En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Multitudinaria manifestación en Rabat en solidaridad con los detenidos del movimiento Hirak del Rif
...leer más...

Chamisa declara que el ejército de Zimbabue ha abandonado al Zanu PF
...leer más...

El Movimiento Potal de Kenieba prioriza la paz en Malí
...leer más...

Human Rights Watch denuncia las violaciones de Derechos Humanos en la cárcel de Ogaden
...leer más...

China formaliza su presencia en Burkina Faso
...leer más...

Egipto y China refuerzan su relación comercial
...leer más...

La consideración de la mujer en la Cabilia
...leer más...

Sube el precio de la gasolina en Guinea
...leer más...

El opositor togolés Jean-Pierre Fabre esceptico hacia la CEDEAO
...leer más...

139 víctimas de la trata de personas, liberadas en Kassala (Sudán)
...leer más...

La Pastoral Afroamericana y Caribeña se da cita en Colombia
...leer más...

Los refugiados namibios en el campo de Dukwi en Botsuana no serán deportados de inmediato
...leer más...

Se reafirman las relaciones entre Angola y Francia
...leer más...

La tasa de subempleo en Benín se sitúa en el 72%
...leer más...

El bloguero argelino Merzoug Touati reanuda la huelga de hambre
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Y nos cansamos de enriquecer a nuestros opresores, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Los eslabones del cinturón verde, por Ana Henriquez
...leer más...
Desde Soweto llegan cantando , por Literafricas
...leer más...
Ana Palacios documenta la reinserción de los niños esclavos, por Roge Blasco
...leer más...
‘Our Africa’: oda a la utopía soviética, por Sebastián Ruiz
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

El problema del cumplimiento de las sanciones a Corea del Norte en África
19/12/2017 -

Funcionarios de la ONU han investigado a países africanos por violaciones a las sanciones contra Corea del Norte, ya que han ayudado al régimen de Kim Jong Un a ganar divisas. El comercio de armas pequeñas de Pyongyang con varias naciones africanas continúa a pesar de que la ONU lo prohíbe y representa unos 100 millones de dólares al año, según Enrico Carisch, un ex experto en sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU que rastreó el comercio ilícito de Corea del Norte.

Según la ONU, los funcionarios de Corea del Norte han llevado a cabo entrenamiento militar en Angola, Uganda y la República Democrática del Congo, e intentaron enviar equipo militar a Eritrea y armas a Mozambique. Además, Corea del Norte reparó equipos militares en Tanzania y construyó instalaciones militares en Namibia.

Según los informes, el comercio entre Corea del Norte y los países africanos fue de 216.5 millones de dólares por año en promedio entre 2007 y 2015. Los acuerdos de construcción con varios países representan una parte importante de esta cantidad, principalmente a través de una empresa estatal norcoreana llamada Mansudae. Las estatuas, en particular, tenían una gran demanda, según un panel de la ONU sobre sanciones. Sin embargo, la relación no se detiene en la construcción. El informe del Panel de la ONU que salió en septiembre acusa a Tanzania y Mozambique de contratar a Pyongyang para brindar apoyo a sus sistemas de misiles aéreos. Y las entidades de Corea del Norte han construido fábricas de armas en algunos países mientras brindan entrenamiento militar a otros, ambos en clara violación del régimen de sanciones.

“Aplicación Laxa”

Las restricciones del Consejo de Seguridad a Corea del Norte se han ido endureciendo gradualmente desde 2006, culminando en septiembre con una prohibición total de las exportaciones de textiles y una prohibición parcial de las importaciones de productos de petróleo refinados, como castigo por los continuos ensayos nucleares y de misiles.

El 21 de noviembre, un día después de que Trump anunciara su intención de volver a designar a Corea del Norte como patrocinador estatal del terrorismo, Estados Unidos sancionó a tres compañías chinas que dijeron que acumularon alrededor de 650 millones de dólares en bienes a Corea del Norte e importaron alrededor de 100 millones de dólares. bienes como computadoras, hierro, mineral de zinc y otros minerales.

Históricamente, los EE. UU. Tiende a imponer sus sanciones y luego van a la ONU para tratar de que el cuerpo global también lo haga. Pero la ONU no siempre sigue la iniciativa de Washington. Y para muchos países, los bienes provistos por Corea del Norte, especialmente las armas, son una comodidad de la que no quieren prescindir.

Las viejas alianzas entre Corea del Norte y varias naciones africanas forjadas en el apogeo de la Guerra Fría no serán barridas fácilmente.

Si bien las amenazas de los Estados Unidos y las sanciones de la ONU han obligado a muchos gobiernos del continente a mantenerse alejados de Pyongyang, los vínculos aún no están limitados al pasado

"Varios países parecen mantener una relación estrecha con la RPDC", dijo Graham Neville, analista del grupo de expertos en asuntos internacionales con sede en Londres Chatham House.

"Más de la mitad de los países de África -alrededor de 30- realizan algún tipo de comercio con la RPDC".

Pero la cooperación entre el régimen y los gobiernos africanos va mucho más allá que los proyectos de construcción.

Los expertos estiman que los lazos económicos entre África y la República Popular Democrática de Corea (RPDC) valen alrededor de unos 85 millones de euros al año.

Los minerales y la pesca encabezan la tabla de la liga de exportaciones, seguidos de cerca por la producción más polémica de Corea del Norte: las armas.

Sanciones Africanas

Sudán ha cortado los lazos con la RPDC, mientras que Uganda expulsó a los asesores militares norcoreanos y se comprometió a hacer cumplir la última ronda de sanciones.

El ministro de exteriores de Tanzania, Augustine Mahiga, dijo recientemente que el país "había reducido las relaciones diplomáticas al mínimo".

Namibia también prometió cancelar todos los contratos que firmó con compañías vinculadas a Pyongyang.

Y recientemente se pidió a 150 trabajadores invitados de Corea del Norte que abandonaran Angola, y los funcionarios insistieron en que sus contratos habían expirado.

Hardware militar

La venta de armas, que está estrictamente prohibida por los términos de las sanciones, ha provocado la ira de la comunidad internacional.

Expertos de la ONU han acusado a países africanos de buscar lazos militares más cercanos con el régimen de Kim Jong-Un. Según el documento, Corea del Norte ha acordado suministrar armas ligeras a Eritrea y la República Democrática del Congo, misiles tierra-aire a Mozambique, misiles modernos o sistemas de radar a Tanzania y para entrenar a las fuerzas de seguridad en Angola y Uganda.

Los autores sondearon a dos compañías norcoreanas activas en Namibia, Mansudae Overseas Project y Komid, que construyeron la nueva sede de la agencia de espionaje de Windhoek, así como una fábrica de municiones.

"Los clientes recurren a Corea del Norte porque ofrecen repuestos y capacitación en sistemas de armas que han sido descontinuados por Rusia y China", dijo Andrea Berger, investigadora asociada del Instituto Middlebury de Estudios Internacionales en Monterey, California. "Encontrar piezas de repuesto para mantener sus armas en servicio es una tarea más difícil de lo que solía ser. Corea del Norte ha ayudado a llenar un vacío ".

¿Por qué hay problemas con las sanciones?

Varios países en el continente africano se encuentran entre los que han estado lidiando con el régimen de Kim durante décadas. La falta de mecanismos de aplicación para las sanciones de la ONU y la dinámica de poder global en relación con el continente explican por qué las sanciones de la ONU contra Corea del Norte han sido insuficientes en África. Esto se vuelve más crítico a medida que Corea del Norte espera reducir su dependencia de China, ya que China se ha pronunciado cada vez más para comenzar a aplicar las sanciones.

Las sanciones de la ONU, que consisten principalmente en restricciones al comercio y embargos de armas, han tenido como objetivo crear una presión económica sobre Corea del Norte para llevarlo a la mesa de negociaciones sobre su programa de armas nucleares. Aunque el alcance y la intensidad de las sanciones han aumentado a lo largo de los años, su efecto sobre la paralización del programa no ha sido exitoso. Y su implementación ha sido selectiva.

Si bien los estados miembros de la ONU deben cumplir con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, no existe un mecanismo oficial de cumplimiento; corresponde a cada país seguir estrictamente las sanciones. Esta estructura ha permitido a varios países africanos continuar sus compromisos con el gobierno de Corea del Norte, más o menos bajo el radar. Los mecanismos establecidos simplemente no son capaces de asegurar la certeza del nivel de interacción con Pyongyang. Y la ONU no pedirá el cumplimiento de las sanciones a expensas de la ayuda humanitaria. Como las sanciones ya tienen consecuencias negativas para los ciudadanos inocentes del país de destino, no se aplicarán a terceros reteniendo la ayuda que tanto se necesita.

Durante la década de 1960, cuando varios países africanos, que todavía mantienen relaciones con Corea del Norte, luchaban por salir del colonialismo, Corea del Norte invirtió tiempo y dinero en sus revoluciones, y lo vio como una oportunidad para extender su agenda socialista. Por lo tanto, generó influencia, especialmente en el África Subsahariana, entre aquellos en el poder con más ideologías antioccidentales. Esta influencia ha sobrevivido hasta nuestros días y es visible en los números comerciales mencionados anteriormente.

La presencia histórica de Corea del Norte en la región va de la mano con la ausencia actual de liderazgo de los EE. UU. El compromiso de Estados Unidos en África ya ha sido bajo en los últimos años, y muchos países africanos consideran a China como un proveedor adicional. Y aunque el presidente Trump se aseguró de pedir a los líderes africanos que se unan para implementar la sanción contra Corea del Norte, su capacidad para inducir cualquier cambio de comportamiento es dudosa

Mientras que algunos expertos creen que las sanciones a Corea del Norte no alcanzarán su objetivo porque Pyongyang perseguirá su agenda nuclear sin importar qué, la economía juega un papel. Las sanciones de la ONU funcionan mejor cuando más países cumplen, y cuando el país objetivo siente los efectos previstos y se ve obligado a un cambio de comportamiento. Hasta el momento, las debilidades en el régimen de sanciones y la falta de incentivos políticos para hacerlos cumplir han permitido que las naciones africanas desempeñen un papel importante en la liberación de Corea del Norte.

Muriel Balda Aspiazu

[Fundación Sur]


Artículos Relacionados:

- Los negocios de Corea del Norte en África

- Namibia da por finalizados los servicios de dos empresas de Corea del Norte

- El Presidente de Namibia Geingob defiende la fábrica de municiones de Corea del Norte en las afueras de Windhoek


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios