En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Ruanda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Burundi
...leer más...
Panorámica histórica y etnográfica del Sahel, Documento de seguridad y defensa nº. 78
...leer más...
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El Coronel Gebregziabher Alemseged ’Gebre Dilla’ arrestado en Etiopía
...leer más...

El cambio climático amenaza dos tercios de las ciudades africanas
...leer más...

Así se celebrará la Jornada Mundial de los Pobres en Uagadugú, Burkina Faso
...leer más...

La justicia ugandesa acelera las audiencias de las víctimas de violación
...leer más...

Las agencias de empleo en Uganda participan en la trata de personas
...leer más...

Libia pospone la fecha de las elecciones de París
...leer más...

La conferencia de Palermo sobre Libia, clave para la estabilidad mediterránea
...leer más...

El Papa Francisco visitará Marruecos para mejorar la relación con el Islam
...leer más...

La semana del petróleo de África 2018 optimista de cara al futruro
...leer más...

ACNUR pide a los Estados medidas más decisivas contra la apatridia
...leer más...

El Consejo de Seguridad de la ONU levanta las sanciones contra Eritrea
...leer más...

Sudán invita a empresas rusas a participar en la licitación para proyectos petroleros
...leer más...

Encuentro en Ankorondrano: se dieron a conocer las anomalías de la primera ronda de las presidenciales de Madagascar
...leer más...

Doce muertos en enfrentamientos étnicos entre oromos y somalíes en Moyale al sur de Etiopía
...leer más...

Nigeria trata que Alison-Madueke sea extraditada del Reino Unido para enfrentarse a cargos de corrupción
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Jurisprudencia callejera en Ghana, por Bartolomé Burgos
...leer más...
“La República fantástica de Annobón” o la imposición de una utopía, por Literafricas
...leer más...
Chema Caballero informa como actúa Boko Haran en los montes Mandara en Camerún, por Roge Blasco
...leer más...
Presencia africana en la Champions, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Por qué hoy se celebra el Día de la Afroargentinidad, por Omer Freixa
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

El falso panafricanismo de Paul Kagame
17/10/2017 -

El gobernante de Ruanda se presenta a menudo como un panafricanista. Pero, ¿qué panafricanista dirige una brutal dictadura implicada en el asesinato de al menos tres presidentes africanos y ha cometido crímenes de guerra bien documentados, crímenes de lesa humanidad y genocidio en su país y en la región de los Grandes Lagos? Un peón imperialista no arrepentido. No se conoce en la historia ningún otro gobernante africano que haya infligido más humillación a sus conciudadanos y a otros africanos que Kagame.

El presidente Kagame ha participado en una de las numerosas costosas peregrinaciones que él hace a los Estados Unidos cada año. Esta vez fue uno de los varios líderes mundiales que asistieron a los rituales anuales de las reuniones de la Asamblea General. Además de las fotos, Kagame ha hablado en eventos en los que reiteradamente argumentó que consiguió un 99% de los votos en las elecciones presidenciales del 4 de agosto, allanando el camino a una presidencia vitalicia. En el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York, estuvo visiblemente molesto por las cuestiones relacionadas con sus abusos contra los derechos humanos, el cierre del espacio político y el incesante linchamiento de sus opositores políticos. En la Brookings Institutión, en Washington DC, habló sobre la Agenda de Reformas de la Unión Africana, que sus colegas africanos le han encargado supervisar.

A menudo, cuando bajo presión interna o externa para democratizar, respetar los derechos de los ciudadanos de Ruanda y frenar su comportamiento beligerante hacia los vecinos de Ruanda, Kagame adopta el lenguaje de la historia común de África, un futuro común y autoconfianza colectiva, promovido por africanistas como Marcus Garvey. WEB. Du Bois, Julius Nyerere, Kwameh Nkrumah y muchos otros en el continente africano y en la Diáspora.

Sin embargo, a pesar de su engañosa prestancia, un falso vocabulario de nacionalismo y panafricanismo, Kagame es un vicioso dictador en su país que trabaja en contra de los intereses de África.

En Ruanda, es responsable de dirigir una dictadura brutal, asesinando al Presidente de Ruanda Juvenal Habyarimana y al Presidente de Burundi Cyprian Ntaryamira ; asesinando cientos de miles, si no millones, de hutus, y persiguiéndolos con venganza en la República Democrática del Congo. Varios informes de la ONU, incluyendo un Informe de Naciones Unidas de 2010, documentaron crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad e incluso posibles actos de genocidio contra hutus ruandeses.

En la República Democrática del Congo, informes fidedignos de ONGs internacionales y organizaciones de derechos humanos han documentado hasta seis millones de vidas congoleñas perdidas debido a las guerras de agresión y saqueos de Kagame.

En Burundi, la campaña de desestabilización de Kagame ha dejado a cientos de miles de burundeses acampados como refugiados en países vecinos.

En su dictadura de casi dos décadas y media, Kagame ha mandado a su ejército o sus representantes luchar en Uganda, Zimbabwe, Angola, Namibia, y fue el cerebro del asesinato de Laurent Kabila, presidente de la República Democrática del Congo.

Dentro y fuera de África, Kagame se ha distinguido con un desvergonzado oportunismo para apoyar a potencias occidentales en sus mal planeados proyectos de cambio de régimen.

En un artículo redactado para él, con el consejo de la embajadora Susan Rice en Washington DC y el ex primer ministro británico Tony Blair en Londres, Kagame escribió:

"Por lo tanto, es alentador que miembros de la comunidad internacional parecen haber aprendido las lecciones de ese fracaso. A través de la Resolución 1973 de las Naciones Unidas, estamos viendo una comprometida intervención para detener la crisis que se estaba desarrollando en Libia. Gracias a ello, el mundo vio en los márgenes de este conflicto, que si no se hubiera tomado esta acción, habría continuado el bombardeo de las ciudades y pueblos de ese país, muy probablemente Benghazi hubiera sufrido el peso de una feroz administración y cientos de miles de vidas podrían haberse perdido.

Dado el mandato primordial de la Operación Odyssey Dawn de proteger a los civiles libios de los ataques patrocinados por el Estado, Ruanda sólo puede apoyarlo. Nuestra responsabilidad de proteger es incuestionable: esto es lo correcto, y esta opinión está respaldada por la autoridad de haber presenciado y sufrido las terribles consecuencias de la inacción internacional”.

Anteriormente, en 2003, Kagame ofreció Ruanda junto a, solamente, otros tres países africanos (Etiopía, Eritrea y Angola) para formar parte de la "coalition of the willing” que apoyó el proyecto Bush-Blair contra Irak basado en la falsa información de inteligencia de poseer armas de destrucción masiva.

Muammar Gaddafi y Saddam Hussein eran obviamente dictadores con terribles historiales de derechos humanos. Su destino fue sellado por las potencias occidentales, no por sus presuntos abusos contra los derechos humanos o armas de destrucción masiva, sino por otras consideraciones geo-estratégicas de las que Kagame y su pequeño Ruanda no formaban parte. Irónicamente, si los abusos de derechos humanos hubieran sido una consideración primordial, Kagame habría muerto de manera tan miserable como Gaddafi o Hussein.

En las operaciones de mantenimiento de la paz en lugares problemáticos de África (Sudán, Sudán del Sur, República Centroafricana, Malí) y más allá, oficiales de Kagame, exclusivamente tutsis, con graves antecedentes de violación de derechos humanos se convirtieron en los queridos, bien pagados militares de parte de EE.UU. y otros poderes occidentales

En la segunda de sus seis Reith Lectures de la BBC,
“The African Condition”, el fallecido Ali Mazrui, distinguido estudioso africano, declaró que "entre las víctimas de mayor humillación y desprecio, son los africanos y las personas de ascendencia africana los que más han sufrido en la historia moderna."

Ningún otro gobernante africano conocido en la historia remota o reciente ha infligido más humillación y menosprecio a sus conciudadanos y otros africanos que Kagame. Sobrevive y prospera no porque sea un héroe nacional y panafricanista, sino porque trabaja contra su pueblo y los intereses africanos.

Theogene Rudasingwa

* Theogene Rudasingwa es ex Jefe de Gabinete de Paul Kagame y Embajador emérito de Ruanda en los Estados Unidos.

Fuente: Pambazuka

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Victoire Ingabire en peligro porque Kagame endurece su postura en Ruanda

- Las valientes líderes de Ruanda: Ingabire y Rwigara

- Seis años después del arresto de Ingabire y veinte de la invasión de la República Democrática del Congo

- Ruanda se retira de la Corte Africana de Derechos Humanos

- Conflicto y postconflicto en Ruanda (1990-2017) (parte 5/6)

- Conflicto y postconflicto en Ruanda (1990-2017) (parte 4/6)

- Conflicto y postconflicto en Ruanda (1990-2017) (parte 3/6)

- Conflicto y postconflicto en Ruanda (1990-2017) (parte 2/6)

- Conflicto y postconflicto en Ruanda (1990-2017) (parte 1/6)

- Expulsión de Ruanda de la abogada de Victoria Ingabire

- Justicia para Victoire Ingabire

- La opositora ruandesa Diane Rwigara ha sido detenida

- Diane Shima Rwigara la mujer que reta a kagame en las presidenciales presenta de nuevo su candidatura


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios