En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
¿Más allá del interés nacional y la seguridad?: Propuestas para otra política exterior española en África, por GEA-UAM
...leer más...
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La UNEAC celebró el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente
...leer más...

Una segunda prohibición amenaza la supervivencia de la industria del vino en Sudáfrica
...leer más...

La provincia del oeste de Zambia ve una reducción en los precios de las comidas
...leer más...

Tanzania incauta ocho granjas de flores abandonadas por morosidad
...leer más...

Hemetti declara que la economía de Sudán está controlada por la mafia
...leer más...

International Crisis Group aboga por el diálogo entre el Gobierno de Argelia e Hirak
...leer más...

Etiopía descontenta con el plan de Egipto para crear una base militar en Somalilandia
...leer más...

Los desplazados internos de Galkayo, en Somalia, carecen de alimentos y agua a pesar de haber recibido sus propias casas
...leer más...

Tres muertos en una explosión de gas en Nigeria
...leer más...

El presidente de Liberia asegura la igualdad religiosa
...leer más...

Ciudadanos de una localidad en Kenia hacen las paces con la policía
...leer más...

La policía de Nigeria despide a cuatro de sus agentes por extorsión y castiga a otros ocho
...leer más...

Programada sentencia judicial sobre el bloqueo de Youtube en Egipto para el 20 de septiembre
...leer más...

Sudán extiende el apoyo directo en efectivo a las zonas rurales
...leer más...

Profesores de colegios privados en Kenia son golpeados por la pandemia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La UE financia el trabajo forzado en Eritrea, por Bartolomé Burgos
...leer más...
El asesinato de Haacaaluu Hundeessa no mata las esperanzas del pueblo oromo, por Chema Caballero
...leer más...
Ken Aïcha Sy: “El mundo espera que hagas un producto “africano” cuando eso no quiere decir absolutamente nada”, Por Laura Feal
...leer más...
Beñat Arzadun con los agricultores del norte de Mozambique, por Roge Blasco
...leer más...
Fútbol africano: Un país, una historia, Madagascar, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Unos 200 millones de africanos están en peligro por el cambio climático

[ MP3 | 2.5 MB ]

15/01/2018 -

Tanto los desastres naturales como el deterioro del medio ambiente por la irresponsable actividad humana constituyen dos de las causas más relevantes, del empobrecimiento y del hambre de los pueblos más vulnerables, como son los africanos, de la violencia y de las migraciones forzadas.

"Más de 180 millones de personas sólo en el África subsahariana podrían morir como resultado del cambio climático para fines de siglo". (Green Peace).

La cumbre de París (12.12.2017) exploró las finanzas verdes para combatir el cambio climático.

ESTAS SON LAS PRIORIDADES de la CUMBRE:

- Combatir el cambio climático y ayudar a las naciones más pobres a afrontar los efectos del calentamiento.

- Poner fin a la fuerte dependencia de los combustibles fósiles y limitar las emisiones de gases invernadero.

- Presionar a los gigantes corporativos para que cambien hacia estrategias más ecológicas.

- No se trata de revisar el actual nivel de financiación de las políticas contra el cambio climático, sino de modificar todo el sistema financiero, así como la actividad industrial e inversora, para que tenga en cuenta los riesgos climáticos.

- Buscar cómo transformar el actual modelo económico, la industria y mundo financiero.

- Hacer más atractivos nuevos fondos e inversiones más decantados hacia una economía verde.

- Es necesaria “una movilización mucho más fuerte” para contener el aumento de las temperaturas por debajo del umbral de 2 grados. Ahora llega al 3.5 grados.

Solo tendremos éxito si operamos un cambio-choque en nuestros propios modos de producción, desarrollo y consumo.

Los especialistas nos informan de que el daño ecológico causado es ya irreversible. Parece que no somos conscientes del deterioro causado a nuestro Planeta.

Ahora solo podemos frenar el grave deterioro ecológico y el calentamiento medioambiental, para que nuestra Casa Común siga siendo habitable.

La gestión egoísta e irresponsable de la ciencia y de los recursos naturales, nos están llevando a crear un mundo inhumano, donde una minoría despilfarra en súper lujo mientras la mayoría sobrevive empobrecida y al mismo tiempo, deterioramos el Planeta, sin pensar en las generaciones futuras.

Puesto que los recursos y medios para un desarrollo sostenible, en una Casa Común bien cuidada, están a nuestro alcance, ¿seremos capaces de superar los discursos vacíos para asumir nuestra formidable responsabilidad?

Mientras el sistema político y financiero capitalista actual prevalezca, sobre el nuevo sistema económico más colaborativo y ético del Bien común, el desarrollo sostenible y ecológico seguirá siendo un sueño.

El futuro de África, el tercer continente más poblado del mundo, hogar de mil millones de habitantes según las últimas estadísticas, aviva una alerta ya existente.

Durante los últimos años, los patrones en las precipitaciones se han vuelto impredecibles, lo que ha reducido los cultivos en los lugares donde no hay sistemas de irrigación tecnológicos (la mayoría). Menos comida y menos recursos derivan en otra fatal consecuencia, las tensiones entre comunidades y las migraciones forzadas.

El 14 de agosto Sierra Leona vivía uno de los peores dramas naturales que ha sufrido el continente en o décadas. Las intensas lluvias provocaron un deslizamiento de tierras que sepultó bajo un lodazal barriadas enteras localizadas en las colinas de Regent, no muy lejos de la capital, Freetown. Las primeras cifras hablaban de más de 100 muertos. Dos semanas después, se hablaba de más de 1.000, aunque lo más probable es que nunca se llegará a conocer el número exacto de víctimas debido a la dificultad para recuperar los cuerpos sepultados bajo el lodazal.

Un día después tuvo lugar otra tragedia similar en la República Democrática del Congo, también ocasionada por un deslizamiento de tierras que arrasó con el poblado de Tora matando al menos 200 personas. Congo se encuentra en una línea de falla sísmica, con lo que experimenta tanto terremotos como erupciones de volcanes con relativa frecuencia.

A finales de agosto, al menos 110.000 personas fueron evacuadas en la ciudad nigeriana de Benue por prevención a un escenario similar.

El aumento del nivel del mar causado por el cambio climático podrá exponer a millones de africanos, que viven en las ciudades costeras del continente, Mozambique, Tanzania, Camerún. Egipto, Senegal, Marruecos, etc. a mayor riesgo de inundaciones", sostiene el Dr. Richard Munang, Coordinador Regional del Programa de Cambio Climático en África de la UNEP.

Por su parte, Greenpeace cree que Sudáfrica, un país con un liderazgo internacional fuerte en todo el continente africano, podría ser quien lidere la batalla contra el cambio climático, gracias a su compromiso por recortar las emisiones globales de gases de efecto invernadero y a los mecanismos para ayudar a los países vulnerables a adaptarse a los impactos del cambio climático.

Un compromiso de tal relevancia para el futuro del Planeta, solo puede ser eficaz si todas las naciones y pueblos somos responsables y trabajamos juntos para cuidar y salvar la Casa Común y la Humanidad.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios