En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día, por Liliana A. Negrín
...leer más...

Blog Académico

Noticias
139 víctimas de la trata de personas, liberadas en Kassala (Sudán)
...leer más...

La Pastoral Afroamericana y Caribeña se da cita en Colombia
...leer más...

Los refugiados namibios en el campo de Dukwi en Botsuana no serán deportados de inmediato
...leer más...

Se reafirman las relaciones entre Angola y Francia
...leer más...

La tasa de subempleo en Benín se sitúa en el 72%
...leer más...

El bloguero argelino Merzoug Touati reanuda la huelga de hambre
...leer más...

Gabón duplicará el impuesto de las remesas de dinero
...leer más...

La universidad de Bgayet es la más prestigiosa de Argelia
...leer más...

Lucha contra la malaria en Malí
...leer más...

El Gobierno de Costa de Marfil prohíbe la venta de tarjetas SIM a menores de 16 años
...leer más...

Nombrado Togbui Joel Kwassi Menssah MLAPA VI, nuevo jefe de Togoville
...leer más...

Uganda revisará la ley sobre impuestos a redes sociales
...leer más...

Cerca de 30 partidos de la oposición nigeriana se alían contra Buhari
...leer más...

Fatumah Ahmed, primera mujer General de Brigada de Kenia
...leer más...

Paul Biya anuncia su candidatura a la presidencia de Camerún
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Y nos cansamos de enriquecer a nuestros opresores, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Los eslabones del cinturón verde, por Ana Henriquez
...leer más...
Desde Soweto llegan cantando , por Literafricas
...leer más...
Ana Palacios documenta la reinserción de los niños esclavos, por Roge Blasco
...leer más...
‘Our Africa’: oda a la utopía soviética, por Sebastián Ruiz
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

¿Por qué se ha quedado atrás África?
23/11/2017 -

Ni el colonialismo, el capitalismo o el libre comercio, fueron entonces las causas de la pobreza en África. Muchas de las antiguas colonias de Europa se han enriquecido precisamente porque han mantenido y adaptado algunas de las instituciones coloniales y porque han decidido participar en el comercio mundial. La pobreza africana precedió a la colonización del continente por parte de Europa y persiste hoy día. La pobreza es el resultado de malas políticas, la mayoría de las cuales fueron elegidas libremente por los líderes africanos después de su independencia.

Algunas cifras

Al igual que Europa, África comenzó siendo verdaderamente pobre. El profesor Angus Maddison, de la Universidad de Groningen, estimó que al comienzo de la era común, el ingreso medio per cápita en África era de 470 dólares estadounidenses al año (en dólares de 1990). El ingreso medio mundial era prácticamente el mismo que en África. Europa Occidental y el norte de África, que formaban parte del Imperio Romano, tenía un ingreso medio algo más elevado, unos $ 600. América del Norte, con un ingreso medio de $ 400, incluso se encontraba por detrás de África. En general, el mundo era a la vez muy pobre y no muy desigual.

Los orígenes de las desigualdades mundiales, que vieron a Europa occidental y, más tarde, a América del Norte adelantar al resto del mundo, se pueden atribuir al ascenso de ciudades-estado en el norte de Italia en el siglo XIV y durante el Renacimiento en el siglo XV. En el 1500, el europeo medio era aproximadamente el doble de rico que un africano medio. Pero la brecha real en los niveles de vida se expandió tras la revolución industrial que comenzó en Inglaterra a fines del siglo XVIII y se extendió a Europa y América del Norte en el siglo XIX.

En 1870, cuando los europeos controlaban menos del 10% del continente africano (principalmente el norte de África y Sudáfrica), los ingresos de Europa occidental ya eran cuatro veces más altos que los africanos. En otras palabras, Europa no necesitaba a África para ser rica. Europa colonizó África simplemente porque era próspera y, por lo tanto, más poderosa. Aquí, el análisis de la cronología de los acontecimientos no significa, ni justifica, ni trata de defender el colonialismo; pero sí nos ayuda a explicar este fenómeno.

El impacto de la colonización

Las fortunas africanas bajo el dominio colonial variaron. Se avanzó significativamente en términos de salud y educación. Maddison estima que en 1870 había 91 millones de africanos. En los años sesenta, el período de independencia, la población africana se triplicó, llegando a ser 285 millones. La OCDE estima que durante el mismo período, la proporción de la población educada en África aumentó de menos del 5% a más del 20%. Por otro lado, los europeos trataron a los africanos con desprecio y los sometieron a la esclavitud, la discriminación y la violencia. Esta violencia se intensificó durante la lucha por la independencia africana, cuando los poderes coloniales intentaron repeler a los nacionalistas africanos. Como resultado, los líderes africanos tomaron el control de los países donde la represión de la disidencia política ya estaba firmemente establecida. Pero, en lugar de derogar las leyes sobre censura y detención arbitraria, los líderes africanos las han mantenido y desarrollado.

La tentación soviética

Fue precisamente, por el hecho de que la dominación colonial hubiese sido tan sumamente degradante a nivel psicológico para los africanos en general, por lo que los líderes nacionalistas en particular, y los gobiernos africanos posteriores a la independencia estaban tan decididos a eliminar muchas de las instituciones coloniales. Como el estado de derecho, el gobierno responsable, los derechos de propiedad y el libre comercio eran trasplantes europeos, fueron abandonados. Al mismo tiempo, muchos líderes africanos optaron por emular las instituciones y las políticas económicas de un poder en ascenso que representaba exactamente lo opuesto al libre mercado occidental y la democracia liberal, es decir, el de la Unión Soviética.

Imitar a la URSS en la década de 1960 no fue una decisión completamente irracional. Durante la década de 1930, el país experimentó una rápida industrialización, transformando una nación campesina en un poder formidable. La industrialización le costó la vida a unos 20 millones de personas, pero permitió a la URSS triunfar sobre la Alemania de Hitler (a costa de 27 millones de vidas adicionales). A principios de la década de 1960, el país no solo produjo cantidades masivas de acero y armas, sino que también parecía estar listo para ganar la carrera científica contra Occidente, siendo Yuri Gagarin el primer hombre en viajar al espacio el 12 de abril de 1961.

El derroche y el asombroso atraso de la economía soviética no fue evidente hasta la década de 1970. En ese momento, desafortunadamente, el virus socialista infectó a una gran parte del continente africano, que adoptó un gobierno de un solo partido, que eliminó la rendición de cuentas, el estado de derecho, los derechos de propiedad y, en consecuencia, el crecimiento económico y social. Se impusieron controles de precios y salarios y el libre comercio fue sustituido por la autarquía.

La historia de amor de África y el socialismo duró hasta la década de 1990, cuando, finalmente, África comenzó a reinsertarse en la economía mundial. Las relaciones comerciales con el resto del mundo se han liberalizado en cierta medida, y los países africanos han comenzado a desregular sus economías, ascendiendo de esta manera en el informe Doing Business del Banco Mundial, que mide la calidad del clima empresarial. Dicho esto, incluso hoy, África sigue siendo el continente menos económicamente libre y el más proteccionista del mundo. Y es ahí, y no en el libre comercio, donde radica el problema.

Marian Tupy, Editor de HumanProgress.org

Fuente: Libre Afrique

[Traducción, Juan Vacas]

[Fundación Sur]

Artículos relacionados:

- La Economía Colaborativa comienza a preocupar al Sistema financiero establecido en los cinco continentes

- La economía solidaria, colaborativa y del bien común, crece imparable

- Las economías más potentes de África en 2017

- No subestime el poder de la economía informal de África en la economía mundial

El proteccionismo y los subsidios: una economía africana poco diversificada->http://www.africafundacion.org/spip.php?article22073]


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios