En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Las enfermeras de Zimbabue en huelga no se moverán de sus puestos de trabajo
...leer más...

La provincia de Copperbelt en Zambia se convertirá en uno de los mayores centros africanos de distribución de calzado después de la inversión prometida por la empresa china Huajian
...leer más...

Julius Malema denuncia una conspiración para asesinarlo
...leer más...

Sudán envía a cientos de reclutas de Darfur a los Emiratos Árabes Unidos con destino a la guerra de Yemen
...leer más...

Se celebra en Senegal la conferencia panafricana sobre la malaria, un flagelo que sigue en aumento
...leer más...

Necesidad del diálogo islamo-cristiano en Burkina Faso
...leer más...

El presidente de Namibia se niega a dar a los negros el 25% de las acciones de las empresas de propiedad de blancos
...leer más...

Sudán del Sur cierra las estaciones repetidoras de la BBC
...leer más...

Sudán pide garantizar los derechos de las mujeres en África
...leer más...

La máquinas de votación serán una fuente de conflictos postelectorales en la República Democrática del Congo
...leer más...

Se insta a los trabajadores de Namibia a observar el “Primero de Mayo”
...leer más...

Se agita el tema del divorcio de Mohamed VI con su esposa Lalla Salma tras su regreso a Marruecos
...leer más...

Sin compensación por ataques de cocodrilos mientras te bañas en Namibia
...leer más...

Los obispos de la República Democrática del Congo solicitan una certificación independiente de las maquinas para el voto electrónico
...leer más...

Revocación de "falsos" magistrados por el presidente de la República Democrática del Congo
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Fallece Max Liniger-Goumaz, reconocido como máximo investigador mundial de Guinea Ecuatorial
...leer más...
South african Quijote (I), por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
La ayuda al desarrollo no frena las migraciones, por Bartolomé Burgos
...leer más...
África narrada por españoles que han vivido allí décadas, por Chema Caballero
...leer más...
Blade Runner, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > R+JPIC > Documentos >
El papa Francisco, diplomático en Myanmar, profeta en Bangladesh
4 de diciembre de 2017

Es difícil ejercer de profeta y diplomático a la vez, pero el papa Francisco lo ha conseguido en su viaje a Myanmar (Birmania) y Bangladesh, que el sábado daba por terminado.

Antes de su visita a Myanmar, los activistas de derechos humanos pidieron al papa que condenara el asesinato, la violación y la limpieza étnica de los musulmanes Rohingya por parte del ejército birmano, que ha quemado cientos de aldeas y ha forzado a más de un millón a buscar refugio en Bangladesh.

También la diplomacia vaticana pidió al papa que en Myanmar no usara la palabra Rohingya por miedo a que la pequeña minoría católica fuera atacada por la mayoría budista. Por lo tanto, el papa Francisco se enfrentaba a un dilema: ser profético y poner en riesgo a los cristianos de Myanmar, o guardar silencio y poner en peligro su autoridad moral.

El Papa demostró sus dotes de diplomático, diciendo a los líderes de Myanmar que el país había sufrido «conflictos civiles y hostilidades que duraron demasiado tiempo» y pidió « la paz basada en el respeto de la dignidad y los derechos de cada miembro de la sociedad, el respeto para cada grupo étnico y su identidad», «sin usar la palabra Rohingya».

A nadie pasó desapercibido su mensaje y los medios notaron que sin usar la palabra Rohingya, en su discurso se estaba refiriendo a la persecución de minorías religiosas y étnicas, especialmente de los musulmanes Rohingya.

Los activistas de los derechos humanos no quedaron satisfechos. Querían que criticara públicamente a los militares y al gobierno por su trato a los rohingya. Ciertamente es comprensible su punto de vista.

Pero si las palabras del papa hubieran ido más lejos, habría puesto en peligro no solo su vida, sino también la de la comunidad cristiana, que ya está siendo perseguida en Myanmar. Han quemado iglesias, impedido la celebración de los servicios religiosos, perseguido y asesinado a sacerdotes y discriminado a los cristianos.

En la mente de los militares y de la mayoría de la población budista, no se puede ser ciudadano de Myanmar a menos que seas budista. Algunos expertos temen que la violencia antimusulmana en el estado de Rakhine, que provocó la crisis de los refugiados, se extienda a otras partes de Myanmar y a otras minorías religiosas.

El viaje del Papa ciertamente ha sido muy positivo para los católicos de Myanmar que se sienten fortalecidos con su presencia. Pero, así como en Birmania predominó su faceta de diplomático, en Bangladesh sobresalió su carisma profético.

No solo agradeció al pueblo de Bangladesh y al gobierno por acoger a los refugiados y pidió a la comunidad internacional que haga más para ayudarlos, sino que también usó la palabra Rohingya cuando se reunió con 16 refugiados en Bangladesh.

El papa Francisco recordó la historia de la creación islámica donde Dios «al principio tomó un poco de sal, lo puso en agua y creó las almas de todas las personas». Hablando de los Rohingya, dijo: «Estos hermanos y hermanas llevan la sal de Dios dentro de ellos». Luego sorprendió a todos los presentes al agregar: «La presencia de Dios hoy también se llama Rohingya».

Por lo tanto, el papa Francisco interpretó al diplomático en Myanmar, pero habló como profeta en Bangladesh.

Por esto se puede decir que su viaje ha sido muy positivo y que ha pasado con éxito la prueba de fuego que algunos veían en su visita a Nyanmar

Prisciliano Cordero del Castillo SOCIÓLOGO. 04/12/2017


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios