En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día . por Liliana A. Negrín
...leer más...
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Iniciativas de la iglesia en Burundi para dar asistencia a la minoría étnica Batwa, los pigmeos olvidados
...leer más...

España se asegura el suminisrtro de gas argelino para los próximos doce años
...leer más...

Ghana primer país de África subsahariana en eliminar el tracoma
...leer más...

Kakuma alberga el primer TEDx Talk en un campo de refugiados
...leer más...

El ministro de Educación de Burkina Faso urge a actuar en el sistema educativo
...leer más...

Doble asesinato en una mezquita de Sudáfrica
...leer más...

Iniciada la segunda fase de geolocalización de pesqueros senegaleses
...leer más...

La Iglesia Episcopal de Sudán del Sur pone en marcha una estación de radio en la ciudad de Bor
...leer más...

Un ugandés gana el premio África por desarrollar una prueba de malaria sin sangre
...leer más...

La policía de Maridi advierte a los ciudadanos sobre el intento de suicidio
...leer más...

Desciende la inflación en Nigeria tras dos años de alza
...leer más...

El gobierno de Tanzania impone duras condiciones a los sitios webs
...leer más...

La crisis humanitaria de Malí se agrava con la sequía y la desnutrición
...leer más...

Crisis del agua en Sudáfrica: levantado el estado de desastre natural
...leer más...

¿Argelia en transición?
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


El arte de la tela de barro, por Chema Caballero

6 de noviembre de 2017.

El colectivo maliense Grupo Bogolan Kasobane expone por primera vez su trabajo en España

Era el año 1978 y un grupo de estudiantes de Bellas Artes en el Instituto Nacional de Arte (INA) de Bamako se enfrentaba a serios problemas a la hora de querer utilizar acrílicos, óleos… no les era fácil conseguir material de calidad. Además, eran amantes de las tradiciones de su país, y muchas de las técnicas que los malienses habían utilizado durante siglos estaban vetadas en los estudios académicos. Ellos se revelaron contra esa tiranía y durante cuatro años recorrieron las aldeas más remotas de Malí para conocer mejor el arte del bogolan directamente de las mujeres que fabricaban el método traducido como tela de barro y que consiste en una tela de algodón tejida a mano, teñida y pintada con un barro especial.

El progreso obra de Bogolan Kosobane

Estos jóvenes eran Kandioura Coulibaly, Klètigui Cembélé, Boubacar Doumbia, Souleymane Goro, Baba Fallo Keita y Néné Thiam. Bajo el liderazgo de Coulibaly hasta su muerte en diciembre de 2015 y en la actualidad de Thiam, única mujer del grupo, estos artistas utilizan el bogolan en sus pinturas como una forma de reivindicar su herencia maliense. Firman sus obras comoGroupe Bogolan Kasobane. Kasobane es una palabra bambara que se puede traducir por la prisión ha terminado, somos libres, que resume la determinación del grupo de utilizar solo materiales que se obtienen naturalmente en Malí y evitar el uso de los que no son propios del país.

Souleymane Goro, que viajó recientemente a España en representación del colectivo, explica que tradicionalmente su fabricación es un trabajo comunitario. Primero las mujeres hilan el algodón que luego pasan al tejedor que en su telar tradicional teje tiras de 15 centímetros de ancho que cose con el mismo hilo de algodón para conseguir la tela. Esta regresa a las mujeres para su teñido. Para ello, primero sumergirán el tejido en un líquido en el que han cocido o machacado hojas de un árbol al que se conoce localmente como n’galama (Anogeissus leiocarpa). Tras secarse al sol, se pinta en la tela con el barro los motivos elegidos por el artista. El contacto de este con el tinte dará el color negro. Luego con jabón tradicional se lavan las partes que se quieren blancas. El contraste del negro u ocre y el blanco muestra dibujos.

Durante sus investigaciones, los miembros de Kasobane aprendieron que el bogolan no era solo una técnica de pintura sino que también contenía una especie de vocabulario encriptado a través del cual las mujeres transmitían un mensaje: contaban historias, pasaban consejos para la vida, para ellas, advertían de peligros… Algo que estaba al borde de la desaparición pero que ellos han rescatado al interesarse no solo por la técnica sino también por todo lo que significa y rodea a este arte. Gracias al esfuerzo del grupo, en la actualidad el bogolan es una asignatura oficial en el INA y artistas de todo el mundo acuden para aprender la técnica a los centros que el colectivo tiene en Bamako y en Segou.

Ahora, por primera vez, se puede visitar en España una muestra del trabajo del grupo. Del 10 de octubre al 10 de diciembre el Museo de arte africano Arellano Alonso de Valladolid exhibe, por un lado, una breve historia del bogolan tal y como lo hacen las mujeres y su lenguaje y, por otro, una muestra del trabajo del Grupo Bogolan Kasobane y también de su labor como transmisores de esta técnica. Se trata de una exposición comisariada por la artista y pintoraIrene López de Castroy que cuenta con el aval de la Embajada de España en Malí y del Ministerio de Cultura maliense. En mayo llegará a Madrid, alCentro Cultural Casa de Vacas de El Retiro. En esta ocasión será mucho más amplia y junto al trabajo de los maestros se podrán apreciar algunos de los de sus alumnos esparcidos por todo el mundo. Junto a la exposición se celebrarán talleres de bogolan y otras actividades paralelas. A través de la ONG Proyecto África Amigos de Malíse pueden realizar donaciones para la realización de este proyecto.

Los miembros del Kasobane nunca firman sus obras como individuos, siempre lo hacen como grupo. Goro explica que es así porque “como en todas las cosas la fuerza reside en el grupo. No es el trabajo de una persona lo que cuenta, sino la unión de muchos. Por eso hemos querido estar juntos y todos somos profetas: juntos podemos hacer algo nunca antes visto. El grupo, además, es parte de nuestra propia cultura, es parte de nuestra historia y es el presente y el futuro. Por eso trabajamos en grupo para hablar del pasado, del presente y del futuro”. Es también una forma de “lanzar un mensaje de paz y cultura”, añade en otro momento de la conversación.

Goro admite: “La técnica del bogolan la conocíamos desde que éramos pequeños, pero queríamos avanzar en ella. Los estudios del Instituto Nacional de Arte nos abrieron la mente y con este nuevo conocimiento pudimos coger nuestras tradiciones y utilizarlas para hacer arte contemporáneo”.

Entre las obras del colectivo que han llegado a España se puede ver el cuadro El origen de la tierra, una tela que mide casi tres metros por 1,80 y que resume la cosmología dogón, la creación de la tierra: “dios hizo descender un gran torbellino y dando vueltas se creó un huevo en su interior. Dando vueltas y vueltas el huevo se calentó y eclosionó. Los pedacitos de cáscara se convirtieron en la tierra, la clara en el agua: el mar, los ríos, y de la yema sale el hombre. Así explican los dogones cómo se creó la tierra”, cuenta Goro que además es presidente mundial de la Asociación para la conservación de la cultura dogón.

Otros cuadros contienen denuncias sociales como el culto al dinero, el hambre… o reflejan la realidad actual de la era digital donde “cada vez el hombre se desarrolla más pero se hace más pequeño”, comenta Goro al hablar de la obra El progreso.

Todos los miembros de este colectivo resaltan que su arte es también un homenaje a sus madres, guardianas de la belleza, de la tradición y de la cohesión social, como se explicita en el catálogo de la exposición.

Goro está convencido de que esta exhibición es una buena oportunidad para dar a conocer la cultura maliense en España y “anima a los jóvenes artistas españoles a conocer Malí para que por medio de los intercambios culturales se pueda crear una sola tierra”.

Estevídeorealizado por Tiecoura N’Daouayuda a conocer un poco mejor al Groupe Bogolan Kasobane y su trabajo:

Original en : Blogs de El País - África no es un país



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios