En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El sospechoso alarmismo terrorista de Exteriores y la credibilidad del Gobierno español, por Luis Portillo Pasqual del Riquelme
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : Ruanda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : Uganda
...leer más...
Impacto de la ayuda oficial para el “desarrollo” en África: ¿Habrá luz al final del túnel?, por Jesús Carabali
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : República Democrática del Congo
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La singular investidura de Umaro Sissoco Embalo como Presidente de Guinea Bissau
...leer más...

Togo participa en la XLIII sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos
...leer más...

El grupo Vindos D`África gana el Carnaval de Praia por sexta vez consecutiva
...leer más...

El presidente de Uganda Museveni recomienda explotar el río Congo
...leer más...

El Tribunal Constitucional de Malí aprueba las lista para las legislativas
...leer más...

Cumbre portuaria en Cabo Verde
...leer más...

La Ministra de Inmigración de Egipto visita el primer museo abierto por egipcios en Chicago
...leer más...

El gobierno de Kebbi promete becas y atención médica a los hijos de soldados
...leer más...

El estudiante de Costa de Marfil que está creando emojis africanos
...leer más...

Zambia se enfrenta a una de sus peores sequías
...leer más...

Senegal 112 país más rico entre 211 en el mundo
...leer más...

Preocupación por los estudiantes namibios presentes en China a causa del Coronavirus
...leer más...

Una futbolista hermafrodita expulsada del equipo nacional de Ghana
...leer más...

Las cuotas de pesca de Namibia para este año podrían ser "ilegales"
...leer más...

Esuatini (Suazilandia) quiere colaborar con Sudáfrica en el sector turístico
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Nongo, Nestor

Nacido en Bayaya (República democrática del Congo.) Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología (universidad pontificia de Salamanca), en estudios eclesiásticos y en teología (universidad pontificia de Comillas), grado en filosofía (Saint François Xavier. Mbuji-Mayi. RD Congo). Máster en Turismo y Administraciones Públicas. Doctorando en ciencias políticas y sociología. Pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.

Analista de información internacional, especialista en comunicación pública y en política africana. Consejero Técnico del Ministerio de Cultura y Deporte. Fundador de la asociación Tracaf ("Trabajando por el corazón de África").

Ver más artículos del autor


A vueltas con la agricultura, por Nestor Nongo

7 de marzo de 2018.

El hambre persiste en África; muchos africanos pasan hambre. El que suscribe lo padeció en primera persona durante su infancia. Una paradoja en un mundo dónde se produce mucho más de lo que consumirían todos los habitantes del planeta. Puro espejismo.

Es un verdadero sinsentido que la agricultura en África haya sido descuidada tanto por los gobiernos como por las instituciones de desarrollo internacional y los asesores en materia de políticas. El dinero fácil y rápido que se obtiene de las materias primas, como el diamante, el oro, el coltán, el petróleo, etc., puede estar detrás de ese descuido que condena a millares de personas a la hambruna; personas que, por otra parte, no son destinatarias de los dividendos de dichas materias primas.

Es hora de insistir en que ninguna región del mundo se ha desarrollado sin apoyarse en su sector agrícola. Y que la agricultura tiene potencial para reducir la pobreza dos veces más rápido que ningún otro sector. Los gobiernos y las instituciones internacionales en África deben reconocer ese papel fundamental que puede desempeñar la agricultura en sus programas de crecimiento económico; y deben corregir la disminución de la inversión pública que se había producido en la agricultura durante los tres últimos decenios.

Como es sabido, África dispone del 65% de la tierra arable sin cultivar. Una explotación óptima de este espacio ahorraría unos 50 mil millones de dólares que los países africanos pagan cada año para (mal) alimentar a sus poblaciones. Y la autosuficiencia alimentaria continental sólo será posible si se supera el poco dominio de la técnica de irrigación, se corrigen las políticas agrícolas aberrantes que se aplican en el continente y se implican a los jóvenes en el sector.

Pues, los agricultores africanos son, en su mayoría, minifundistas; cultivan parcelas muy reducidas y suelen carecer de sistemas fiables de regadío y de recursos de calidad, como, por ejemplo, semillas y suplementos para la tierra. Raras veces ganan lo suficiente para invertir en la maquinaria que necesitan y tampoco pueden obtener financiación. Luego, las políticas agrícolas que se aplican tampoco ayudan: África pasa por ser el continente que produce lo que no demanda e importa lo que realmente consume. Es decir, produce café, cacao, algodón etc. que no consume, e importa arroz, leche, tomate, azúcar…que sí consume. Finalmente, la edad media de los campesinos africanos es de 65 años. En la perspectiva de los próximos 20 años, el tema es vital porque, en este período de tiempo, si África no hace lo correcto, no tendrá a nadie ni a suficientes agricultores para garantizar producción agrícola.

Así, la agricultura sigue siendo un asunto pendiente. Y un crecimiento sostenido y de base amplia en África no puede tener lugar sin un crecimiento sostenido de la agricultura que fortalezca el empleo y los ingresos de la gran mayoría de la población activa. No hay que perder de vista que la agricultura representa hoy el 60% del empleo y tan sólo 15% del PIB africano.

Original en : Amplio Mundo mi Ciudad



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios