En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tanzania quiere crear industrias textiles para generar empleo
...leer más...

Sudán presenta una solicitud para la adopción de goma arábiga como fibra alimenticia saludable
...leer más...

El ejército de Nigeria insta a los políticos a no politizar la seguridad
...leer más...

El rey Mswati III cambia el nombre de Suazilandia a eSwatini
...leer más...

Por primera vez una mujer dirigirá el Parlamento de Etiopía
...leer más...

El director de ONUSIDA bajo sospecha
...leer más...

La disputa de Halayeb debe resolverse mediante conversaciones directas o arbitraje internacional
...leer más...

Parte de los 41 detenidos en Kordofán por las medidas de emergencia padecen una "enfermedad alérgica"
...leer más...

El Ministerio de Agricultura del sursudanés estado de Yei advierte a las ONG que suministran semillas de baja calidad
...leer más...

Las enfermeras de Zimbabue en huelga no se moverán de sus puestos de trabajo
...leer más...

La provincia de Copperbelt en Zambia se convertirá en uno de los mayores centros africanos de distribución de calzado después de la inversión prometida por la empresa china Huajian
...leer más...

Julius Malema denuncia una conspiración para asesinarlo
...leer más...

Sudán envía a cientos de reclutas de Darfur a los Emiratos Árabes Unidos con destino a la guerra de Yemen
...leer más...

Se celebra en Senegal la conferencia panafricana sobre la malaria, un flagelo que sigue en aumento
...leer más...

Necesidad del diálogo islamo-cristiano en Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Ávila laurel , Juan Tomás

Juan Tomás Ávila Laurel, escritor ecuatoguineano nacido en 1966 en Malabo, de origen annobonés actualmente reside en Barcelona . Su obra se caracteriza por un compromiso crítico con la realidad social y politíca de su país y con las desigualdades económicas. Estas preocupaciones se traducen en una profunda conciencia histórica, sobre Guinea Ecuatorial en particular y sobre África en general. Tiene más de una docena de libros publicados y otros de inminente publicación, entre ellos las novelas y libros de relatos cortos La carga, El desmayo de Judas, Nadie tiene buena fama en este país y Cuentos crudos. Cuenta tambien con obras de tipo ensayístico, libros de poemas y obras de teatro.

En Bitácora Africana incorporamos el Blog "Malabo" que el escritor ecuatoguineano Juan Tomás Ávila Laurel escribe para la revista digital FronteraD .

Desde la Fundación Sur agradecemos a la dirección de FronteraD y al escritor Juan Tomás Ávila Laurel la oportunidad de poder contar en nuestra página web con esta colaboración.

Ver más artículos del autor


Obiang et alii o cuando los negros aman el sado, por Juan Tomás Ávila Laurel.

14 de diciembre de 2017.

Su Excelencia General Obiang:

A raíz del revuelo internacional causado por el desvelamiento de lo que pasaba con miles de negros en Libia, país en que eran vendidos al mejor postor, acudimos para decir, aquí y ahora, que no solamente llueve sobre mojado, sino expresar otra vez nuestra extrañeza por la hipocresía de los que hacen llegar sus gritos al santo cielo.

Antes de entrar en materia, permítanos felicitarle por el altísimo porcentaje de votos, cercano al 99, con que el partido que le rinde la pleitesía ha ganado las elecciones en Guinea Ecuatorial. Cualquiera podría creer que es ironía, pero el inmarchitable afán con que personas aparentemente justas y constituidas en partidos supuestamente democráticos suelen querer tomar parte en estas elecciones, en las que ninguna regla previa se cumple, nos recuerda que en la lucha por el poder todos los medios son buenos y aunque se rompa cualquier promesa.

A lo que íbamos: miles de negros son ofrecidos al mejor postor y para que la conciencia remordida no empañe la profesional hipocresía necesaria para nadar en las infames aguas de la política, alguien con más poder reunió a los presidentes negros, estaba entre ellos Su Excelencia, y anunció que ponía el dinero que pagaría los aviones que llevarían de vuelto a su casa, quizá patria, aldea o país, a los doloridos negros que la irracionalidad libia estaba sometiendo a vergonzosa esclavitud. Suponemos, general Obiang, que fuera de las cámaras se os dijo que nada había cambiado en lo que se refiere a la cotidianidad de que los dineros de vuestros países, en dólares, euros, yenes y yuanes, debían seguir corriendo por los bancos de ellos y que sigan en su imparable prosperidad. Lo suponemos porque desde que sabemos que vuestros hijos, hermanos, mujeres, más hijos e hijas llevan el dinero a regalarlo a lo que más tienen, nadie de ellos se ha quejado y entendemos que tiene algo que ver con quién se apresuró a pagar el avión. (O si han hecho como si se quejaran, es con mucha hipocresía)
La referencia a la hipocresía es necesaria porque en vuestro esfuerzo por afianzarse en el poder no dudáis, en vuestros países, lejos de blancos y de líderes aparentemente carismáticos, en infligir castigos severísimos a los negros de los que os servís para llenar vuestros sacos de dinero, precisamente este dinero que diligentemente ponéis en manos de los blancos. De hecho, si no dijimos mucho ante el clamor general por lo que había estado pasando en Libia era porque ya alzamos la voz, algunos años antes, para denunciar los abusos que los negros sufrían en Guinea. Los archivos lo confirman y se puede leer la denuncia aquí.

Coincidente con este clamor hemos recibido un documento audiovisual sobre una animalada que un supuesto hombre libio estaba infligiendo a una mujer negra, y a raíz de la vida errante que nos habéis obligado a abrazar. Aquel documento no solamente no lo pudimos ver en su totalidad, sino que somos incapaces de dar detalles del mismo a nadie, creyendo que el silencio podría curar el daño causado a nuestra conciencia. Fue más tarde que entendimos de donde podrían ir los tiros, expresión utilizada a propósito. ¿Sabe Su Excelencia de estas personas que solo disfrutan si infligen dolor a otras, máxime si estas no pueden defenderse? De esto se trataba, una aberración por la que se justificaría, incluso, cualquier acción violenta contra todos los que sostenían el estado de cosas que describimos. ¿Y sabe qué? La convicción de que aquel humillante dolor recibido en tierras lejanas y extrañas la podemos recibir en nuestra propia Guinea, y a causa de nuestras denuncias, hace que ya no tengamos nada que temer, pues no tenemos escapatoria. Ya sabrá, general de pacotilla, las palabras que usará para justificar lo que haga con nosotros.

Original : FronteraD



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios