene favorecido por alguno de los males endémicos de los estados de África Occidental: recursos estatales limitados, la corrupción de los funcionarios y autoridades portuarias y de fronteras y la falta de recursos para inspeccionar físicamente la mayoría de los contenedores que ingresan en la zona.

La buena noticia es que todo indica que algunos países africanos empiezan a abordar el problema, pero la inmensa mayoría de ellos no tienen la capacidad para hacerlo eficientemente. Finalmente, el informe afirma que si los más de 40 mil millones de euros que se pierden cada año debido a estas actividades ilícitas se destinasen al desarrollo se podría, por ejemplo, ayudar a controlar el fenómeno migratorio que tanto preocupa a Europa.

Por otra parte, el tema de los flujos ilícitos financieros está cada vez más presente en las agendas políticas internacionales, afirma el informe. Por eso mismo, es necesario abordar este fenómeno de manera integral, no solo por los países de origen, sino también por aquellos en los que estas finanzas están en tránsito y aquellos en los que finalmente terminan, incluidos los países desarrollados. Hacerlo, sin embargo, señala el documento, puede ser especialmente complicado en África Occidental, donde “una gran economía informal borra los límites de lo que es legal y lo que no lo es”.

Original en : Blogs de El País -África no es un país



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios