En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Burundi
...leer más...
Panorámica histórica y etnográfica del Sahel, Documento de seguridad y defensa nº. 78
...leer más...
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El presidente de Ruanda reemplaza a Mushikiwabo como ministra de Asuntos Exteriores tras su elección cono Secretaria General de la Francofonía
...leer más...

La coalición opositora de Togo preocupada por la reaparición de la "milicia de Auto Defensa·" llama a Akufo-Addo y Alpha Condé
...leer más...

África, los costes de una urbanización acelerada
...leer más...

El Presidente Barrow da la bienvenida a los planes agrícolas de Francia en Gambia
...leer más...

Guinea Ecuatorial: Obiang niega la tortura y el encarcelamiento de opositores
...leer más...

Donación de órganos en Marruecos, el camino es largo, no lento
...leer más...

La Unión Europea advierte sobre la crisis en la República Centroafricana
...leer más...

Disturbios y agresiones tras el anuncio del resultado de las elecciones locales en Costa de Marfil
...leer más...

El Primer Ministro italiano visitó Etiopía y Eritrea tras la paz
...leer más...

Funcionarios de Abyei instan a los estudiantes a formarse en el campo de la salud
...leer más...

La doctora Fatma Gueunoune deplora la falta de voluntad de las autoridades senegalesas en la lucha contra el cancer
...leer más...

El RHDP del presidente Ouattara vence en las elecciones locales de Costa de Marfil
...leer más...

Frelimo vence las municipales de Mozambique en 44 de los 53 municipios
...leer más...

La Unión Africana analiza oportunidades y retos relacionados con nuevas tecnologías
...leer más...

El Consejo Constitucional de Camerún desestima las impugnaciones a las elecciones
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Guerra civil y catástrofe humanitaria. Nigeria, 1967-1970, por Omer Freixa
...leer más...
El valor de una refinería…, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
CAN 2019: Los primeros clasificados, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Guinea Ecuatorial: medio siglo de desesperanza, por Omer Freixa
...leer más...
Ola de calor “tropical”, o cuando se llaman las cosas por su nombre, por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

-

Echeverría Mancho, José Ramón

A José Ramón siempre le han atraído el mestizaje, la alteridad, la periferia, la lejanía… Un poco las tiene en la sangre. Nacido en Pamplona en 1942, su madre era montañesa de Ochagavía. Su padre en cambio, aunque proveniente de Adiós, nació en Chillán, en Chile, donde el abuelo, emigrante, se había casado con una chica hija de irlandés y de india mapuche. A los cuatro años ingresó en el colegio de los Escolapios de Pamplona. Al terminar el bachiller entró en el seminario diocesano donde cursó filosofía, en una época en la que allí florecía el espíritu misionero. De sus compañeros de seminario, dos se fueron misioneros de Burgos, otros dos entraron en la HOCSA para América Latina, uno marchó como capellán de emigrantes a Alemania y cuatro, entre ellos José Ramón, entraron en los Padres Blancos. De los Padres Blancos, según dice Ramón, lo que más le atraía eran su especialización africana y el que trabajasen siempre en equipos internacionales.

Ha pasado 15 años en África Oriental, enseñando y colaborando con las iglesias locales. De esa época data el trabajo del que más orgulloso se siente, un pequeño texto de 25 páginas en swahili, “Miwani ya kusomea Biblia”, traducido más tarde al francés y al castellano, “Gafas con las que leer la Biblia”.

Entre 1986 y 1992 dirigió el Centro de Información y documentación Africana (CIDAF), actual Fundación Sur, Haciendo de obligación devoción, aprovechó para viajar por África, dando charlas, cursos de Biblia y ejercicios espirituales, pero sobre todo asimilando el hecho innegable de que África son muchas “Áfricas”… Una vez terminada su estancia en Madrid, vivió en Túnez y en el Magreb hasta julio del 2015. “Como somos pocos”, dice José Ramón, “nos toca llevar varios sombreros”. Dirigió el Institut de Belles Lettres Arabes (IBLA), fue vicario general durante 11 años, y párroco casi todo el tiempo. El mestizaje como esperanza de futuro y la intimidad de una comunidad cristiana minoritaria son las mejores impresiones de esa época.

En la actualidad colabora con la Fundación Sur, con la Fundación Fabre, para dar clases de castellano a un grupo de africanas, y forma parte del grupo Pax Romana/Solasbide.

Ver más artículos del autor

Tribus y naciones en la Iglesia africana
19/06/2017 -

Leí la notica en Religión Digital el 10 de junio. La publicó también el periódico católico francés La Croix y apareció en el blog de Sandro Magister, “Settimo Cielo”, en el italiano L’Espresso. Hasta la BBC la creyó importante, y titulaba el 12 de junio: “El papa pide obediencia a los sacerdotes de Nigeria en el asunto del obispo de Ahiara”. Ahiara es una de las seis diócesis sufragáneas de Owerri, en el sureste de Nigeria. Cuatro de ellas, incluida Ahiara, se encuentran en el Estado de Imo (del que Owerri es la capital) y dos en el vecino Estado de Abia. El Papa Francisco había dado de plazo a los sacerdotes de Ahiara hasta el 9 de julio para que cada uno escribiera una carta personal pidiendo perdón y aceptando como obispo a Peter Okpaleke, nombrado por Benedicto XVI en diciembre de 2012, y que los sacerdotes seguían rechazando en junio de 2017. ¿Razón? Religión Digital explicaba: “Por el simple motivo de que no pertenece a la etnia mayoritaria en la diócesis, los Mbaise, de la que era el anterior prelado, Victor Chikwe, sino a la etnia ibo, de la zona sureste”.

En realidad también los “mbaise” pertenecen a los “igbo” (o “ibo” como se les suele llamar en nuestros días). Pero el pequeño error de Religión Digital es comprensible. A las personas de cierta edad, nombres como Owerri, Port Harcourt, Ogu-Ukwu, Onitsha… nos recuerdan la “guerra de Biafra”, la guerra civil nigeriana (1967-1970), presentada a veces de manera muy simplista como la guerra de los igbo del sureste de Nigeria por su independencia. Más que de “igbo” habría que hablar de “grupos igbo parlantes”. El escritor igbo Chinua Achebe explicaba que la idea de “ibo” como etnia había comenzado a desarrollarse durante la descolonización y la guerra de Biafra. Todavía hoy “ibo” suele referirse a un conjunto de pueblos (unos 25, entre ellos los Mbaise) que habitan en siete estados del Sureste de Nigeria. Comparten, con variantes, una misma lengua y cultura. Pero, como ocurre a menudo, las diferencias locales pueden tener mayor peso identitario. Así los ibos de Ahiara, en el Estado de Imo, se consideran ante todo mbaise. Mientras que los habitantes de Anambra, estado colindante al norte, tienden a identificarse sencillamente como “ibo”. Y de ahí la explicación de Religión Digital: el clero “mbaise” de Ahiara no quiere como obispo a un “ibo” de Anambra.

Los mbaise rechazan la acusación de tribalismo y aducen ser objeto de discriminación por parte de las autoridades católicas. Proporcionalmente, Ahiara es probablemente la diócesis más “católica” de Nigeria, puesto que son católicos casi el 80% de los 700.000 mbaise de su territorio. Cuenta con 73 parroquias, 135 sacerdotes, 150 religiosos y religiosas y unos 150 seminaristas. Y según el Profesor Edward Oparaoji, científico mbaise residente en Estados Unidos, “más del 20% de los sacerdotes han conseguido doctorados universitarios”. Y hace notar que no es normal que mientras la diócesis de Onitsha (la mayor ciudad del estado de Anambra) ha dado 15 obispos, sólo 4 obispos han salido de Owerri (capital del Estado de Imo) y ninguno de Ahiara (la ciudad más mbaise del Estado de Imo).

La historia del nombramiento de obispos en la Iglesia católica es bastante compleja. Durante siglos el clero local nombraba al obispo, el cual tenía que ser aceptado por los obispos vecinos y por el obispo de Roma. En la Alta Edad Media los poderes laicos interfirieron a menudo en los nombramientos, lo que condujo a la “Querella de las Investiduras” (1075-1122) entre los papas y los reyes del Sacro Imperio Romano Germánico. Hasta el siglo XIX algunos reyes y estados podían nombrar a obispos o al menos vetarlos. La “Ley de Garantías” del italiano Camillo Cavour en 1871 así como la ley francesa de 1905 que separaba la Iglesia y el Estado, marcaron el triunfo del sistema actual en el que es el Papa quien nombra directamente a los obispos. Es el sistema que en los tiempos modernos han conocido los católicos africanos. Y en un continente en el que la presencia colonial abrió la caja de pandora de las divisiones tribales, ese sistema puede ser, pero sólo si es aplicado correctamente, eminentemente constructivo.

El 13 de junio, Ignatius Kaigama, arzobispo de Jos y presidente de la Conferencia episcopal de Nigeria, intentaba convencer a los sacerdotes de Ahiara en estos términos: “El Papa no es italiano, es de Argentina. Su predecesor es de Alemania y Juan Pablo II era de Polonia. Y los italianos, y el mundo entero los ha aceptado. Así es la Iglesia Católica”… “Yo mismo vengo de la diócesis de Jalingo. El obispo de Yola es de Maidugiri, el de Maidugiri es de Jos. El actual obispo de Bauchi es de Shedam, y el de Shedam es de Jos”…”Y esa mezcla es muy positiva para nuestra Iglesia, que es universal”. Luego, refiriéndose al secreto y a la confidencialidad del proceso de los nombramientos añadía: “La Iglesia sabe lo que es bueno para la Iglesia. La Iglesia católica tiene una tradición de más de 2000 años nombrando obispos, creando diócesis y haciendo lo que es bueno para la Iglesia”.

Se diría que Ignatius Kaigama desconoce la historia real de la Iglesia, sus problemas recurrentes de etnias y de nacionalidades, y no sólo en África, así como las ocasiones en las que el sistema que él describe de “secreto y confidencialidad” no ha dado resultados. En España, desde donde escribo, cuando el catalán Jaime Font Andreu fue nombrado en 1950 obispo de la recién creada diócesis de San Sebastián, dos comisiones fueron a visitarle a Zamora, en donde era obispo desde 1944. Una, de la Diputación Foral de Gipúzcoa, para darle la bienvenida. Otra, dirigida por D. José Aramberri coadjutor de la localidad de Rentería, pare sugerirle que renunciara a su nombramiento por no ser vasco. “Volem bisbes catalans” (Queremos obispos catalanes) fue el slogan de una campaña catalanista de 1966-67 cuando el vallisoletano Marcelo González Martín fue nombrado coadjutor con derecho a sucesión del arzobispo de Barcelona Gregorio Modrego y Casaus. Esta semana, del 12 al 14, se ha reunido de nuevo el Consejo de Cardenales que ayuda al papa Francisco a renovar las instituciones de la Iglesia. Tarea urgente ahora que cada día se destapan más trapos sucios y nombres de obispos aparecen a diario en la prensa. Porque fue el sistema “secreto y de confidencialidad” del que salieron, por ejemplo los obispos que se opusieron a Oscar Romero, el arzobispo salvadoreño asesinado el 24 de marzo de 1980…

El viernes 16 de junio Sahara Reporters, una agencia online con base en New York para promover los derechos humanos en Nigeria, anunciaba que los sacerdotes de la diócesis de Mbaise habían pedido ayuda al millonario hombre de negocios y gobernador del Estado de Imo, Rochas Anayo Okorocha, para evitar la suspensión anunciada por el Papa. Si quiere ayudar a resolver el problema de Ahiara, Ignatius Kaigama tendrá que reconocer primero la compleja humanidad de nuestra Iglesia.

Ramón Echeverría

Ramón Echeverría

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- El cristianismo en el continente africano

- El mito de una Iglesia africana "fiel", por José Carlos Rodríguez Soto

- Los Papas en los inicios de la Trata Negrera , Por Ildefonso Gutierrez Azopardo

- Respuesta cristiana a la visión globalizadora del hombre y de la sociedad desde la Doctrina Social de la Iglesia, Por Jerónimo González Hernando

- Entrevista a Monseñor Thomas Kaboré, obispo de Kaya, Burkina Faso: “Las mujeres son muy influyentes en la Iglesia católica de Burkina Faso” (programa de radio: Africanía)


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios