En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Gambia celebra la Semana de la Ciencia para mejorar la tecnología
...leer más...

Etiopía, Sudán y Egipto analizan el llenado de la presa del Renacimiento
...leer más...

1.200 detenidos después de enfrentamientos mortales en Addis Abeba
...leer más...

El estado de Kordofan Occidental lanza un programa de bienestar social para los necesitados
...leer más...

Las empresas extranjeras pagarán a Sudán 14 dólares por barril como tarifa de tránsito para el petróleo de Sudán del Sur
...leer más...

Un famoso artista etíope dona 36.000 dolares a las víctimas de violencia Burayu
...leer más...

Los mozambiqueños cansados de la guerra anhelan abandonar el refugio de Malaui
...leer más...

Parlamentarios del Reino Unido estiman la retirada rápida de la UNAMID pone en peligro a Darfur
...leer más...

Piratas secuestran a 12 personas de un buque de carga suizo frente a las costas de Nigeria
...leer más...

Los refugiados instan a las partes beligerantes de Sudán del Sur a implementar el acuerdo de paz
...leer más...

El ANC de Freestate se aleja de la lista de Zuma
...leer más...

La asociación de fútbol de Nigeria elige a Amaju Pinnick como presidente
...leer más...

Los reclusos de la prisión de Torit denuncian la falta de alimentos y agua
...leer más...

“Liberad al Padre Maccalli”: llamamiento de los líderes musulmanes de Níger
...leer más...

Las mujeres continúan haciendo que Botsuana se sienta orgullosa
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Animación africana: la búsqueda de experiencia, perfección y reconocimiento, por Wiriko
...leer más...
Arcos y flechas contra los Kalashnikovs de Boko Haram, por Chema Caballero
...leer más...
A las semis de la Confederation Cup, por Pancho Jaúregui
...leer más...
El volcán de Camerún (parte 2), por Gaetan Kabasha
...leer más...
Nuevo comercio de esclavos en África, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

La efímera vida y obra de los movimientos cívicos en Cabo Verde
14/02/2018 -

En los regímenes democráticos, el surgimiento de los movimientos cívicos está asociado a la madurez de la sociedad civil. En Cabo Verde, entre críticas a la excesiva influencia de los partidos políticos en las diferentes esferas sociales, los movimientos que surgen parecen condenados al nacer. Ser efímeros ha sido nota dominante. ¿Por qué?

De 2010 a esta parte, fueron algunos los movimientos que emergieron de la sociedad caboverdiana, en particular en San Vicente. Casi todos acabaron por caer en el silencio y el olvido poco tiempo después.

El Cordá Monte Carasurgió en 2010 y después de algunas apariciones y actividades públicas el grupo salió de escena. Milanka Vera-Cruz, una de las fundadoras de la asociación cívica, considera que el grupo cayó en un letargo, justificado por la supuesta falta de conciencia cívica que persiste en la sociedad caboverdiana.

"Todavía no tenemos esa conciencia. Somos una democracia donde nos ha sido mostrado que tenemos derechos y libertades pero poco o nada nos ha sido enseñado sobre el hecho de que, antes de los derechos, tenemos deberes . De un modo en general, nuestra sociedad no tiene esa conciencia, de que tenemos deberes y que corresponde al ciudadano cuidar de lo que es nuestro ",

Después de haber dado la cara por la exigencia de más inversión en San Vicente, Milanka se alejó de la primera línea del combate cívico, continuando atenta a lo que pasa en la isla y en el país. Está terminando una licenciatura en derecho, en la Universidad de Mindelo.

"El problema de comenzar cualquier movimiento cívico, particularmente en San Vicente, es esa falta de conciencia. El Cordá Monte Cara surgió, a través de un grupo de ciudadanos, en el intercambio de conversaciones en las redes sociales. Ciudadanos que llegaron a la conclusión que deberían crear un movimiento cívico ", recuerda.

Poco tiempo después, y también de la percepción de que Mindelo no estaría recibiendo la atención debida, surgió en la ciudad el movimiento Ponto de Fuga . Al igual que otros movimientos del género, su existencia fue efímera. Lucas Leite Monteiro, uno de los fundadores, apunta la desmotivación de algunos miembros como una de las causas para el fin de la actividad.

La gente empezó a faltar a las discusiones. Hoy faltan tres, mañana cuatro, o tan sólo aparecen dos personas. Alegaban falta de tiempo o coincidencia con otros compromisos. Las cosas empezaron a morir a nivel del grupo, de la discusión real, pero continuamos con el grupo y con la página en internet, que se mantuvo activa hasta 2016 ", comenta Lucas Leite .

Internet ha servido de cuna para movimientos que rápidamente buscan llegar a las calles. Las discusiones y el intercambio de puntos de vista e intereses comunes, episódicos o estructurales, sirven de catalizador.

El MAC 114 surgió precisamente de uno de esos episodios capaces de congregar voluntades en una misma dirección: el rechazo al estatuto de los titulares de cargos políticos. Estábamos a principios de 2015. El decreto acababa de aprobarse en el Parlamento y las voces de contestación subían de tono. El MAC 114 juntó esas voces discordantes y el 30 de marzo promovió una manifestación en Praia , con gran adhesión popular, exigiendo el veto presidencial.

Vetado el decreto por el Presidente de la República y por eso alcanzado el objerivo inicial , se garantizó que el movimiento podía continuar, pero en la práctica eso nunca sucedió. A la distancia de tres años, Rony Moreira, rostro más visible del MAC 114, explica que el grupo cumplió el objetivo y que, por razones personales, los activistas optaron por una pausa.

"La idea era comenzar [la intervención] por los barrios, pero la gran cuestión que se plantea aquí y que la gente no percibió, o al menos la mayoría no pudo ver, es que éramos no más de doce jóvenes, en el grupo de edad entre 25 y 35 años, la gran mayoría desempleada, uno u otro con un trabajo o una función precaria, y cada uno fue a hacer su vida, lo que es normal ", defiende.

"La idea era ayudar al país a cambiar. Creo que, de una forma u otra, lo conseguimos ", añade.

Pero no es sólo en el pasado que nos referimos a los movimientos cívicos en Cabo Verde. Sokolses el ejemplo más reciente. A pesar de su corta vida , nació en junio de 2017, ya organizó dos manifestaciones en fechas simbólicas, 5 de julio y 13 de enero, y promovió un bloqueo de la carretera de San Pedro, al paso de la caravana del Primer Ministro, además de otras iniciativas menos mediáticas y reuniones regulares. Los rasgos comunes con el Cordá Monte Caraa o el Ponto de Fuga son evidentes, al exigir más atención del poder central hacia la isla de San Vicente, pero el Sokols (que toma el nombre de préstamo a otro movimiento, aún del tiempo colonial) va más allá y pide autonomía, capacidad de decidir sobre el futuro.

Salvador Mascarenhas, el rostro más visible, reconoce que el riesgo de desaparición es real pero garantiza querer ser una excepción a la regla.

"Siempre hay riesgo de que cualquier movimiento desaparezca, debido a las fuerzas que se oponen, a la disponibilidad de los miembros. Como movimiento cívico, independiente y apartidario, cada uno de nosotros tiene su vida y el movimiento se sustenta en un núcleo más reducido de personas. La supervivencia dependerá de esas personas, siempre. Una persona comienza a pensar cómo va a conseguir equilibrar su existencia, su trabajo, su vida familiar y el grupo ", admite.

Menos mediáticom es cierto El movimiento a Favor do Sossego nas Residências es, sin embargo, una excepción a la regla de la huida de los movimientos, batiéndose desde los años 90, y como su nombre indica, con un nivel de actividad oscilante, por el derecho al descanso. Con un objetivo específico, tiende a surgir en público cuando se habla de contaminación acústica.

Antônia Mosso, que ha dado la cara por los ciudadanos que quieren ciudades menos ruidosas, afirma que no hay una fórmula que determine el ciclo de vida de los movimientos, pero cree que no perder el foco es fundamental.

"Estamos enfocados, sabemos, lo que necesitamos. Tenemos la ley de nuestro lado, por lo tanto, vamos luchar sin dispersar nuestro objetivo. Por otra parte, el hecho de que no nos metamos en cuestiones político-partidistas. "Puede haber personas con simpatías partidistas, no nos interesa, pero cuando estamos hablando de nuestra misión, de nuestro objetivo, estamos enfocados en eso, independientemente del partido", comenta.

La causa de las cosas

Los movimientos cívicos son formados por ciudadanos de quienes se espera que, independientemente de eventuales vínculos partidistas, consigan separar las aguas, so pena de contaminación y debilidad del propio movimiento. Estos movimientos son también barómetros de la vitalidad de la sociedad civil. Ante los repetidos fracasos, Antônia Mosso diagnostica algunos problemas.

"Creo que esta dificultad viene mucho de la falta de cultura democrática de los caboverdianos. Por supuesto que no hay sólo una variable que explicar esto, hay varias variables, pero no tenemos el hábito de participar. Siempre tuvimos una postura más de observadores de los acontecimientos, que actores y eso fue inculcado desde siempre en nuestra educación ", repara.

"No hemos sido educados para participar activamente en cambiar algo. Por el contrario, fuimos socializados en el sentido de no meternos en confusión, las personas interiorizan que lo importante es no meterse en problemas ", añade.

En la misma línea, Milanka Vera-Cruz subraya la falta de conciencia colectiva en la sociedad caboverdiana. Dice la fundadora del Cordá Monte Cara que es necesario un cambio de mentalidades.

"Cuando aparece alguien que quiere abrir conciencias ’, aparecen mil y una personas diciendo que estás en busca de poder, que estás preparando las cosas para que en algún tiempo aparezcan con tu partido. El fenómeno es siempre el mismo ", señala.

"Cuando surgió el Cordá Monte Cara, el PAICV estaba en el poder y el MpD en la oposición. Tuvimos una avalancha de gente del MpD para acercarse a nosotros y los militantes del PAICV a rugir en contra y denigrar nuestro mensaje. Ahora, con el movimiento Sokols, ves las caras del PAICV que aparecer para apoyar y las del MpD a pelear. Es decir, no pasa de un intercambio de color entre aquellos que gravitan alrededor del poder ", ejemplifica.

En este escenario, la antropóloga y activista Celeste Fortes suscribe la idea de que la efemeridad de los movimientos está directamente relacionada con la falta de una cultura de ciudadanía y la mentalidad de que la resolución de los problemas corresponde al gobierno. Una ciudadanía poco activa y una relación compleja entre Estado y ciudadanos.

"Colocamos todos nuestros problemas en manos de aquellos a quienes llamamos políticos, ligados a un gobierno en ejercicio. "Hemos olvidado que mucha de la actuación política también resulta de un uso del poder para mantenernos cautivos", sostiene.

Es a la persistente cultura de asistencialismo que Celeste Fortes hace referencia, cuando intenta comprender las causas del fenómeno.

"Nosotros tenemos una cultura asistencialista, muy alimentada por el poder político y ese asistencialismo nos quita algún poder como sociedad civil", observa.

"Falta de confianza en los liderazgos y la cultura asistencialista. Una enfermedad crónica ", complementa, la espera de un cambio de mentalidades.

por Nuno Andrade Ferreira y Lourdes Fortes

Fuente: Expresso das ilhas

[Fundación Sur]

Artículos relacionados:

- Escandalosa disparidad de salarios en Cabo Verde

- El Presidente de Cabo Verde quiere respeto para las minorías políticas en el país

- José María Neves "En democracia debe haber manifestaciones que quién gobierna debe respetar"

- El Gobierno de Cabo Verde quiere poner al país como referencia mundial de democracia y libertad


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios