En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día . por Liliana A. Negrín
...leer más...
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El primero de septiembre elecciones legislativas en Mauritania
...leer más...

Dimite el jefe de la policía de Gambia por la muerte a tiros de tres manifestantes en la aldea de Faraba Banta
...leer más...

19.200 toneladas de café exportadas desde Mayombe, en Congo RDC
...leer más...

16.000 desplazados desde enero por la inseguridad en la frontera entre Malí y Niger
...leer más...

Somalilandia libera a un monarca
...leer más...

Las aerolíneas africanas encabezan la nueva lista negra de la Unión Europea sobre seguridad aérea
...leer más...

La misión angoleña de Lukula-Nzenze celebra sus 125 años
...leer más...

El presidente de Costa de Marfil anuncia medidas inmediatas tras las inundaciones que causaron 20 muertos
...leer más...

La policía de Gabón arresta a 5 nigerianos que transportaban cannabis
...leer más...

Incitación a la violencia de género desde las redes sociales en Argelia
...leer más...

La Exposición Internacional de Empleos y Oficios de Burkina Faso
...leer más...

Trescientos cuarenta casas MIBA confiscadas por los jubilados de esta empresa
...leer más...

El norte de África a la vanguardia en Objetivos de Desarrollo según la UA
...leer más...

Marruecos confirma resultados de bachillerato para el 22 de junio
...leer más...

El ayuntamiento de Akanda y Airtel Gabon cooperan para difundir un mensaje en defensa del media ambiente
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Un árbol que podría regenerar las zonas áridas de África. por Bartolomé Burgos
...leer más...
Belgrano, mucho más que el creador de la bandera, Omer Freixa
...leer más...
Una vuelta por Kinshasa
...leer más...
Alex Ikot: de Guinea Ecuatorial al mundo, por Afribuku
...leer más...
Patxi Zubizarreta ¡Corre, Kuru, corre!, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Umoja, un pueblo para las mujeres en Kenia
07/11/2017 -


La situación de las mujeres en África no es envidiable y Kenia no es una excepción. En respuesta, hace más de 30 años las kenianas crearon una aldea donde pueden vivir felices. Rahimat Emozozo explica en su artículo la increíble historia de estas mujeres independientes, que viven en una aldea prohibida a los hombres y que, gracias a su espíritu emprendedor, han conseguido huir de la pobreza.

En África, las mujeres se han visto perjudicadas por la falta de independencia social y financiera, especialmente en las regiones más pobres. Las culturas locales les han impuesto la dependencia de los hombres, lo que a menudo obliga a las familias pobres a vivir de una sola fuente de ingresos. Las perspectivas financieras y profesionales de las mujeres son, en muchas ocasiones, poco alentadoras.

El sistema patriarcal que existe en la mayor parte del continente africano expone a las mujeres a malos tratos y a abusos. Por otro lado, muchas costumbres y tradiciones, perpetuadas por las culturas locales, son contrarias a las libertades, no solo sociales, sino también físicas, de las mujeres: desde el matrimonio a edades tempranas, hasta la mutilación genital y los delitos de homicidio.

Umoja, un pueblo solo para mujeres

En algunas culturas, particularmente en el norte de África, los casos de agresión sexual contra las mujeres todavía se resuelven mediante el matrimonio del agresor con la víctima. En el pasado, las mujeres eran expulsadas de sus hogares para vivir separadas de sus familias y comunidades. Hoy en día, las leyes vigentes en estos lugares tampoco garantizan que los maridos violentos que cometan abusos sean llevados ante la justicia. Estas leyes continúan tratando a las mujeres como culpables, sin protegerlas del abuso masculino, tanto dentro como fuera del hogar. Al fin y al cabo, este razonamiento conduce a que las mujeres, una vez casadas, se conviertan en propiedad de los hombres.

Sin embargo, un pequeño pueblo de Kenia ha puesto en tela de juicio esta mentalidad durante casi tres décadas. Después de sufrir continuos abusos por parte de su esposo, Rebeca Lolosoli formó Umoja en 1990, una aldea "femenina" en la región de Samburu en Kenia (a 300 km de Nairobi) que quedaba prohibida para los hombres. Su deseo era crear un refugio para las mujeres maltratadas que buscaban liberarse de la sociedad tóxica e injusta de la que provenían. En Umoja, todas las casas y edificios, incluyendo la escuela, han sido construidos con recursos naturales por las habitantes locales, es decir, por todas las mujeres del pueblo. Para proteger a las mujeres, los hombres tienen prohibido vivir allí.

Cambio a través del emprendimiento

Si Umoja sobrevivió es gracias al espíritu emprendedor. Como se podría esperar de una aldea habitada solo por mujeres, uno de sus mayores desafíos ha sido generar ingresos en una cultura que las desanimaba a trabajar. Durante los primeros años de este proyecto, las mujeres ganaban dinero vendiendo joyas hechas a mano en la carretera principal que pasa cerca de Umoja. Con los años, fueron forzadas a abandonar estos caminos, debido a la presencia de hombres de los alrededores que asaltaban y robaban con frecuencia a quienes vendían objetos.

El pueblo ha atraído cada vez más atención, gracias a la originalidad de su mini sociedad. Tras un giro muy favorable de los acontecimientos, las mujeres residentes utilizaron esta atención para conseguir que el comercio artesanal, que antes se concentraba en la carretera principal, pasase por su aldea, donde ahora hacen todos sus negocios. Las visitas regulares de turistas que quieren conocer Umoja han creado una fuente estable de ingresos para todas las residentes de la aldea. Gracias al turismo y a su existencia como una sociedad autónoma y femenina, las habitantes de Umoja han conseguido liberarse del patriarcado cultural y han adquirido cierta estabilidad financiera, libertad y una independencia real.

¿Y en el futuro?

Servicios como M-PESA, un servicio de dinero móvil en Kenia, están aumentando la seguridad de los fondos y ayudando a reducir el coste de protección del dinero ante los ladrones. Gracias a la posibilidad de utilizar dinero móvil incluso en aldeas remotas como Umoja, las transacciones con clientes rara vez requieren un intercambio mano a mano, ya que los turistas pueden comprar joyas y recuerdos pagando directamente con sus teléfonos móviles. Tras la compra, los ingresos se almacenan de forma segura y remota en una cuenta virtual para su utilización por parte de las vendedoras.

Además de ser totalmente capaces de construir su propia infraestructura, administrar sus propias escuelas, proporcionar un suministro constante de agua y cultivar sus propios alimentos, estas mujeres también se han hecho cargo de cuestiones de seguridad y cumplimiento de la ley. En general, la aplicación de la ley se considera un bien público en la sociedad moderna. Sin embargo, existen ejemplos de situaciones en las que los bienes que proporciona la esfera pública no son suficientes. En este caso, la aplicación de la ley en comunidades como Umoja y las aldeas vecinas perpetúa un sesgo en contra del bienestar de las mujeres. Por esta razón, las mujeres no pueden confiar en los agentes del Estado para garantizar la justicia y la seguridad. Por esta razón, las residentes de la aldea de Umoja han decidido usar su propio organismo de protección: ellas mismas. Para ello, han puesto en marcha un sistema de rotación para garantizar la seguridad, la ley y el orden.

Durante casi 30 años, estas mujeres han logrado hacerse cargo de sí mismas y vivir de forma independiente en su pequeña aldea. Estoy seguro de que continuarán haciéndolo gracias a su sentido de la cooperación y su espíritu emprendedor.

Rahimat Emozozo

* Rahimat Emozozo es estudiante del grado de economía en el Johnson Center for Political Economy en la Universidad de Troy.

Fuente: Afrik.com - Artículo publicado en colaboración con Libre Afrique

[Traducción: Elvira Vara]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- La prosperidad de Kenia está en manos de las mujeres

- ¿Por qué las mujeres en África, están tan mal protegidas?

- Mujeres en Kenia huyen de los abusos de la sociedad y crean un pueblo sólo para mujeres

- Kenia: La difícil búsqueda de justicia de una mujer


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios