En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...
La influencia de la globalización en la cultura sudafricana: La música sudafricana híbrida negra , por Lucía Acosta Hurtado
...leer más...
Aproximación ideológica sobre lo afrovenezolano en la historiografía venezolana : una mirada antropológica por Meyby Ugueto-Ponce
...leer más...
Ocupación del espacio y Usos de los recursos naturales en el Alto Atlás marroquí : el caso de los agro-pastores bereberes Aït Ikkis y el agdal del Yagour. por Pablo Domínguez
...leer más...
Ruanda: Las causas profundas que dificultan el relanzamiento de la agricultura, por Charles Ndereyehe
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El nigeriano Akinwumi Adesina Premio Mundial de la Alimentación
...leer más...

La secretaria general de la Francofonía deplora la escalada de violencia en Togo
...leer más...

Guinea Ecuatorial anuncia acuerdos para relanzar la producción de petróleo
...leer más...

El abogado norteamericano Reed Brody en Gambia para ayudar a las víctimas de Yahya Jammeh
...leer más...

La familia Gupta fue investigada por las autoridades de los Estados Unidos y el Reino Unido.
...leer más...

Un buque científico angoleño explorará los ecosistemas marinos del país
...leer más...

Dos muertos en Uganda en las nuevas protestas cotra el gobierno
...leer más...

Los separatistas anglófonos cameruneses podrían acercarse a los secesionistas de Biafra
...leer más...

El sector turístico es el más afectado por la incertidumbre política en Kenia
...leer más...

Una camerunesa aceptada en la Academia Francesa de Farmacia
...leer más...

La ciudad colombiana de Cali, sera sede del Tercer Coloquio Internacional Afrodescendiente
...leer más...

La ONU retira a su personal de Malaui por miedo a… ¿los vampiros?
...leer más...

15.000 árboles plantados en Goma, RD Congo, en 4 meses
...leer más...

El estadio Leopold Senghor de Dakar será renovado
...leer más...

Una ONG nigeriana protesta contra una estatua de Jacob Zuma en la ciudad de Owerri
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, actualmente escribe en el blog "En clave de África" en el Periódico de Catalunya" y en Periodista Digital y trabaja en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Ver más artículos del autor


El informe de la ONU sobre derechos humanos en Centroáfrica deja un balance aterrador de 2003 a 2015, por José Carlos Rodríguez Soto

15 de junio de 2017.

Hace un par de semanas se presentó un extenso informe de la ONU sobre los casos más graves de violaciones de derechos humanos cometidos en la República Centroafricana de 2003 a 2015. El documento, de casi 400 páginas, deja un balance aterrador de lo que los centroafricanos han sufrido a manos de dictadores, grupos armados, rebeldes de distinto pelaje y hasta fuerzas internacionales que supuestamente llegaron al país para protegerlos. Si tienen tiempo, este es el enlace donde se lo pueden descargar

Los 13 años cubiertos por el “Projecto Mapping 2003-2015” han estado marcados por una sucesión de crisis políticas graves en las que se han sucedido conflictos armados entre gobierno y grupos rebeldes, y también entre los propios grupos armados cuyas alianzas y rivalidades cambian de la noche a la mañana. Las víctimas han sido los civiles, sobre todo los más vulnerables como las mujeres y los niños que han sufrido desplazamientos forzados, incendios en sus poblados, masacres indiscriminadas, saqueos, reclutamiento forzoso de menores, violencias sexuales, torturas y un largo catálogo de horrores. En la República Centroafricana no se respeta ni a los trabajadores humanitarios ni a las instituciones religiosas, y aunque el informe solo cubre hasta finales del año 2015, los abusos siguen en todo el país sin visos de que el conflicto vaya a tener arreglo a corto plazo.

Esta investigación, que llevo siete meses, se realizó para llevar a la práctica una de las conclusiones acordadas tras el Foro de Bangui, que reunió a unos 600 centroafricanos a primeros de mayo de 2015. Consuela saber que a veces estas reuniones sirven para algo. Aunque las conclusiones no tienen carácter judicial, sí que podrán servir de base para ayudar a las autoridades en investigaciones futuras que realice la Corte Penal Especial, que durante estos días se está terminando de poner en marcha en la capital, Bangui, y que juzgara a los autores de los crímenes más graves cometidos en Centroáfrica. En este país, como en muchos otros de África, ha habido demasiados casos de criminales responsables de la muerte de muchas personas que terminan siendo ministros o asesores presidenciales. Terminar con este ciclo de impunidad es indispensable para prevenir nuevos ciclos de violencia y abusos.

Este informe dedica una atención especial a las violencias sexuales, un abuso especialmente repugnante que es utilizado sistemáticamente por grupos armados para sembrar el terror, humillar a las comunidades rivales y afirmar la crueldad de los combatientes. No hay ni un solo grupo en conflicto que esté libre de culpa, pero por desgracia los crímenes de carácter sexual son los que menos se denuncian. Según el informe, solo en el año 2015, los trabajadores sociales de las ONG, del gobierno o de Naciones Unidas, han documentado algo más de 29.000 casos de personas (en su mayoría mujeres) que han denunciado casos de abusos sexuales, sobre todo de violación, matrimonios forzados y esclavitud sexual. El 44 por ciento de estos casos fueron de violaciones realizadas por varios hombres armados a la misma mujer, casi siempre en presencia de los miembros de su familia.

A la hora de escribir estas líneas, Centroáfrica está aún muy lejos de conseguir una situación de seguridad que permita que las victimas puedan expresarse. El dia que esto suceda, otra institución prevista por el Foro de Bangui, la Comisión Verdad, Reconciliación y Reparación, tendrá que dar voz a todos los que han sufrido abusos para que puedan expresarse libremente y ver justicia realizada. No se puede olvidar que hacer justicia es una de las condiciones esenciales para sanar las heridas de un conflicto cuando una sociedad desgarrada intenta estabilizarse.

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios