En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Aproximación ideológica sobre lo afrovenezolano en la historiografía venezolana : una mirada antropológica por Meyby Ugueto-Ponce
...leer más...
Ocupación del espacio y Usos de los recursos naturales en el Alto Atlás marroquí : el caso de los agro-pastores bereberes Aït Ikkis y el agdal del Yagour. por Pablo Domínguez
...leer más...
Ruanda: Las causas profundas que dificultan el relanzamiento de la agricultura, por Charles Ndereyehe
...leer más...
El Desarrollo Sostenible como única alternativa realista, para África y el mundo, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
Etiópico, por Carolina Grandela Tortuero
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Escalada masiva de la violencia sexual en Sudán del Sur
...leer más...

Obasanjo "defiende" los medios de comunicación
...leer más...

Un elefante mata a un "entrenador" en Vic Falls
...leer más...

Unos 12 kilogramos de oro producidos de residuos mineros en el sudanés estado de Río Nilo
...leer más...

Namibia lenta en la implementación de proyectos
...leer más...

UNITA quiere refundar el Estado angoleño
...leer más...

Los líderes de las protestas del Camerún anglófono a juicio
...leer más...

Concentración multitudinaria en Madrid para demandar la liberación de los presos políticos saharauis y la anulación del juicio Gdeim Izik
...leer más...

El 1 de agosto entra en servicio el tercer avión de Binter Cabo Verde
...leer más...

Ghana y Malta reforzarán cooperación
...leer más...

Reporteros Sin Fronteras exige explicaciones sobre la expulsión de Marruecos de los periodistas españoles José Luis Navazo y Fernando Sanz
...leer más...

En Senegal se han realizado más de 5 millones de tarjetas biométricas para votantes
...leer más...

El Instituto Internacional de la Prensa preocupado por el estado de emergencia en Zambia
...leer más...

Sudán lanzará campaña de desarme en Darfur antes de finales de 2017
...leer más...

El Gobierno de Sudán apoya los esfuerzos industriales del sector privado
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Ni paz ni guerra en Casamance, por José Naranjo
...leer más...
The Salooni: “El cabello es una muestra de identidad pero se ha politizado” , por Wiriko
...leer más...
Globalización de la indiferencia, por Federico Mayor Zaragoza
...leer más...
Idoia Moreno Olabuenaga, una enfermera en Kivu Sur, por Roge Blasco
...leer más...
Tráfico y abuso a migrantes indocumentados en tránsito , por Ika Oliva Corado
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Mensaje del Papa al G20
10/07/2017 -

A Su Excelencia

Angela Merkel

Canciller de la República Federal de Alemania

Después de nuestro reciente encuentro en el Vaticano y en respuesta a su oportuna solicitud, deseo transmitirle algunas consideraciones muy importantes para mí y para todos los pastores de la Iglesia Católica, de cara a la próxima reunión del G-20, en la que participan los Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de las principales economías del mundo y las más altas autoridades de la Unión Europea. Sigo así también una tradición iniciada por el Papa Benedicto XVI en abril de 2009, durante el G20 en Londres. Mi predecesor escribió a Vuestra Excelencia en 2006 en ocasión de la presidencia alemana de la Unión Europea y del G8.

En primer lugar quisiera expresar a usted y a los líderes que se reunirán en Hamburgo mi aprecio por los esfuerzos realizados para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad de la economía mundial, con especial atención a los mercados financieros, el comercio, las cuestiones fiscales y, más en general, , a un crecimiento económico en todo el mundo que sea incluyente y sostenible (ver. Comunicado G20 Hangzhou, 5 de septiembre de 2016). Estos esfuerzos, como prevé el programa de trabajo de la Cumbre, son inseparables de la atención prestada a los conflictos en curso y al problema mundial de las migraciones.

En el documento programático de mi pontificado dirigido a los fieles católicos, la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, propuse cuatro principios de actuación para la construcción de sociedades fraternales, justas y pacíficas: el tiempo es superior al espacio; la unidad prevalece sobre el conflicto; la realidad es más importante que la idea; y el todo es superior a la parte. Es obvio que estas líneas de acción pertenecen a la sabiduría multisecular de toda la humanidad y por lo tanto creo que también pueden servir como una contribución a la reflexión sobre la reunión de Hamburgo y también para evaluar sus resultados.

El tiempo es superior al espacio. La gravedad, la complejidad y la interconexión de los problemas del mundo son tales que no hay soluciones inmediatas y completamente satisfactorias. Por desgracia, el drama de la migración, inseparable de la pobreza y exacerbado por las guerras, es una prueba. Es posible, en cambio, poner en marcha procesos capaces de ofrecer soluciones progresivas y no traumáticas y de llegar, en relativamente poco tiempo a una libre circulación y a la estabilidad de las personas que sean beneficiosas para todos. Sin embargo, esta tensión entre el espacio y el tiempo, entre el límite y la plenitud, requiere un movimiento exactamente opuesto en la conciencia de los gobernantes y los poderosos.

Una solución eficaz , extendida necesariamente en el tiempo, sólo será posible si el objetivo final del proceso está claramente presente en su planificación. En los corazones y las mentes de los gobernantes y en cada una de las fases de aplicación de las medidas políticas es necesario dar prioridad a los pobres, los refugiados, los que sufren, los desplazados y excluidos, independientemente de su nación, raza, religión o cultura, y rechazar los conflictos armados.

En este punto, no puedo dejar de dirigir a los Jefes de Estado y de Gobierno del G-20 y a toda la comunidad mundial un sentido llamamiento por la trágica situación en Sudán del Sur, la cuenca del lago Chad, el Cuerno de África y Yemen, donde hay 30 millones de personas que no tienen comida y agua para sobrevivir. El compromiso de afrontar urgentemente estas situaciones y proporcionar apoyo inmediato a esas poblaciones será un signo de la seriedad y sinceridad del compromiso para reformar la economía mundial y una garantía de su buen desarrollo.

La unidad prevalece sobre el conflicto. La historia de la humanidad, incluso en la actualidad, presenta un vasto panorama de conflictos actuales o potenciales. La guerra, sin embargo, nunca es una solución. En las proximidad del centenario de la carta de Benedicto XV a los Jefes de los pueblos beligerantes , me siento obligado a pedir al mundo que ponga fin a todas estas masacres inútiles. El objetivo del G-20 y de otras reuniones anuales similares es resolver pacíficamente las diferencias económicas y encontrar reglas financieras y comerciales comunes que permitan el desarrollo integral de todos, para cumplir la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Ver Comunicado del G-20 en Hangzhou). Sin embargo, esto no será posible si todas las partes no comprometen a reducir sustancialmente los niveles de conflicto, a detener la carrera de armamentos y a abstenerse de involucrarse directa o indirectamente en los conflictos, así como si no se acepta discutir con sinceridad y transparencia de todas las divergencias. Es una contradicción trágica e incoherente la unidad aparente en los foros comunes con fines económicos o sociales y la persistencia deseada o aceptada de enfrentamientos bélicos.

La realidad es más importante que la idea. Las trágicas ideologías de la primera mitad del siglo XX han sido sustituidas por las nuevas ideologías de la autonomía absoluto de los mercados y de la especulación financiera (cf .. EG, 56). Dejan un doloroso rastro de exclusión y de descarte, e incluso de muerte. En los éxitos políticos y económicos que, sin embargo, no han faltado en el siglo pasado, se encuentra siempre un pragmatismo sano y prudente, guiado por el primado del ser humano y por la búsqueda para integrar y coordinar realidades diferentes y a veces contrastantes, a partir del respeto de cada uno de los ciudadanos, individuales. En ese sentido rezo para que la Cumbre de Hamburgo esté iluminada por el ejemplo de los líderes europeos y mundiales que siempre han favorecido el diálogo y la búsqueda de soluciones comunes: Schuman, De Gasperi, Adenauer, Monnet y muchos otros.

El todo es superior a la parte. Los problemas deben ser resueltos en concreto y prestando la debida atención a sus peculiaridades, pero las soluciones, para ser duraderas, no pueden dejar de tener una visión más amplia y considerar las repercusiones en todos los países y todos sus ciudadanos, además de respetar sus opiniones y pareceres. Me gustaría repetir la advertencia de que Benedicto XVI dirigió al G-20 en Londres en 2009. Aunque es razonable que las cumbres del G-20 se limiten al reducido número de países que representan el 90% de la producción mundial de bienes y servicios, esta misma situación debe mover a sus participantes a una reflexión profunda. Aquellos -Estados – y personas – cuya voz tiene menos fuerza en la escena política mundial son precisamente los que más sufren los efectos perniciosos de las crisis económicas de las que tienen poca o ninguna responsabilidad. Al mismo tiempo, esta gran mayoría que en términos económicos representa sólo el 10% del total, es la parte de la humanidad que tendría el mayor potencial para contribuir al progreso de todos. Por lo tanto es necesario tener siempre como punto de referencia a las Naciones Unidas, los programas y las organizaciones asociadas y los organismos regionales, respetando y honrando los tratados internacionales y seguir promoviendo el multilateralismo, para que las soluciones sean verdaderamente universales y duraderas, en beneficio de todos (cf. . Benedict o XVI, Carta al Hon. Gordon Brown, 30 de Marzo, 2009).

He querido ofrecer estas consideraciones como una contribución a la labor del G-20, confiando en el espíritu de solidaridad responsable que anima a todos los participantes. Invoco por lo tanto la bendición de Dios sobre la reunión en Hamburgo y sobre todos los esfuerzos de la comunidad internacional para activar una nueva era de desarrollo innovadora, interconectada, sostenible, respetuosa del ambiente e incluyente de todos los pueblos y todas las personas y (Ver. Comunicado G-20, Hangzhou).

Por favor, acepte, Excelencia, mis expresiones de la más alta consideración y estima.

Fuente: ZENIT

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Discurso del Papa a los líderes de la Unión Europea

- El Papa Francisco recibió al presidente de la República Democrática del Congo y pidió "paz y estabilidad"

- Entrevista al Papa Francisco en el avión de vuelta a Roma desde la República Centroafricana

- El Papa crea dos nuevas Diócesis en Guinea Ecuatorial y nombra los primeros Obispos de Evinayong y Mongomo


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios