En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Impuesto "voluntario" en Burundi para financiar las elecciones de 2020
...leer más...

Libia no renunciará al acuerdo político firmado en Marruecos
...leer más...

El gobierno de Zimbabue rechaza acciones de la alianza opositora en EE.UU
...leer más...

El Consejo de Seguridad autoriza el apoyo de la ONU a las tropas del G5 en el Sahel
...leer más...

La UA advierte que 6.000 jihadistas del Estado Islámico podrían regresar a África
...leer más...

Taxis acuáticos en la ciudad de Lagos contra el infierno de los atascos
...leer más...

Los gaboneses en Francia se manifiestan contra la participación del Presidente Ali Bongo a la One Planet Summit de París
...leer más...

Un vuelo con 92 deportados somalíes de Estados Unidos regresa tras una escala en Dakar
...leer más...

Tanzania ordena el arresto de las alumnas embarazadas como elemento de disuasión
...leer más...

Suiza devolverá 320 millones de dólares robados por el exdictador nigeriano Sani Abacha
...leer más...

Devolver los 321 millones de dólares de Sani Abacha es un buen comienzo, pero ¿dónde está el resto?
...leer más...

El líder opositor ugandés Norbert Mao, y otros seis parlamentarios, han sido arrestados.
...leer más...

La reina Letizia de España invitada de honor de las mujeres de Casamance
...leer más...

LG en Argelia
...leer más...

El tren de alta velocidad marroquí estará listo para abril de 2018 tras dos años más de espera
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Obiang et alii o cuando los negros aman el sado, por Juan Tomás Ávila Laurel.
...leer más...
El tango, sobre blanco y negro , por Omer Freixa
...leer más...
Senegal ya presume de nuevo aeropuerto , por José Naranjo
...leer más...
Guintche llega a Madrid después de deslumbrar Barcelona, por Wiriko
...leer más...
En el corazón de las tinieblas…, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

El remedio keniano para la "maldición de las materias primas"
04/12/2017 -

Si Kenia compite actualmente con los gigantes sudafricanos y nigerianos en la escena africana, es porque el país ha sido capaz de reformar su economía y su sistema fiscal para aumentar y estabilizar sus ingresos.

La riqueza natural no siempre se convierte en riqueza económica. Esta paradoja, popularizada por Richard Auty en la década de 1990, ahora afecta a ciertos países africanos que, aunque dotados de recursos naturales excepcionales, luchan por obtener ingresos sustanciales y sostenibles. Esto es lo que el académico, especializado en cuestiones económicas y ambientales, ha llamado "la maldición de los productos básicos". Minerales de todo tipo, hidrocarburos (gas y petróleo), recursos energéticos (agua), etc., y que a pesar de la importante riqueza, particularmente bajo tierra, algunos países africanos están experimentando un lento desarrollo socioeconómico, donde la primera víctima no es otra que la población.

Temible competidor

Ya en 2007, Gilles Carbonnier, un académico suizo especializado en políticas de desarrollo, señaló en un artículo titulado "¿Cómo evitar la maldición de los recursos naturales? Que "paradójicamente, la explotación de las riquezas del subsuelo se asocia a menudo con la miseria de las poblaciones locales, el mal gobierno y la degradación del medio ambiente". No es raro ver, a poca distancia de un presente de miseria, grandes proyectos que contrastan singularmente con esto. "Los países que obtienen altos ingresos de la explotación de materias primas a menudo ven a la mayoría de su población hundirse en la pobreza y la precariedad", escribió hace diez años.

"Muchos estados han quedado atrapados en una euforia de inversiones, a menudo improductivas a las que se han agregado operaciones de maquillado de las finanzas públicas" explica por su parte a Jeune Afrique Amaury de Féligonde, asesor en estrategia y finanzas en África, de la consultora McKinsey. El resultado: “proyectos con" tasas de evaporación "fuera de lo común; el ex Ministro de Hidrocarburos de Nigeria acusado de malversar cientos de millones de dólares, como el séquito del Presidente de Guinea Ecuatorial o Jacob Zuma ". Sin embargo, según él, "no se puede culpar a ninguna maldición africana porque hay herramientas de sobra conocidas [que] pueden sentar las bases para unas finanzas públicas sanas".

Diversificar la economía para detener la maldición

Gilles Carbonnier, escribió en 2007 que "hay excepciones a la regla" entre los países africanos.¿ La solución según él? Una combinación de "prudencia fiscal, esfuerzos de diversificación económica y apoyo al sector agrícola, así como una burocracia competente". Esto es lo que Kenia ha tratado de probar durante algunos años. Si el país del este de África, con más de 40 millones de habitantes, no tiene abundantes recursos minerales, aparte del plomo y la plata, las energías renovables juegan un papel fundamental; entre hidroelectricidad y energía geotérmica, le proporcionan una cuarta parte de su producción de electricidad. Las presas de Kiambare y Turkwell, por ejemplo, son la mayor riqueza industrial de Kenia. Que también ha logrado la autosuficiencia para todos los alimentos básicos.

En tres etapas, el país ha materializado su fortaleza y estabilidad, convirtiéndose en un "competidor formidable" de Sudáfrica y Nigeria para el liderazgo económico en el continente, según un informe reciente de la firma londinense Control Risks. Kenia ha sido capaz de "emerger sectores de la horticultura, turismo ($ 1 mil millones en ingresos cada uno) y servicios financieros, a diferencia de los países mono-hidrocarburos", dijo Amaury de Féligonde. También hizo una "prioridad promover instituciones financieras locales fuertes, incluidos los fondos de pensiones"; esto le ha permitido "tener recursos [...] largos y depender menos de inversores [...] internacionales, o incluso de algunos ’fondos buitre’".

Trazabilidad del producto

Mientras que en Kenia, los ingresos fiscales representan casi el 20% del PIB del país, los de Nigeria representan solo el 7% del PIB. ¿El motivo de tal diferencia? Las autoridades de Kenia, y en particular la Administración de Ingresos de Kenia (KRA) -el equivalente de la Dirección General de Finanzas Públicas en Francia- establecieron sistemas para la gestión de productos sujetos a impuestos especiales en el decenio de 2010 con el fin de eliminar el fraude fiscal. Un método eficiente de rastreo que "nos ayudará a detectar falsos sellos durante las comprobaciones de campo" informó el Comisionado General de la KRA, John Njiraini en ese momento. Industrias como principal objetivos: las de bebidas alcohólicas y, especialmente, la industria del tabaco.

El problema del contrabando de cigarrillos (y el enorme déficit de impuestos para el estado) no solo se da en Kenia: en todos los países de América Latina y Europa, los gobiernos tienen que lidiar con él. Y para ello utilizan un método de rastreo, con el que se identifican los productos falsificados. Una necesidad: en 2011, la Agencia de Lucha contra la Falsificación de Kenia calculó que las pérdidas fiscales alcanzaban los 70 billones de chelines kenianos ($ 800 millones), sin mencionar los daños colaterales al empleo y a la inversión.

Después de varios intentos infructuosos, entre 2003 y 2011, el Estado finalmente logró establecer un sistema de trazabilidad efectivo. Pidió al principal proveedor mundial de tintas de seguridad, la empresa suiza SICPA, que supervisase la producción de tabaco y alcohol. El método: sellos fiscales con elementos físicos y digitales seguros colocados en cada paquete para evitar la falsificación de productos. Kenia ha visto un aumento del 30% en la venta legal de cigarrillos cerca de su frontera occidental, anteriormente conocida como principal centro de contrabando; varios informes de Euromonitor International, en particular, han señalado una disminución de los cigarrillos ilícitos en el mercado; el nuevo paradigma fiscal ha generado más de mil millones de chelines kenianos ($ 11 millones) en ingresos por año.

El aumento en los ingresos fiscales es una parte integral de la buena salud del país. Lo cual, ha registrado un crecimiento económico promedio del 6% entre 2010 y 2016, y los especialistas esperan un 5.4% para este año, lo cual podría permitirles "actuar como una puerta de entrada a la región del este de África ", según Control Risks, y además tiene" una fuerza laboral bien educada, un sector de servicios innovadores y una inversión continua por parte del gobierno en la modernización de la infraestructura nacional clave. Debe destacar entre las diez principales economías africanas, según un informe reciente del Foro Económico Mundial.

GÉRARD LAFONT

Fuente: Afrik

[Fundación Sur]

[Traducción: Juan Vacas]

Artículos relacionados:

- Sudán: petróleo y economía

- Por una economía global justa.

- Economía azul: una oportunidad para un crecimiento inclusivo en África Subsahariana


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios