En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El ministro de Justicia de Benín inaugura una nueva prisión en Savalou
...leer más...

Sudáfrica emite moneda con la imagen de Mandela para conmemorar el centenario de su nacimiento
...leer más...

Yibuti invierte 10 millones de euros en apoyo de infraestructuras y actividades económicas
...leer más...

Campaña presidencial en Malí Oumar Mariko del opositor SADI promete un país justo y soberano
...leer más...

Multitudinaria manifestación en Rabat en solidaridad con los detenidos del movimiento Hirak del Rif
...leer más...

Chamisa declara que el ejército de Zimbabue ha abandonado al Zanu PF
...leer más...

El Movimiento Potal de Kenieba prioriza la paz en Malí
...leer más...

Human Rights Watch denuncia las violaciones de Derechos Humanos en la cárcel de Ogaden
...leer más...

China formaliza su presencia en Burkina Faso
...leer más...

Egipto y China refuerzan su relación comercial
...leer más...

La consideración de la mujer en la Cabilia
...leer más...

Sube el precio de la gasolina en Guinea
...leer más...

El opositor togolés Jean-Pierre Fabre esceptico hacia la CEDEAO
...leer más...

139 víctimas de la trata de personas, liberadas en Kassala (Sudán)
...leer más...

La Pastoral Afroamericana y Caribeña se da cita en Colombia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Nuevos campeones nacidos en África, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Y nos cansamos de enriquecer a nuestros opresores, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Los eslabones del cinturón verde, por Ana Henriquez
...leer más...
Desde Soweto llegan cantando , por Literafricas
...leer más...
Ana Palacios documenta la reinserción de los niños esclavos, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Los Derechos Humanos y la corrupción, en África y en Europa
11/12/2017 -

Los días 9 y 10 de diciembre nos recuerdan, una de las enfermedades más graves de la sociedad global, como es la irresponsabilidad y la corrupción, por un lado, y por el otro, el remedio más eficaz para sanar dicha enfermedad, como es la promoción de la Dignidad y Derechos Humanos.

Esta falta de responsabilidad y la endémica corrupción, tienen multitud de manifestaciones, como: el reducir la persona humana a un mero elemento de producción, el manipular a los demás para conseguir nuestros propios objetivos egoístas y el marginar a la mayoría a una lucha diaria por la supervivencia.

Así el número de personas que viven sin Techo, Trabajo y Tierras sigue aumentando cada día en Asia, África y América latina, a pesar de un cierto crecimiento económico para una minoría.

Los bienes, que son universales, como: tierras, alimentos, recursos minerales, mercado y capital, están cada día más acaparados en manos de una pequeña minoría (10%), que controla el 90% de los recursos humanos y naturales.

Además los empresarios que más acumulan, suelen ser los que menos contribuyen al bien común, con los debidos impuestos. Según Transparencia Internacional, en el 75% de estos casos de corrupción, aparecen empresas radicadas en paraísos fiscales.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cifra en 90.000 millones de euros al año el coste de estos delitos de corrupción en España.

Este acaparamiento y control injusto de los recursos es cada día más feroz, reduciendo a la inmensa mayoría a la miseria, mientras la sociedad civil lo permita y lo permitamos.

Depende de nosotros, la sociedad civil, el volver a situar al Ser Humano, su Dignidad y sus Derechos y Responsabilidades, en el centro de toda actividad política, social y económica.

Esta Dignidad del Ser Humano, con sus Derechos y responsabilidades, y la consecución del Bien Común, a través de un Desarrollo más Sostenible, deben dictar y guiar toda actividad y acuerdos políticos, sociales y económicos.

Semejante responsabilidad, es la tarea más fundamental de toda sociedad civil. Es tarea nuestra y nunca debemos dejarla en manos de ningún representante o gobernante.

Existen declaraciones, leyes, constituciones, ministerios de justicia, etc. medios que tratan los síntomas de la enfermedad, pero no llegan a sanar la raíz del mal.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) es un documento declarativo adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 217 A (III), el 10 de diciembre de 1948 en París; en esta se recogen en sus 30 artículos los derechos humanos considerados básicos, a partir de la Carta Internacional de DH.

Los innumerables escándalos de corrupción han provocado, con razón, una gran indignación en el conjunto de los pueblos en África, Europa y en cada país. Se ha deteriorado la conciencia social hasta tal punto que el fraude y el robo, sobre todo de los poderosos, parecen ser algo corriente y hasta gozan frecuentemente de impunidad.

Por ello, sanar el mal de la corrupción pasa por regenerar el comportamiento de gestores, políticos, empresarios y ciudadanos, a través de una educación ética, la participación ciudadana en la gestión de los recursos, el cumplimiento de la Constitución y la implementación de grandes acuerdos justos entre organizaciones supranacionales como la UE, la OCDE y la propia ONU.

Existen las leyes y administraciones, pero lo que parece faltar no son los medios, sino sobre todo la voluntad y compromiso para sanear la gestión de los recursos, porque el mismo sistema financiero es injusto e inhumano en su raíz.

Mientras la sociedad civil no se implique más activamente en implantar unos valores humanos y sociales éticos y justos en toda la gestión de los recursos disponibles, seguiremos siendo víctimas de este sistema financiero opresor que permitimos.

Esta enfermedad social es grave y endémica. Será necesaria una sanación de la raíz, una cura para la que no parecemos estar dispuestos todavía.

Pero la esperanza consiste en que existe la medicina y está a nuestra disposición.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios