En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Se aplaza la firma de pacto de paz en Mozambique entre el gobierno y la RENAMO
...leer más...

El IVA entra en el sistema tributario angoleño
...leer más...

Una aplicación para combatir el hambre y el desperdicio de alimentos
...leer más...

El presidente de Burkina Faso pide justicia para todos
...leer más...

La guerra de bandas en Ciudad del Cabo
...leer más...

Grupos armados en África Central utilizan los controles de carretera como fuente de financiación
...leer más...

Impuesto "voluntario" en Burundi para financiar las elecciones de 2020
...leer más...

Libia no renunciará al acuerdo político firmado en Marruecos
...leer más...

El gobierno de Zimbabue rechaza acciones de la alianza opositora en EE.UU
...leer más...

El Consejo de Seguridad autoriza el apoyo de la ONU a las tropas del G5 en el Sahel
...leer más...

La UA advierte que 6.000 jihadistas del Estado Islámico podrían regresar a África
...leer más...

Taxis acuáticos en la ciudad de Lagos contra el infierno de los atascos
...leer más...

Los gaboneses en Francia se manifiestan contra la participación del Presidente Ali Bongo a la One Planet Summit de París
...leer más...

Un vuelo con 92 deportados somalíes de Estados Unidos regresa tras una escala en Dakar
...leer más...

Tanzania ordena el arresto de las alumnas embarazadas como elemento de disuasión
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Nongo, Nestor

Nacído en Bayaya, Región de Kasai Oriental), (República democrática del Congo.) Licenciado en ciencias políticas y sociología (universidad pontificia de Salamanca); licenciatura en estudios eclesiásticas y en teología (universidad pontificia de Comillas); grado en filosofía (Saint François Xavier. Mbuji-Mayi. RD Congo). Doctorando en ciencias políticas y sociología.

Analista de información internacional, especialista en comunicación pública y en política africana . Jefe de Área de Análisis informativo (Ministerio de la Presidencia). Investigador en CEMIRA (universidad Complutenese de Madrid). Miembro fundador de la asociación Tracaf ("Trabajando por el corazón de África").

Ver más artículos del autor


África, la eterna promesa , por Nestor Nongo

13 de noviembre de 2017.

África corre el riesgo de quedarse en una simple eterna promesa. Llevamos, como mínimo, una década leyendo en revistas especializadas y escuchando en distintos medios a gurús de la economía pronosticar que África es el futuro de la economía mundial. Razón no les falta, porque durante este tiempo África subsahariana, a pesar de los vaivenes de la economía mundial, viene presentando unas cifras de crecimiento por encima de la media internacional y ofreciendo numerosas oportunidades a los inversores. Un crecimiento que se sustenta principalmente en las exportaciones de sus inmensas reservas de materias primas, a la inversión directa exterior (impulsada en gran medida por China e India), a una mayor urbanización del continente con una incipiente clase media y a los importantes cambios demográficos que se están experimentando.

Como consecuencia de lo anterior, se prevé que en los próximos años una parte importante de la población africana verá incrementada su renta hasta equipararse a las de las clases medias de China, convirtiéndose así en demandantes de nuevos productos.

Pero, se teme que todas estas expectativas queden en simples augurios debido a la falta de una verdadera visión (y voluntad) política de los dirigentes africanos para aprovechar estas potencialidades en beneficio de la mayoría. Y el hecho de que los efectos de esa bonanza no hayan llegado todavía, después de casi dos lustros, a una parte importante de la población, ya es un síntoma de que se está tratando de un espejismo.

La corrupción, ese mal endémico presente en la gestión de lo público en África, explica en buena parte el empantanamiento continental. Cada año desaparecen más de 50.000 millones de dólares por culpa de esa lacra, el doble de lo que supone la ayuda oficial internacional. Un dinero que si entrara cada año –y de forma honesta– a las arcas de los Estados, y fuera bien gestionado, cambiaría seguramente el destino del continente. No hay que perder de vista, además, que muchos males que atenazan al pueblo africano (hambre, enfermedades, guerras, falta absoluta de infraestructuras…) son consecuencias directa de la corrupción.

¡Lástima que este ciclo no haya coincidido con una nueva y renovada generación de dirigentes en el continente! Al contrario, África sigue dominado por los llamados ‘dinosaurios’, un conjunto de líderes que llevan décadas en el poder en varios países, han envejecido en sus puestos –que no parecen dispuestos a abandonar– y siguen perpetuando sus malos hábitos. A estos líderes y a sus clubes de amigos se los conoce por sus lujosos estilos de vida, muy alejados de los de la inmensa mayoría de las poblaciones de sus países, y por una escasa labor política a pesar de sus cargos.

Para que el continente deje de ser de una vez eterna promesa, los ‘dinosaurios’ deberían dejar sitio a una nueva generación que sepa aprovechar todos los recursos y ponerlos al servicio del pueblo y luchar con valentía contra la lacra de la corrupción y sus tentáculos (nacionales e internacionales).

Original en : Amplio Mundo mi Ciudad



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios