En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tanzania quiere crear industrias textiles para generar empleo
...leer más...

Sudán presenta una solicitud para la adopción de goma arábiga como fibra alimenticia saludable
...leer más...

El ejército de Nigeria insta a los políticos a no politizar la seguridad
...leer más...

El rey Mswati III cambia el nombre de Suazilandia a eSwatini
...leer más...

Por primera vez una mujer dirigirá el Parlamento de Etiopía
...leer más...

El director de ONUSIDA bajo sospecha
...leer más...

La disputa de Halayeb debe resolverse mediante conversaciones directas o arbitraje internacional
...leer más...

Parte de los 41 detenidos en Kordofán por las medidas de emergencia padecen una "enfermedad alérgica"
...leer más...

El Ministerio de Agricultura del sursudanés estado de Yei advierte a las ONG que suministran semillas de baja calidad
...leer más...

Las enfermeras de Zimbabue en huelga no se moverán de sus puestos de trabajo
...leer más...

La provincia de Copperbelt en Zambia se convertirá en uno de los mayores centros africanos de distribución de calzado después de la inversión prometida por la empresa china Huajian
...leer más...

Julius Malema denuncia una conspiración para asesinarlo
...leer más...

Sudán envía a cientos de reclutas de Darfur a los Emiratos Árabes Unidos con destino a la guerra de Yemen
...leer más...

Se celebra en Senegal la conferencia panafricana sobre la malaria, un flagelo que sigue en aumento
...leer más...

Necesidad del diálogo islamo-cristiano en Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Bakwa magazine: desde Camerún al mundo, por Literafricas
...leer más...
Fallece Max Liniger-Goumaz, reconocido como máximo investigador mundial de Guinea Ecuatorial
...leer más...
South african Quijote (I), por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
La ayuda al desarrollo no frena las migraciones, por Bartolomé Burgos
...leer más...
África narrada por españoles que han vivido allí décadas, por Chema Caballero
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Noticias >

La guerra de bandas en Ciudad del Cabo
15 de diciembre de 2017

Los Sexy Boys, los Dixie Boys, los Clever Kids... bandas de gangsters que se matan cada día en los barrios de la ciudad de Ciudad del Cabo. Su principal juego: el control de estos suburbios que constituyen el principal mercado de drogas. Las víctimas caen en cuestión de segundos. y la policía sudafricana parece abrumada. Inmersión en el corazón de la infernal guerra de bandas.

Hay un cuerpo en el medio de la carretera, inanimado. Cuando llegan de emergencia, los policías sudafricanos se sitúan a su alrededor, con sus rifles apuntando a la multitud que corre por las calles de su alrededor. En Manenberg, la guerra de pandillas acaba de generar una nueva víctima. En este suburbio de Ciudad del Cabo, a pocos kilómetros del centro turístico de la segunda ciudad más grande de África, reina el crimen. Tanto que las autoridades locales están exigiendo la intervención del ejército para restablecer el orden.

"No podemos hacer nada, excepto evitar salir", dice amarga Keenan Willemse, de 71 años, en el umbral de su casa. "Cuando se producen tiroteos, nos escondemos en casa (...). Somos prisioneros en nuestros propios hogares. Lo que está sucediendo en nuestras calles es realmente terrible’’.

Según la prensa local, al menos 50 personas han muerto en cuatro meses en las calles del infame Cape Flats, un entrelazado de municipios al este del área metropolitana de Ciudad del Cabo. La mayoría son víctimas colaterales de peleas entre bandas criminales rivales.

En el único municipio de Manenberg, donde la basura se acumula en las aceras, un anciano murió a tiros en octubre cuando salía a por su cheque mensual. Unos días después, una bala perdida mató a una madre frente a la puerta de su casa.

"Cada vez más jóvenes"

Según las últimas estadísticas, cerca del 20% de los asesinatos en Ciudad del Cabo están directamente relacionados con la actividad de las bandas que compiten por Cape Flats, incluido el control del mercado de las drogas. La policía hasta ahora no ha podido imponer su autoridad en estos barrios.

Los delincuentes "son mucho más inteligentes que la policía, están mucho mejor organizados", dice Faldiela de Vries, cofundadora de una asociación de vecinos en Manenberg. "Pero lo más aterrador es que los miembros de estas bandas son cada vez más jóvenes". En la década de 1980, eran más maduros, estaban cerca los 30 o 40 años. Ahora están reclutando niños".

Territorio de los Hard Living y los Americanos, Manenberg es considerado como uno de los campos de batalla más letales de esta guerra entre bandas. Pero el conflicto se está extendiendo cada vez más al resto de Ciudad del Cabo. En octubre, un líder de una banda fue asesinado a tiros frente a la terminal del Aeropuerto Internacional de Ciudad del Cabo en frente a docenas de pasajeros. Otras ejecuciones han tenido lugar frente a los clubes nocturnos del centro.

La opositora Helen Zille está preocupada por estos excesos y acusa al gobierno de no prestar "la atención necesaria" a la situación de Cape Flats.

El ejército al rescate

Solo una intervención del ejército podría restaurar la calma, dice ella. "Lo que más me preocupa en esta cultura del gansterismo y la violencia es el flujo de armas aparentemente infinitas y de sustancias ilícitas".

El presidente Jacob Zuma ha prometido una respuesta a estas demandas. El ejército intervino en Cape Flats hace dos años y medio, como consecuencia de otra ola de crímenes.

Pero los residentes de los municipios de Manenberg, Bishop Lavis, Hannover Park, Mitchells Plain o Elsies River dudan la efectividad a largo plazo de los recursos militares, ya que la cultura de la violencia parece estar bien arraigada. Los esfuerzos de las propias comunidades para erradicar este cáncer parecen haber sido en vano.

En 1996, el asesinato del líder de la banda Hard Living, Rashaad Staggie, incendió las calles de Manenberg y convenció a algunos de sus residentes de la necesidad de hacerse cargo de su propia seguridad. La iniciativa, apodada La Gente contra el gansterismo y las drogas (PAGAD según sus siglas en inglés), fracasó y fue rápidamente abandonada.

Para el criminólogo Don Pinnock, el mal viene de las desigualdades económicas y sociales heredadas del régimen de apartheid que terminó en 1994.

"Estas bandas son temidas pero también admiradas por los jóvenes en un estado de inestabilidad y privados de cualquier tipo de esperanza social", dijo este investigador de la Universidad de Ciudad del Cabo. "Mientras exista un problema de pobreza, y haya armas y drogas en circulación, este crimen será difícil de erradicar".

Fuente: Africanews

[Traducción: Juan Vacas]

[Fundación Sur]


Artículos Relacionados:

- Ciudad del Cabo se inventa leyes para justificar los desahucios de los pobres

- La alcaldesa de Ciudad del Cabo llama personalmente a los derrochadores de agua

- El prestigioso Grado en Derecho de la Universidad de Ciudad del Cabo en peligro


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios